JohanCruijffmetJapansefans.jpg

Fallece Josep Lluís Núñez, presidente del Barcelona durante 22 años

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Johan Cruijff met Japanse fans

Josep Lluís Núñez, José Luis antes de ser presidente del Fútbol Club Barcelona, muerto hoy a los 87 años, había ingresado en la prisión de Quatre Camins sentado en el asiento trasero de un Jeep gris. Tenía ya 83, y tras ser condenado a dos años y dos meses por sobornar a revisores de Hacienda y falsear documentos, se disponía a compartir celda con su hijo mayor, del mismo nombre. Después de hacerse con un televisor en el economato de la cárcel, a Núñez le ha sorprendido semejante actividad en la pantalla. Tertulias políticas, programas de diversión, ruletas del patrimonio, gente que cocinaba. “él/ella “¡ “. Pensaba: “Nadie veía la tele por la mañana!”.”. Malhumorado, ha avanzado la hora de la siesta. Un hombre hecho a sí mismo no podía comprender semejante show catódico.

Su vida, como la de todo faraón, había consistido en gobernar su imperio. Él solo. Ya fuese la primera entidad deportiva catalanaha reinado durante 22 años a pesar de rechazar el acceso a la Generalitat de Pujol. Ya fuesen los chaflanes de Barcelona, indispensables en su carrera de señor feudal. Y con una gran obsesión. Que el pueblo le quisiese. El pueblo es ‘el soci’. Le rindiese pleitesía. Le agradeciese haber hecho del Barcelona uno de los grandes clubes del mundo después de haberlo transformado en una gigantesca hucha. Y, por supuesto, que sus leales asumiesen tanta sensibilidad, tantas lágrimas, tantos discursos incomprensibles, entrecortados y populistas en una fase que aún hoy reivindican los nostálgicos.

“Yo podía haber comido caviar y que el Barça se endeudase. Pero iba en taxi y comía arenques”. Las filias y fobias de Núñez quedaban incrustadas en tales prédicas. O en estampas como las retratadas el día después de ganar las primeras elecciones democráticas del Barcelona, festejadas el 6 de mayo de 1978. Núñez lo celebró con un café y unas magdalenas antes de acudir a misa. Y lo ha hecho con la mujer de su vida, Maria Lluïsa Navarro Obón. Era la hija del acaudalado constructor Francisco Navarro.

“No provengo de una familia adinerada. Todo lo contrario. Mi papá era un modesto usado. Mi madre era quiere de casa”. Nuñez, nacido en Baracaldo pero criado en Portbou, donde su papá era policía del puesto fronterizo, ha llegado a Barcelona a los siete años. Ha trabajado como meritorio, ha cursado estudios de contabilidad, ha vendido seguros, ha asesorado a arquitectos… Hasta su casamiento en Montserrat con Maria Lluïsa en 1958.

Baracaldo[4]​[5]​ es un municipio ubicado en el lugar histórico y provincia de Vizcaya, en la comunidad autónoma del País Vasco, España.

La ambición no tenía freno. Para muestra, que el apellido de su suegro terminara detrás del suyo en la marca empresarial. No podía ser de otro modo. El grupo terminó venciendo como Núñez y Navarro, expandiéndose por los chaflanes de Barcelona durante el último tramo de la decenio de los 60. No había promotor que pudiera hacerle la competencia en la ciudad. Cuando se ha apuntado también al negocio de la hostelería, ha llegado tener más de un centenar de sociedades filiales ya en los 70. Actualmente, se trata de la mayor inmobiliaria de Cataluña no cotizada. Arrienda y vende viviendas, tiene inmuebles históricos, oficinas y cuenta con 11 hoteles en el centro de Barcelona, además de 28 párkings. Hace 10 meses, la riqueza neta de Núñez era de 600 millones de euros.

