PeriodistaHoracioPagani.jpg

1994: cuando Horacio Pagani ha expuesto por primera vez en la Argentina

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Periodista Horacio Pagani

Fotos: Archivo Pagani Automobili y Exoticar

Hace 1 día, la compañía propagó las primeras fotografías oficiales de estos ejemplares. El Zonda 001 ha completado el procedimiento de restauración de los programas llamados “Pagani Rinascimento” y “Pagani Puro”.Además de la escultura, en el video se puede observar una recorrida completa al Museo Colección Gómez, colocado en el barrio El Golf, de Nordelta. Otra de las novedades que se estima es una impresionante mesa construida con las piezas de un motor Mercedes-Benz V12, como el que ha impulsado a los primeros Pagani .

El miércoles 23 de enero Pagani Automobili, la automotriz de Italia del argentino Horacio Pagani, ya prueba los primeros prototipos del Huayra exclusivo para pista. sería el sucesor del famoso Zonda Revolución: una versión extrema para gozar en circuitos y reservada sólo para clientes especiales.

Parece embuste, pero desde que me anoticié, así como al pasar, ya van veinte años , que un tal Horacio Pagani de Casilda , lanzaba su superdeportivo Zonda, fabricado en Módena . Por entonces, mi trabajo y vida social estaban algo apartados de una de mis grandes fervores: los autos. Aunque ya me preparaba para volver a la industria combinando las dos actividades, me consagraba al cine publicitario, por lo que no estaba siguiendo minuto a minuto sus noticias puesto que maduraba en mi mente la idea original de lo que finalmente se convertiría en el programa de televisón “Planeta Camión”.

Por entonces, había modificado las revistas que adquiría y leía. De los autos he pasado al mundo audiovisual y me deleitaba con “American Cinematographer” o “Cinefex”, ya que me había especializado en diseño y producción de arte audiovisual. Solo he prestado atención a la novedad, a causa de lo singular y atractivo que era el Zonda; y que a su diseñador-constructor lo había conocido -de casualidad- unos años previamente en Buenos Aires, durante una exposición que no era esencialmente de autos. Allí me ha contado qué hacía y dónde trabajaba.

Esta narración tardía observación es originado a causa de un algo que he hecho en la excelente nota que le ha realizado Dominico Savio Lee a Horacio Pagani la semana pasada, en el Salón de Ginebra 2019. Como C.C. y otros han acotado en las observaciones de esa nota-y adicionalmente interrogaron algo- acordé ampliar la anécdota y caracterizar con más rigor aquellos tiempos, protagonistas y lugares.

Horacio Pagani es un periodista deportivo de gráfica, de radio y televisión de Argentina.

Supongo que ha sido a mediados de los ’90 , cuando una exposición fue planeada por única vez en el Predio Ferial de Palermo , llamada algo así como “Italia-Argentina”, donde empresas de allá y de acá mostraban lo que hacían en innumerables rubros.

Por otra parte, -¿Qué le ha hecho tomar la determinación de abandonar la Argentina para cumplir su sueño y qué impedimentos ha tenido para concretarlo?

Ha sido un magno y elegante cocoliche, donde se podían observar desde marcas de pasta, o refinados ingredientes de cocina y vinos; hasta maquetas de helicópteros Augusta, o ferrocarriles diseñados por Pininfarina. Era la Italia potencia económica e industrial, que se mostraba al mundo, aún ya habiendo explotado el escándalo denominado “Mani Pulite” y siendo presidente Silvio Berlusconi, mientras acá en esos días campeaba el menemismo, apuntando hacia su segundo mandato.

O sea, puro humo: puesto que a la Argentina la esperaban la desinversión y falta de trabajo, y a Italia un serio blanqueo y descenso relativo en el ranking mundial. Todo un largo tema para charlar, y para contrastar, que mantiene hasta hoy una absoluta vigencia.

La cosa ha sido que la expo tenía altibajos y no estaba resultando muy entretenida. Explotaba de stands de actuación muy lujosos, con muchas maquetas de aviones o gigantografías de ruinas romanas. Sobraban funcionarios, o agregados culturales de embajada conversando con las elegantes promotoras, pero no había fierros. Mucho cóctel vip dentro de los stands, mientras los visitantes, como peregrinos sin rumbo, éramos ignorados.

Así deambulábamos, cansinamente, muy acalorados -con el suéter anudado al cuello, estilo Capusotto– y con una ristra de bolsas llenas con pesados folletos de empresas de ingeniería civil, que hacían diques. Por allí observabas un camión Iveco o alguna moto, pero no mucho más.

Todo modificó cuando, allá a lo lejos, despegando unos pocos centímetros del piso, en un pequeñísimo stand estaba estacionado un Lamborghini Diablo 30 Aniversario, color púrpura. ¡Asombroso, que no era frecuente estar en presencia de algo así, no se podía creer ! Le hemos dado varias vueltas, tenía que grabarse esa imagen y esa proximidad.

