El periplo espacial del nave de Japon Hayabusa 2

Por: SentiLecto

El astrónomo Rafael Bachiller nos descubre en esta serie los fenómenos más impresionantes del Cosmos. Temas de palpitante investigación, aventuras astronómicas y novedades investigadoras sobre el Universo analizadas en profundidad.

Después de recoger muestras en el meteorito Ryugu, la sonda espacial de Japon Hayabusa 2 ya emprendió su viaje de retorno a la Tierra. De momento la misión es un éxito y un alarde de la tecnología japonesa.

La agencia espacial de Japon ha lanzado la sonda espacial Hayabusa 2 hace ahora 5 años, concretamente el 3 de diciembre de 2014, con destino a Ryugu, un pequeño meteorito pedregoso. El viaje de ida ha durado tres años y medio y la sonda se ubicó en la órbita de Ryugu en junio de 2018.

Esta misión era la continuación de aquella primera Hayabusa que había sido lanzada en 2003 con la misión de recoger una muestra de otro meteorito, el Itokawa. Hace 9 años, a pesar que ‘ ‘ Minerva fue perdida en el espacio cuando se pretendió su aterrizaje, aquella misión ha sido un éxito : Hayabusa ha podido posar se sobre el Itokawa, realizar fotos de alta calidad y lo que es más maravilloso, ‘Minerva’ es el pequeño autómata que transportaba.

Con la Hayabusa 2, los japoneses quisieron aprovechar toda la tecnología desarrollada para aquella primera nave, en una misión más perfeccionada en la que también colaboraron las agencias de Francia y alemana dando un pequeño aterrizador . Esta vez, un proceso nuevo es planeado para recoger muestras del meteorito por medio del uso de pequeños proyectiles,.

Ryugu debe su nombre al dios dragón del mar de una leyenda de Japon. Ryugu es la diana de la Hayabusa 2. Es un meteorito de forma esferoidal de unos 875 metros de diámetro. Su composición, rica en carbono, es propicia para contener probables materiales orgánicos, y esto es de sumo interés para astrónomos y astrobiólogos.

El telescopio gigante ALMA obtuvo la imagen de una joven estrella binaria rodeada por una lazada de gas y polvo con forma de bretzel. Este sorprendente astro es un buen laboratorio para estudiar cómo planetas son formados en sistemas estelares múltiples.

Hace 1 mes, las naves más viajeras de la historia seguían dando alegrías a la NASA y haciendo honor a su nombre, el lunes 04 de noviembre. Lanzadas en 1977 con unas semanas de diferencia para explorar los planetas del Sistema Solar exterior, las gemelas Voyager 1 y Voyager 2 superaron con creces las expectativas más optimistas de los ingenieros y no sólo seguían volando, sino que ya salieron de la frontera teórica del Sistema Solar.

El meteorito caracteriza una órbita respecto del Sol de 473 días de tiempo que es relativamente parecida a la de la Tierra y a una distancia similar al Sol. Esto hace probable que ambos cuerpos se acerquen bastante en algunas oportunidades lo que facilitó enormemente la logística de la misión. Tiene unos atributos similares al meteorito Bennu, que es la diana de la misión OSIRIS-REx, aunque de medida mayor, Ryugu, que esta nave de NASA, lanzada en el 2016, ya se encuentra en órbita de Bennu y, como Hayabusa 2, también tiene como objetivo tomar muestras del meteorito. OSIRIS-REx va a realizar la recogida de regolito por medio del despliegue de un brazo retráctil y el retorno de la sonda a la Tierra se espera para septiembre de 2023.

En primer lugar, recordemos que aproximadamente la mitad de las estrellas de la cercanía solar forman parte de sistemas estelares múltiples, muchos de ellos binarios. Sabemos hoy que las estrellas binarias pueden tener planetas, y que estos planetas pueden ser de diferentes tipos: pueden orbitar muy próximos respecto de una de las estrellas o, sus planetas pueden orbitar mucho más lejos, respecto de ambas, cuando las dos estrellas de la pareja están muy próximas entre sí. Un par de docenas de estos objetos circumbinarios es conocido hoy , planetas que vinieron a hacer realidad al famoso Tatooine el planeta ficticio de la saga La guerra de las galaxias,.