Pero a Núñez no le bastaba con el ladrillo. Necesitaba el reconocimiento de la llamada sociedad civil de Cataluña, de la burguesía. Y para ello, nada mejor que elegir a la presidencia del Barcelona. Por mucho que cada vez que recordase que pretendió ser futbolista de joven y que su referente era Kubala, causara las risas entre la nobleza, que entonces reparaba en su aspecto frágil y su baja estatura.

Bajo el lema “Per un Barça triomfant”, Núñez consiguió la victoria que le ha llevado a ser el 35º presidente del club azulgrana. Ha sido en aquella campaña donde el promotor ha demostrado saber moverse en la tramoya. Ha sabido fraccionar el voto catalanista, ha acusado a su principal adversaria, Ferran Ariño, de “comunista”. Aunque tampoco les brindara agua, se conocían las amistades de Núñez con ciertas áreas de Alianza Popular alguna. Y ha trampeado con Nicolau Casaus para que éste terminara bajo su manto en la última curva. Ha ganado los comicios con sólo 852 votos de diferencia respecto a Ariño. Y se ha dispuesto a comenzar una fase en la que siempre pretendería ir por libre: “No tengo vinculación política alguna ni cuento con el voto de confianza de ningún partido”. Núñez, como Jordi Pujol, se ha dispuesto a ejercer de virrey. Pero en un club de fútbol.

Ha sabido perpetuarse en el cargo gracias al extenso voto de confianza que le han dispensado siempre los peñistas. Y ahí estaban Los Morenos, si algo no funcionaba, aquellos hinchas acérrimos tostados por el sol y que distribuían estopa a los periodistas que no comulgaban con el ‘nuñismo’. Hace 37 años, de hecho, no tuvo que afrontar se a contrincante alguno, 1985 y 1993. Hace 29 años, ha batido a Sixte Cambra a quien llamaba, ” el señor de los seguros “, en 1989. Y Hace 21 años, ya ha vencido a Àngel Fernández.

Más profunda pena mezclaban con la propaganda, ha amagado con la dimisión, aunque han sido varias las veces que Núñez, en ejercicios en el que el histrionismo y la. Recién llegado al cargo, el Barcelona ha conquistado la Recopa de Basilea . A Núñez se le sucedió darle la baja a Neeskens para fichar a Simonsen, que había sido Balón de Oro. Los aficionados se lo han recriminado con dureza en una abarrotada Plaça Sant Jaume. Llegaron a solicitar su dimisión. Josep Tarradellas, entonces presidente de la Generalitat, ha sido quien tranquilizó al mandatario.

Mucho más impactantes han sido las lágrimas vertidas ante el periodista Lluís Canut en TV3. Nada más y nada menos que tres días antes de la final de Wembley de 1992. Cosas de su casamiento de conveniencia con Cruyff. Una vez ganada la primera Copa de Europa de la historia del Barcelona, pelillos al océano y a los cuarteles de invierno. Por lo tanto, a aquellas oficinas en la calle Urgell donde realmente se presidía la entidad. O, como mencionaba el muerto periodista José María Sirvent, el “G-1″. Porque Núñez lo arreglaba todo con Núñez. El presidente mencionaba: “Las minorías no mandan”.

Hendrik Johannes Cruijff, conocido internacionalmente como Johan Cruyff[Nota 1]​,[1]​ ha sido un jugador y entrenador de fútbol neerlandés.

Según el constructor, estaba en peligro de quiebra técnica, hasta alcanzar Londres, ahí donde el lugarteniente, Joan Gaspart, se ha bañado en calzoncillos en las putrefactas aguas del Támesis, Núñez había conseguido levantar a un Barcelona que. “, para activar la economía, en su primera decenio iba a ser necesario hacerse con los mejores futbolistas de la época”, ha pensado El mandatario. Ha fichado a Maradona. A Schuster. A Lineker. Pero nada parecía funcionar. En los años 80 el Barcelona sólo ha sido capaz de ganar una Liga. Ha sido en Valladolid y gracias al penalti detenido por Urruti a Mágico González. La dura caída en la final de la Copa de Europa en Sevilla frente al Steaua, y el Motín del Hesperia, donde los futbolistas y el entonces Luis Aragonés han acusado a Núñez de haberles embaucado con los gravámenes, modificaron el escenario. Luis Aragonés es entrenador. El presidente ha hecho una purga en el vestuario. Núñez, que nunca ha tenido director deportivo ni secretario técnico, ha encontrado a Javier Clemente como asesor de cámara. Reformuló el equipo y, sobre todo, logró el fichaje de Johan Cruyff para que ordenase todo aquello y dibujase el Dream Team.

