Atletico1.jpg

La problemática transición de Simeone: los jóvenes ya no escuchan su mensaje

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Atletico-1

Hay momentos concretos que marcan a un futbolista y escenas que escuecen a una afición. El domingo, a eso de las 22.40, en el Wanda Metropolitano, Thomas Lemar, bajo sospecha en el Atlético desde hace ya demasiado, se ha quedado sin coartada. Ha levantado la cabeza en un contraataque y ha detectado a Vitolo en el otro costado, pero Sergi Roberto ha interceptado su envío. Hasta allí, todo más o menos normal. Pero lo que ha venido después contradice buena parte de lo que Simeone trató inocular en el cerebro rojiblanco desde aquel primer entrenamiento, sobre un concurrido Vicente Calderón, en el ocaso de 2011. Ni rastro de sacrificio ni esfuerzo tras un pelota perdido. Es más, Lemar ha regresado al trote y ha presenciado desde la distancia cómo Messi, que hacía sólo 12 minutos de su ingreso en el campo para ocupar la vacante dejada por Ángel Correa, desnudaba a Oblak. El cansancio no ha sido, ni mucho menos, un pretexto para justificar su desidia.

Atlético, colectivo artístico mexicano activo entre 1998 y 2003 en la Ciudad de México.

Ese gesto de indiferencia de Lemar, con el que falleció el Atlético, refleja parte de una dificultad que el equipo acarrea desde hace tiempo. «Observo al mismo entrenador, pero no a los mismos jugadores. Acaso, el mensaje que previamente llegaba no les llega a algunos», formulaba el ex capitán rojiblanco Gabi en Catalunya Radio. Ese mensaje al que se menciona personifica un buen puñado de obligaciones que aquella vieja guardiana de Simeone y algunos de los que aún resisten interiorizaron y han llevado hasta el límite. Tras el primer naufragio en Turín, el pasado mes de marzo, en una área del vestuario atlético existía el convencimiento de que algunos de los jóvenes, fichados para evcambiar alextendera obra de Simeone, no habían coadquiridoon tanta fe aquel mantra intocable que encumbró al equipo: «El esfuerzo no se negocia».

Fue el mejor partido que he observado en la orgullosa Liga del atrevido Tebas. El resultado no ha sido justo, pero es que Messi ha desnudado a Simeone. El fetiche rojiblanco ha cometido una serie de errores tácticos, de posicionamiento y de elección de jugadores que le condenan como nunca le habían condenado. El Atleti vuelve a quedarse a pelear por clasificarse a la Champion, muy lejos del Real Madrid y de un irregular Barça, en sus tiempos más hambrientos.

Hace 1 mes, el Atlético había llegado a Turín con la lengua fuera, el lunes 25 de noviembre. La huelga de controladores aéreos de Italia y el deseo de Simeone de realizar el último entrenamiento en Majadahonda habían hecho que tanto Koke como el técnico argentino aterrizaran en el Allianz Stadium con unos pocos minutos de adelanto sobre la hora en la que tenían previsto hablar por última vez antes de un duelo ante la Juve que marcaría el sentido de la última jornada. El triunfo devolvería a los rojiblancos a la batalla por el primer puesto del grupo. El fracaso… ” teníamos una ocasión, ojalá podamos ser primeros”, arrancaba el capitán atlético.

Exactamente en el colofón de aquella jugada que ha retratado a Lemar ha asomado su amigo Antoine Griezmann. Con otros colores y hundido en una bronca persistente de la que grada, pero ahí andaba. Él nunca ha tenido la menor dificultad en correr hacia atrás. Su contestación automática a una pérdida era perseguir sin descanso al adversario que le terminaba de sacar los colores. En la videoteca pervive el partido de ida de semifinales de Champions en el Bernabéu donde se ha sacrificado más en su Sector que en la ajena. Hasta que ha reventado, después de cuatro años, aquello lo ha llegado metabolizar inclusive Arda Turan.

Simeone, extendiendo un discurso que ha arrancado en junio, cuando ha calificado la temporada que asomaba como la más complicada de las ocho completas que ha enfrentado recordaba: «Debe tener_en_cuenta el año de transición en el que estamos». Hace 1 año, en parte el Atlético ha pagado 70 millones al Mónaco por Lemar a cambio del %70 de su pase,. Tras un año de supuesta adaptación, es hoy uno de los señalados en estos tres meses y medio de curso: 819 minutos, ningún gol y ninguna asistencia.

Koke ha dado alguna de las claves en una reciente charla con ELMUNDO. Koke es el capitán del Atlético. «Tiene que crear un nuevo Atlético que tenga ese hambre de años atrás. Hay gente muy buena que escucha y quiere aprender.Eso es clave». Y parte de ese aprendizaje obliga a asumir con normalidad ese mensaje de sacrificio que el domingo, en el cuarto fracaso del curso, ha dejado señalado a Lemar.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: Monaco, Italy

Cities: Turin

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>La problemática transición de Simeone: los jóvenes ya no escuchan su mensaje
>>>>>Messi desnuda a Simeone – December 01, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>Messi: lo vistan de lo que lo vistan, es un asesino – December 01, 2019 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Atlético 20 15 ORGANIZATION 7 un nuevo Atlético: 2, el Atlético: 4, Atlético colectivo artístico mexicano activo entre 1998 y 2003 en la Ciudad_de_México: 1
2 Simeone 0 0 PERSON 6 (tacit) él/ella (referent: Simeone): 3, Simeone: 3
3 Lemar 0 0 PERSON 4 Lemar: 4
4 mensaje 0 0 NONE 4 Ese mensaje: 2, el mensaje: 2
5 Messi 0 50 ORGANIZATION 3 Messi: 2, (tacit) él/ella (referent: Messi): 1
6 parte 120 40 NONE 3 buena parte: 2, parte: 1
7 y el deseo de Simeone 35 20 PERSON 3 (tacit) ellos/ellas (referent: y el deseo de Simeone): 2, y el deseo de Simeone: 1
8 aquella vieja guardia de Simeone y algunos 0 15 PERSON 3 aquella vieja guardia de Simeone y algunos: 1, (tacit) ellos/ellas (referent: aquella vieja guardia de Simeone y algunos): 2
9 nosotros/nosotras 20 0 NONE 3 (tacit) nosotros/nosotras: 3
10 ese gesto de indiferencia de lemar con refleja parte de un problema 0 90 NONE 2 Ese gesto de indiferencia de Lemar con refleja parte de un problema: 2