Ahora recuerdo por qué no llevaba la cámara fotográfica conmigo. El peso de mi equipo réflex Pentax era relevante y en una expo uno quedaba normalmente sobrecargado de papeles y bolsas, así que he sido ligero a Palermo. Lo siento, muchachos, pero mis fotografías del auto, y de aquel joven Horacio Pagani, se las debo. En un bolsillo solo llevaba mi Movicom Phillips Isis .

Pero, ¿quién era Horacio Pagani? El único con ese nombre conocido acá, por aquél entonces, era un periodista que escribía muy bien para Clarín sobre deportes y veladas de box en Las Vegas. Antes de que interpretara a ese irascible personaje comentarista de fútbol devenido en representante de Riquelme, eso ha sido mucho.

Horacio Pagani es un periodista deportivo de gráfica, de radio y televisión de Argentina.

El Horacio Pagani que nosotros hoy hemos seguido, y que se ha transformado en un embajador de lujo para los argentinos que admiramos el arte y la tecnología, era el único y cordial recepcionista de ese raro y despojado sitio, con un coche impresionante en el centro, y rodeado de mostradoras con maquetas de otros superdeportivos. No recuerdo identificación o logo que lo coronara, así que nunca he sabido bajo qué marca estaba expuesto. Observado el auto, y quedándonos muy cerca del mismo, un grupo de personas comenzamos un diálogo con esa persona, tan cordial y dispuesto a contar cada detalle del Diablo.

Para la mayoría de la gente, y para uno mismo, cualquier coche es una escultura, y como tal la percibimos; pero para quienes traíamos formación en diseño industrial había algo más: la posibilidad de desmembrar al coche como producto y separarlo por partes producidas industrialmente.

Ese accesible y empático Horacio Pagani te contaba o respondía todo, absolutamente todo lo quisieras saber. Eso lo distinguió siempre. Puede mostrarte el detrás de escena de lo excelso que hace, ya que es generoso transmitiendo conocimiento. Lo suyo no es información o argumento de venta: es una contundente demostración de su fervor y dedicación para mejorar lo que ya existe, y ponerlo más allá.

Cuando te cuenta su viaje, por eso, se entusiasma. Y ese viaje que tantas veces ha contado, nos lo ha relatado allí por primera vez para nuestro asombro. Allí estaban su destreza con las manos, su pasado proyectando autos de fórmula para su hermano piloto, su admiración por Oreste Berta, su encuentro con Fangio y la recomendación por carta que el Quíntuple le ha hecho para que se le abriesen las puertas de Europa. Todo lo que ya sabemos.

Como era Lamborghini por entonces, también hemos recorrido bajo su guía el Lambo, y al darle una vuelta se detenía ante cada detalle hablando sobre la tecnología de fabricación, materiales, escalas de producción y los innumerables impedimentos de trabajar en una empresa chica y empobrecida.

Estaba en un rincón, olvidada, si bien ya formaba parte de Chrysler. Y con serias restricciones para recibir inversión en investigación y desarrollo. A eso justamente se consagraba Pagani, que ya tenía en su haber el ensayo y prototipado de un Countach construido en materiales compuestos, mejorando su desempeño, pero disparando sus valores de producción a dimensiones imposibles de ponerlo en fábrica. La empresa le había vetado la incorporación de dos autoclaves para sanar las piezas de carbono de producción, así que se la ha jugado y solicitó un préstamo para comprar él mismo los artefactos, y volverse al mismo tiempo tanto usado como proveedor de la casa de Sant’ Agata Bolognese. Ha habido dos alumbramientos entonces: la Edición Especial del Lamborghini Diablo, y al mismo tiempo Modena Design, la empresa madre de Pagani Automobili.

Los primeros Pagani no tenía motores Mercedes-AMG, como en la actualidad. Eran más sencillos propulsores Mercedes-Benz de 12 cilindros, con 6.0 litros y 450 caballos de potencia. Sin embargo, desde el primer día, los Zonda se han distinguido por sus chasis y carrocerías completamente fabricados en fibra de carbono y otros materiales compuestos.

Como ejemplo, rescato el diálogo acerca del diseño de los grupos traseros de luces del Lamborghini Diablo . Hacer un diseño propio de luces sea en Lamborghini o en Metalsur no estaba al alcance de esas empresas chicas, y tenían que arreglarselas con lo que el mercado de reposición brindaba. Diseño desde la carencia.

Terminado el meticuloso recorrido alrededor del Diablo, ha venido el diálogo sobre esas espectaculares maquetas que dije en las observaciones de la nota de la semana pasada.

Allí, directamente he alucinado.

Horacio, muy suelto de cuerpo, nos comentaba que los fines de semana, o durante las vacaciones, hacía esas maquetas con diseños de superautos. Eran unas actuaciones en escala 1:5, 1:4 y 1:10 de sus futuros proyectos. Nunca había observado algo así en esa medida, y tan livianas, talladas en espuma de poliuretano rígido, a lija, con una terminación superficial que las dejaba listas para ensayos aerodinámicos, o para pintarlas con la misma calidad que un coche real.