La alianza Cruyff-Núñez ha llevado a la conquista de 11 títulos en ocho temporadas. Además de la gloria continental en Wembley, han quedado aquellas cuatro Ligas. Tres de ellas atrapadas en la última jornada tras las maldiciones del Real Madrid en Tenerife y el penalti errado por Djukic en Riazor.

“Hemos tenido éxitos, pero también fortuna. El equipo ya estaba armado. El futuro ya lo habíamos planeado con otro técnico “, ha llegado soltar Núñez cuando su guerra con el holandés ya no ha tenido solución alguna, cuando ha llegado Cruyff. El Dream Team falleció en la final de Atenas , y la separación definitiva ha llegado en la temporada 1995-1996. Núñez ha mandado a Gaspart a que despidiese a Cruyff. Y se ha armado la marimorena.

Núñez lo informó a su modo: “Ha habido agravios. Amenazas en contra de los difuntos. Ha levantado las sillas. Gaspart ha tenido el valor de ser respetuoso y poner el rostro”. Y ha activado la maquinaria: “En mi casa, con unos pequeños ‘sandwichus’ y unas cervezas, Cruyff Y ha activado la maquinaria: “En mi casa, con unos pequeños ‘sandwichus’ y unas cervezas, me mencionó: “Tenía la planificación solucionada”. Pero siempre pretendió embaucar al asociado. Ha echado a Zubizarreta y ha fabricado un arquero suplente. ¡Un familiar! . Y su hijo manda más que todos los entrenadores. Imponía los cambios. Para que jugase él, nos cargamos a Laudrup, a Salinas, al brasileño “. Hasta que terminaba en su terreno favorito. El del dinero: “No puedo tener un profesional que cobra 300 millones de pesetas y que se consagra a ir a Andorra a vender apartamentos. Que un trabajador se rechace a participar con la junta directiva es ‘motiu de cese’. No puede haber en la vida persona más desagradecida”.

La ruptura con Cruyff emborronaba una obra de gobierno de la que Núñez se sentía más que orgulloso. Ha tomado el club con 77.905 asociados para dejarlo con 106.000. Ha ampliado el Camp Nou hasta hacerle rebasar los 100.000 espectadores de aforo. Ha tejido una red de peñas por todo el mundo, pasando de las 96 de 1978 hasta las 1.300 en el año 2000. Ha remodelado el Palau. Ha levantado la casa de La Masia. También el Miniestadi. Y adquirió los terrenos de Sant Joan Despí donde ahora se ubica la Ciudad Deportiva del club. La riqueza ha pasado de 13 millones de pesetas a 12.511 millones. Ha sido pionero arrancando ganancias de entradas atípicas, especialmente de los derechos de televisión. Y ha cerrado siempre las cuentas con superávit, con auditorías, por supuesto, siempre pagadas por el club.

Ha sido un visionario en muchos aspectos relacionados con la negociación del fútbol que años después tomaron forma. Comprendió que los derechos de televisión tenían que ser el futuro, y ha tirado los grandes pulsos en tiempos de monopolio, hasta rechazarse a dejar ingresar las cámaras al Camp Nou. Antes de que Hacienda pusiese coto a la desproporción en su uso, fue precursor en el uso de los derechos de imagen para pagar menos gravámenes y levantara actas al club azulgrana. Ha establecido para su propio club un límite en el porcentaje de entradas que se debían dedicar a sueldos, algo que la UEFA y las ligas nacionales comenzaron a regular muchos años después.

