El mayor error en la historia de la fertilidad: “Me han robado la posibilidad de dar a luz a mi propio hijo”

Por: SentiLecto

Cuando le han comunicado, anni Manukyan no daba crédito que el hijo que tanto quería tener vino al mundo en el cuerpo de otra mujer. A.P. una neoyorquina de origen asiático que prefirió tapar su nombre por pudor, lo ha gestado y lo ha parido el pasado 30 de marzo, persuadida de que los dos nenes que llevaba dentro eran suyos y no de otras dos parejas, como las pruebas de ADN han demostrado poco después.

Tanto la neoyorquina como su conyuge han presentado una demanda hace unos días en contra de la clínica de fertilidad a la que han acudido con la esperanza de tener bebés, CHA Fertility, un centro de reproducción asistida de altos vuelos de Los Angeles al que acusan de haber confundido los embriones de al menos tres familias y haber creado un daño emocional irreparable.

Han tenido dos hijos, ninguno con características asiáticas, lo que ha hecho saltar las alarmas, y ahora se quedaron con las manos vacías y un trauma de largo alcance. Es la misma vía a la que recurrieron los Manukyan, Anni y Ashot, que el miércoles han presentado una demanda en contra de la misma clínica por los efectos negativos de la imprudencia médica y por el estrés generado, una pareja de armenios residente en Glendale, California. Después, en una rueda de prensa con varios medios de Estados Unidos, informaron el drama que han tenido que afrontar por este devastador error en cadena.

Visiblemente afectada, Anni Manukyan, a la que adicionalmente le han implantado el embrión de otras personas durante su tratamiento para quedarse embarazada. ha indicado: “CHA me ha robado la posibilidad de idear a mi propio hijo”. La demanda asegura que la han inseminado con al menos un embrión que no era suyo, además de romper otro perfectamente sano sin explicación ni autorización por parte de la familia. El documento legal informa: “En otras palabras: A Anni la han inyectado, contra su voluntad, con el esperma y el óvulo de un hombre y una mujer que son totalmente desconocidos para ella”.

Hace 11 meses, el tratamiento ha fracasado del año pasado pero la pareja no ha cejado en el empeño. Hace 1 año, lo volvieron a pretender, con el consiguiente desembolso económico y los dolores derivados de más inyecciones de hormonas y tratamientos con varios medicamentos, en octubre de 2018. Adicionalmente, en esa segunda tentativa ha desarrollado células precancerosas en el útero, poniendo más presión sobre la pareja.

Hace 4 meses, mientras, al otro lado de la nación, una desconocida daba a luz a su hijo. Seis semanas más tarde, ha podido cargarlo en sus brazos. Ante los periodistas mencionó: “¿Quién quiere conocer a su hijo en la recepción de un hotel?”. “Me ha partido el corazón. Ha sido terrible”.

A pesar de las pruebas de ADN, recobrar a su hijo no ha sido una diligencia sencilla. La gestante en Nueva York ha querido quedarse con el bebé tras el descontento de saber que no era suyo. Ni él ni la otra criatura que ha dado a luz ese mismo día, fruto del embrión de otra tercera pareja de la que todavía no hay noticias. Es probable que ni siquiera estén enterados de la situación.

En los documentos legales, la pareja figura como A.P. y Y.Z. para minimizar “el pudor y degradación” que supuso el dar a luz a dos nenes sin característica asiática alguno. Esa primera y más que evidente sospecha de que algo estaba mal dio paso a una prueba de ADN que ha confirmado sus peores miedos.

Durante las primeras semanas de vida del bebé, la pareja de origen asiático se hizo cargo del nene, que ha nacido de forma prematura. Finalmente, un juez le ha otorgado la custodia a los Manukyans, que en total invirtieron 125.000 dólares entre tratamientos de fertilidad y letrados.

“Cada día es una pelea para ellos”, explicAdam Wolf que tilda este error insólito como “una de las peores catástrofes relacionadas con embriones en la historia estadounidense”. Adam Wolf es su letrado. Adam Wolf es su letrado. Aún no quiso dar, sin embargo, la cantidad millonaria que van a reclamar en calidad de retribución por daños y perjuicios. “No hay cantidad de dinero que pueda recompensar lo que pasó esta familia”, se limita mencionar.

“El centro demandado no reconoció su culpa en el caso Wolf es letrado especialista en casos legales de clínicas de fertilidad”, confirma Wolf. y que “lo único que hizo es tratar de borrar las críticas negativas que recibieron en internet”. De momento, ni una explicación sobre cómo han llegado confundir los embriones de tres familias. “No saben cómo ha pasado. Se rechazan a darnos detalles y lo único que hicieron fue tratar de encubrir las pruebas”, informa en un diálogo teléfonica. Hasta ahora, la clínica tampoco hizo declaración oficial alguna.

Ya previamente, el suceso de que las pruebas hubieran detectado que eran nenes lo que estaban gestando les ha extrañado puesto que les habían asegurado que solo se utilizaron embriones femeninos en el procedimiento. Según la demanda, el galeno lo atribuyó a un error de la ecografía y se mantuvo firme en su diagnóstico: darían a luz a dos nenas.

Wolf agrega: “Todo el proceder de CHA Fertility fue “insultante e irrespetuoso en cada paso”, inclusive en su forma de comunicarle a sus clientes que algo no estaba bien”. “Hace 3 meses, les han llamado para una prueba de ADN ” rutinario ” y que la jefa de operaciones del centro les ha asegurado que no había dificultad alguno”, confirma El letrado. Entre risas mencionó: “No se inquieten, sus embriones están perfectamente bien”.

Ahora, afortunadamente, se hizo amiga de la mujer que ha dado a luz a su hijo, una especie de madre surrogada azarosamente. “Es una mujer extraordinaria. Rezo por ella cada día”, ha indicado Manukyan, sin que se haya esfumado, no obstante, la percepción de vacío. “No he podido establecer esa relación con mi bebé desde el comienzo, no he podido cargarlo, tenerlo en mis brazos, sentirlo dentro de mí, amamantarlo. Ni cuando ha nacido, siquiera estaba allí. Me he perdido los primeros momentos de su vida. Cada día siento que la vida no va a ser igual de nuevo. Nunca”.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

Countries: United States

Cities: New York, Los Angeles, Glendale

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El mayor error en la historia de la fertilidad: “Me han robado la posibilidad de dar a luz a mi propio hijo”
>>>>>Una pareja da a luz a los hijos de otros tras el error de una clínica reproductiva – July 08, 2019 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Anni Manukyan 110 30 PERSON 7 Anni_Manukyan: 2, ella (referent: Anni): 1, (tacit) él/ella (referent: Anni_Manukyan): 2, la (referent: Anni): 1, Anni: 1
2 yo 15 20 NONE 7 me: 1, Me: 2, (tacit) yo: 4
3 hijo 0 0 NONE 5 el hijo: 2, su hijo: 3
4 Wolf 0 140 PERSON 4 Wolf (apposition: abogado especialista): 1, (tacit) él/ella (referent: Wolf): 2, Wolf: 1
5 las críticas negativas 15 0 NONE 4 (tacit) ellos/ellas (referent: las críticas negativas): 4
6 demanda 0 0 NONE 4 una demanda: 2, La demanda: 1, la demanda: 1
7 luz 0 0 NONE 4 luz: 4
8 pareja 0 0 NONE 4 la pareja figura: 1, una pareja: 1, la pareja: 2
9 embriones 120 0 NONE 3 embriones: 1, sus embriones: 1, embriones femeninos: 1
10 mujer 85 0 NONE 3 una mujer: 2, una mujer maravillosa: 1