En total, Hayabusa 2 transportaba cuatro mini-robots dedicados a la expedición del pequeño meteorito. Hace 1 año, los dos primeros han aterrizado sobre el meteorito; Hace 2 meses, de ese mismo año ha aterrizado MASCOT, en octubre, pero sólo ha estado operativo durante 17 horas; cuando pretendió separarse de la nave a principios del mes pasado, finalmente, el MINERVAII-2 ha tenido un fallo.

Los tres mini-robots japoneses de Hayabusa 2 son muy parecidos a aquel Minerva que ha transportado la primera misión y que fue perdido. Su forma, pequeños cilindros achatados, es similar a la de las populares cajas metálicas de galletas de Dandong y su masa es de apenas un kilo. Equiparán con células solares, cámaras y motores teledirigidos. Como el meteorito tiene una gravedad pequeñísima, estos mini-robots pueden inclusive despegar sobre su área y proyectarse a distancia siguiendo trayectorias parabólicas.

Hace 10 meses, cuando la propia nave Hayabusa 2 ha aterrizado muy brevemente sobre la área de Ryugu, la misión ha llegado a su punto álgido, ha disparado un pequeño proyectil de tántalo sobre el terreno y, gracias a un sistema colector, ha recogido parte del material del meteorito que había salido desprendido en la polvareda creada por el impacto. Hace 8 meses, ha realizado otro tiro en contra del meteorito creando un cráter, en abril y el 11 de julio ha realizado una segunda maniobra de muestreo para recoger material del subsuelo del cráter.

Todas estas maniobras se han desarrollado sin dificultades aparentes, por lo que cabe esperar que la sonda ha atrapado una buena cantidad del material de Ryugu. No obstante, no vamos a saber cuánto material se ha colectado hasta que la sonda regrese a la Tierra.

Hayabusa 2 volvió calentar motores para empezar su largo viaje de retorno, una vez que completó su misión, el 13 de noviembre pasado. A finales de diciembre se van a encender sus impulsores iónicos y va a poner rumbo a la Tierra, donde esperamos su llegada a finales del próximo año. Las muestras del meteorito Ryugu vienen embaladas en una cápsula de 40 centímetros de medida que será lanzada con un paracaídas en el campo de pruebas de Woomera .

A continuación, Hayabusa 2 va a seguir su curso por el espacio y va a quedar instalada en una órbita solar. Podría volver a usarse para sobrevolar otro meteorito a mediados de 2023, si la nave aún contiene gasolina suficiente para sus impulsores tal vez, pero esta probable prolongación de la misión todavía no está acordada.

Rafael Bachiller es director del Observatorio Astronómico Nacional y académico de la Real Academia de Doctores de España.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El periplo espacial del nave de Japon Hayabusa 2
>>>>>Un bretzel cósmico – November 17, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>La nave ‘Voyager 2′ lleva un año viajando por el espacio interestelar – November 04, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>2I/Borisov, el segundo cometa interestelar que visita nuestro sistema solar – October 14, 2019 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Hayabusa 0 0 PERSON 15 japonesa Hayabusa: 1, Hayabusa: 7, la Hayabusa: 1, la propia nave Hayabusa: 1, (tacit) él/ella (referent: la propia nave Hayabusa): 5
2 misión 85 0 NONE 9 la primera misión: 2, la misión: 2, La misión: 1, una misión: 1, aquella misión: 1, Esta misión: 1, su misión: 1
3 planetas 0 0 NONE 7 planetas: 4, los planetas: 1, estos planetas: 1, sus planetas: 1
4 asteroide 0 40 NONE 6 el asteroide: 3, un pequeño asteroide rocoso: 1, El asteroide: 1, otro asteroide: 1
5 Ryugu 0 30 PERSON 5 Ryugu (apposition: la diana de la Hayabusa): 1, (tacit) él/ella (referent: Ryugu): 1, Ryugu: 3
6 la Tierra 0 0 PLACE 5 la Tierra: 5
7 sonda 0 0 NONE 5 la sonda espacial: 2, la sonda: 3
8 nosotros/nosotras 0 0 NONE 4 (tacit) nosotros/nosotras: 3, nos: 1
9 esto 15 0 NONE 3 esto: 1, (tacit) esto: 1, Esto: 1
10 mini-robots 0 0 NONE 3 cuatro mini-robots destinados: 1, Los tres mini-robots japoneses: 1, estos mini-robots: 1