El CSKA de Sergio Rodríguez conquista la Euroliga

Por: SentiLecto

El CSKA campeón de Europa es la compensación al empecinamiento, al proyecto millonario que cada año llama a la puerta de la gloria, que tantas veces se dio de bruces con la derrota, pero que ya presume de ocho coronas continentales, el único que osa a perseguir al Real Madrid en la Historia. Tres años después de Berlín, se han reconciliado los moscovitas con el éxito, siempre bajo la sospecha del gatillazo, tantos rublos derramados. En el Buesa Arena, donde una semanas atrás han sellado su billete hacia su 16ª Final Four de los últimos 18 años, ha sido el rotundo golpe en la mesa. [83-91: Narración, que ha debido destronar primero al campeón para purgar sus lesiones y después sofocar la rebeldía del Anadolu Efes de Shane Larkin, ese diablo que no ha dejado tranquilo al CSKA en toda la noche, y estadística] Fue un ejercicio de concentración, de fe, de poderío. Es un vencedor rotundo el grupo de Dimitris Itoudis, que cuenta con un abanico de habilidades, entre ellos el de Sergio Rodríguez, el primer español en ganar la Euroliga con un equipo extranjero.

De entre todas las estadísticas que ha dejado el CSKA – Real Madrid, a Luka Doncic le ha llamado la atención especialmente una, el número de disparos libres que habían tenido los rusos: 42 frente a los 24 que han lanzado los blancos. Y así lo ha expresado el esloveno en su cuenta de Twitter, poco después de que su ex equipo cayese en las semifinales ante los rusos.

Para sofocar la revolución hacía falta un rodillo. Fuera ya los fantasmas, las manos trémulas de otras oportunidades. Pocas veces se ha plantado el CSKA con tanta decisión en una Final Four como en esta de Vitoria, un colectivo con persistencia, que consolidó a Itoudis ganando la pasada VTB tras el traspié de Belgrado. Esta vez sí, todo el curso remando hacia el Buesa, rumiando los errores anteriores, cuidando el mecanismo para que llegase en perfecto estado de revista a la hora de la verdad.

Danzaba Larkin en la presentación del Efes, así se prepara un genio para una cúspide como la final de una Euroliga. Movía sus pies cual púgil, espídico, listo para la pelea. Es la plenitud de la habilidad lo suyo y no ha tardado demostrar que en sus manos, esas que se lavaba compulsivamente de nene, estaban todas las opciones de los turcos. Aunque pronto respondió el CSKA, ha asestado ocho puntos en un suspiro. El perímetro iba a ser su gran aliado , atroz Higgins en su irrupción a pista.

“Puede que los árbitros nos hayan sacado del partido. Ellos se fueron muy pronto al tiro libre. No sé ni los que tiraron, un disparate. Pero no creo que hayamos perdido por eso”, ha asegurado Rudy Ferández, muy sereno a pesar de la desilusión.

Al Efes le ha costado no besar la lona en ese impás. Los rusos no hacían presos. Agregaban más fuego desde el propio Higgins también Hines. El propio Higgins es el banquillo. Al principio del segundo cuarto han estirado peligrosamente el hilo , pero el grupo de Ataman no ha caído al abismo. Ha hecho equilibrios, Simon le ha dado un respiro a Larkin para que volviese de nuevo con fuerza y se ha arrimado justo antes del descanso para mantener viva una final que era un puro placer para el espectador.

A la vuelta, con un triple de Simon, se ha consumado la remontada . Otra vez todas las piezas sobre el tablero, pero el CSKA ya ha mostrado su dureza mental. Y Higgins y Clyburn -designado MVP- son una pareja inigualable, como dos superhéroes en contra de lo que las balas rebotan. En contra de ellos no tenía más contestación el Efes, al que la defensa de Rusia cada vez dejaba menos resquicios. No podía contener a Larkin , a pesar del enorme trabajo de Hackett, pero se eliminó a Micic convenientemente. Micic es la otra pieza fundamental.

De Colo surgió en el último acto con cestos mortales, en caso de que Clyburn y Higgins hayan sido el martillo pilón. Esta vez el Chacho no ha tenido tanto protagonismo, pues Itoudis impidió emparejarle con Larkin. Contribuyó dos triples en 14 minutos en pista. Pero nadie duda de su estatus, reflejado en la ascendencia sobre el grupo, en la bandera española en la pista del Buesa que era pura felicidad por la segunda corona europea de su trayectoria.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Spain, Germany

Cities: Berlin

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El CSKA de Sergio Rodríguez conquista la Euroliga
>>>>>La crítica de Doncic: “¿42 tiros libres en una semifinal de Euroliga?” – May 17, 2019 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 CSKA 20 0 ORGANIZATION 6 El CSKA: 1, el CSKA: 5
2 Dimitris Itoudis 100 0 PERSON 5 (tacit) él/ella (referent: Itoudis): 2, Dimitris_Itoudis: 1, Itoudis: 2
3 Larkin 0 0 PERSON 4 Larkin: 4
4 Simon 20 0 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Simon): 2, Simon: 1
5 rusos 10 0 NONE 3 los rusos: 2, Los rusos: 1
6 Micic 0 50 PERSON 2 Micic (apposition: la otra pieza fundamental): 1, (tacit) él/ella (referent: Micic): 1
7 nosotros/nosotras 0 20 NONE 2 (tacit) nosotros/nosotras: 1, nos: 1
8 el número de tiros libres 140 0 NONE 2 el número de tiros libres: 2
9 continuidad 120 0 NONE 2 continuidad: 2
10 Real Madrid 40 0 ORGANIZATION 2 (tacit) él/ella (referent: Real_Madrid): 1, Real_Madrid: 1