Hace 1 mes, parecía embuste que el Zalgiris de Sarunas Jasikevicius haya perdido todos los partidos disputados en su cancha en la presente Euroliga, el viernes 16 de noviembre. El Barcelona había debido derribarlo una y otra vez, e inclusó había necesitado una prórroga, para terminar dejando a los lituanos en la cuneta. La victoria, comprometido en una última posesión del tiempo reglamentario, había terminado por fin cayendo del lado azulgrana. Se confirmaba así la buenaventura del proyecto de Svetislav Pesic, capaz de enhebrar su quinto triunfo consecutivo en la competición , tres de ellas fuera de casa. [Relato y estadísticas 85-88].

Condicionado por la firmeza con la que se rechazaba a incrementar sueldos, Núñez no ha podido aliviar demasiado tiempo el post-cruyffismo con Ronaldo Nazario. Sólo le ha durado un año. Con Louis van Gaal ha habido títulos, holandeses, el fichaje de Rivaldo y fractura social. A los miembros del Elefant Blau, grupo opositor en el que militaba Joan Laporta y que favoreció un voto de censura, ha llegado calificarlos de “terroristas”.

Hasta que Núñez mencionó basta. Hace 18 años, ha convocado elecciones para que Joan Gaspart embarrancase el Titanic. En su última asamblea de compromisarios, Núñez se ha despedido. Lo ha hecho delante del metal. Frente a 140 títulos . Y denunciando la imposibilidad de haber podido llevar a cabo el proyecto ‘Barça 2000′, rechazado sistemáticamente por las autoridades y los vecinos. “Parece que haya intereses en que mientras Núñez lo presida, el Barcelona no crezca. Nosotros, que queremos lo mejor para el club, dimitimos. “Hay gente que no quiere lo mismo”, denunciamos Pero como prueba de amor, también. Durante 22 años hicimos del Barça el mejor club del mundo”.

Núñez ha hecho crecer al Barcelona frente al sistema, gracias a su instinto, efectividad como gestor, capacidad de resistencia y los ardides que fuesen necesarias. En una oportunidad, se postergó en una comida y al llegar informó que había luchado hasta la última peseta con el proveedor de las cestas que el club enviaba todas las Navidades durante su mandato. Periodistas, trabajadores, directivos y jugadores recibían precisamente la misma. Obraba al mismo tiempo como presidente, consejero delegado y dependiente.

En el Palau Blaugrana apenas quedaban 100 asociados, que han aplaudido al emperador caído con aire despreocupado.

Conforme a los criterios de

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Spain, Palau, United States, Greece, Andorra

Cities: Valladolid, Sevilla, Salinas, Barcelona, Athens

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Fallece Josep Lluís Núñez, presidente del Barcelona durante 22 años
>>>>>José Luis Núñez: el insoportable éxito del charnego próspero – December 04, 2018 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Núñez 160 119 PERSON 34 (tacit) él/ella (referent: Núñez): 11, Núñez: 23
2 Barcelona 106 0 ORGANIZATION 9 el Barcelona: 3, El Barcelona: 1, lo (referent: el Barcelona): 2, (tacit) él/ella (referent: El Barcelona): 1, (tacit) él/ella (referent: el Barcelona): 2
3 nosotros 270 90 NONE 8 Nosotros: 2, (tacit) nosotros/nosotras: 5, nos: 1
4 yo 20 7 NONE 6 me: 1, (tacit) yo: 4, Yo: 1
5 club 0 0 NONE 6 el club azulgrana: 1, el club: 4, su propio club: 1
6 Joan Gaspart 70 0 PERSON 5 Gaspart: 3, Joan_Gaspart: 2
7 Johan Cruyff 0 3 PERSON 4 Cruyff: 4
8 Baracaldo 4 5 70 0 PLACE 4 (tacit) él/ella (referent: Baracaldo): 3, Baracaldo 4 5: 1
9 Barça 0 0 ORGANIZATION 4 (tacit) él/ella (referent: el Barça): 2, el Barça: 2
10 triunfo 180 20 NONE 3 El triunfo: 1, el triunfo: 2