Este genio que había aterrizado en la Tierra, junto con su Lambo, nos ha contado que días antes de la expo había llevado al coche al Autódromo para una sesión de fotografías, y nos señalaba que a causa de su baja estatura no alcanzaba a tener una buena visibilidad hacia adelante . Sin sarcasmo, y con profunda reflexión, nos remarcaba el especial nicho de mercado al que apuntaba un producto así: gente que ya tenía los mejores autos y que estaba en una fase de alcanzar lo exótico. Para ellos diseñaban en Lamborghini. Conocían bien las naciones árabes ya que habían adquirido el Lamborghini LM002, proyecto en el que un jovencísimo Horacio Pagani ha estado, cuando ha llegado a Italia en 1983. Ese bruto todo terreno V12, nacido militar, se ha construido sobre la base de un Countach. Ha sido la punta de lanza para tender un puente de autos cada vez más extremos hacia el Medio Oriente petrolero.

Todo eso ha servido para asfaltar el sendero de los futuros Zonda y Huayra. Pero esa historia recién empezaría en 1999.

La exposición ha terminado allí, para mí. No recuerdo más nada. El tiempo fue detenido. En algún momento, Pagani fue llevado a conversar con alguien, o le han presentado a alguna personalidad. No dudo que hubiéramos seguido charlando de no haber interrupciones. Sólo mantengo una tarjeta personal que me dio y que atesoro como un souvenir prehistórico.

Qué cordial que ha sido conmigo.

Haber hallado esa vez a un hombre visonario como Horacio Pagani, conversar con él, y luego observar en retrospectiva todo lo que consiguió, fue para mí una permanente retribución. Me reconforta poder escribir y contarles esto; fue muy significativo para mí ese breve encuentro. Satisfacción de compartirlo.

Fuente: Auto Blog

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Argentina, United States, Italy

Cities: Palermo, Modena, Las Vegas, Buenos Aires

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>1994: cuando Horacio Pagani ha expuesto por primera vez en la Argentina
>>>>>Pagani celebró sus 20 años con la restauración del Zonda 001 – March 04, 2019 (Auto Blog)
>>>>>>>>>Pagani Automobili celebrará sus 20 años en el Salón de Ginebra – February 26, 2019 (Auto Blog)
>>>>>>>>>>>>>El viejo Toyota Corolla de Horacio Pagani se convirtió en una escultura de su mano – February 12, 2019 (Auto Blog)
>>>>>>>>>>>>>>>>>Dos décadas de Pagani – February 01, 2019 (Parabrisas)
>>>>>>>>>>>>>Fiesta en La Fortaleza: Oreste Berta celebrará los 50 años de la Hazaña de Nürburgring – February 18, 2019 (Auto Blog)
>>>>>Horacio Pagani: “Ningún cliente me lo pidió, pero vamos a hacer un auto eléctrico” – March 07, 2019 (Auto Blog)
>>>>>El Toyota de Pagani (convertido en escultura) ya se exhibe en el Museo Gómez de Nordelta – March 11, 2019 (Auto Blog)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 85 50 NONE 33 me: 5, Me: 3, mí: 3, (tacit) yo: 22
2 Horacio Pagani 190 35 PERSON 21 (tacit) él/ella (referent: Horacio_Pagani): 1, los primeros Pagani: 1, Pagani_Automobili: 1, Pagani: 3, (tacit) él/ella (referent: Horacio muy suelto de cuerpo): 1, un jovencísimo Horacio_Pagani: 1, la (referent: Pagani): 1, Los primeros Pagani: 1, (tacit) él/ella (referent: Pagani): 1, Ese accesible y empático Horacio_Pagani: 1, (tacit) él/ella (referent: un jovencísimo Horacio_Pagani): 2, Horacio muy suelto de cuerpo: 1, Horacio_Pagani: 4, aquel joven Horacio_Pagani: 1, (tacit) él/ella (referent: Ese accesible y empático Horacio_Pagani): 1
3 nosotros 45 40 NONE 17 nos: 6, (tacit) nosotros: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 9, nosotros: 1
4 Italia Era la 0 140 PERSON 5 Era_la_Italia potencia económica e industrial aún ya el escándalo denominado Mani_Pulite y siendo presidente Silvio_Berlusconi: 2, la (referent: Era_la_Italia potencia económica e industrial aún ya el escándalo denominado Mani_Pulite y siendo presidente Silvio_Berlusconi): 1, Italia: 2
5 autos 200 0 NONE 5 los mejores autos: 2, autos: 1, los autos: 2
6 todo 0 0 NONE 5 todo: 2, Todo: 3
7 0 0 NONE 5 te: 3, (tacit) tú: 2
8 Horacio Pagani 420 270 ORGANIZATION 4 El Horacio_Pagani y: 3, lo (referent: El Horacio_Pagani y): 1
9 eso 40 0 NONE 4 Eso: 2, eso: 2
10 tarjeta 0 75 NONE 3 una tarjeta personal: 3