ToyotaRAV4EVWAS20120759.JPG

La victoria que aumenta a Fernando Alonso en el ránking de todos los tiempos

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Toyota RAV4 EV WAS 2012 0759

El hito de Fernando Alonso el domingo en Le Mans comprará mayor importancia con el paso de las decenios. De la misma manera que su segundo título mundial de Fórmula 1, añejo ya por el transcurso de 13 años. De la misma manera que aquella corona mundial de 1996 en los karts que él nunca olvida en su palmarés, por mucho que en ese año quedase fuera del paraguas de la Federación Internacional . Cuando transcurra el tiempo, la hazaña en día y noche va a tomar vuelo , amarillo en las fotos, y este premio del Mundial de Resistencia le coloque en el palco de honor al lado de Jackie Ickx o Tom Kristensen, dos leyendas del deporte del motor. De igual modo, este campeonato llamado WEC, nacido en 2012 y aún en busca de una personalidad propia, se va a recordar principalmente porque en 2019 lo ha conquistado uno de los pilotos más completos de todos los tiempos. El único hasta ahora reunir las coronas del WEC y la F1.

Encumbrado sobre el reloj, el punto más alto del podio de Le Mans, Alonso disfrutaba del colofón perfecto a 18 meses con el #8 de Toyota, compartido con Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima: É no sabía si iba a ser una buena aventur, “Cuando firma, pero este título llegó sin precaución, de estampida”. Aferrado a la réplica del premio, mucho más liviana que el original, Alonso exudaba el champán de la gloria. Había superado los registros los registros de Mike Hawthorn, Graham Hill o Jochen Rindt, todos campeones del mundo de F1, aunque con sólo una victoria aquí. Ahora, en su horizonte únicamente resiste Phil Hill, rey también de la categoría reina y con tres victorias en día y noche.

De momento, sobre el asfalto sigue mandando Alonso, que no dudaba en poner pie a tierra para atender a un simpático grupo de hinchas con atuendos medievales. Unos metros más adelante, también en la Avenue Rostov-sur-le-Don, otra pequeña parada ante las banderas asturianas y un vídeo para inmortarlizarlo todo en las redes sociales. Tal vez no fuese tan errada la advertencia de que este desfile podía agotar a cualquiera.

Toyota Motor Corporation,[2]​ más conocida como Toyota, es una compañía de fabricación de automóviles de Japon.

Obviamente, aún resta el reto más relevante en las 500 Millas, última cota para la Triple Corona, ese panteón donde sólo descansa Graham Hill. El impedimento del envite será comprendida mejor tras la humillante eliminación de hace tres semanas. Porque Indianápolis, como Le Mans, es una prueba que escoge a su vencedor. No a la inversa. Y para ello se necesita, como el domingo, del respaldo del patrimonio. “Hemos terminado aquí sin ninguna dificultad mayor durante dos años seguidos. Con esta fortuna, Toyota, que ese espaldarazo decisivo ha tomado forma a falta de 62 minutos para la bandera a cuadros, cuando José María ‘Pechito’ López padeció un pinchazo letal, hubiese ganado sin dificultades en los años anteriores. Creo que he llegado en el momento adecuado al sitio adecuado, lo mismo que otra veces en la F1 he estado en el sitio equivocado”, aceptó, sin especificar equipos ni temporadas. Era la hora de la comida en el ‘hospitality’ de Toyota y Alonso ha sido el primero en azuzar las orejas hasta comprender que allí se esfumaría el minuto de ventaja de los líderes. “Hay veces que todo sale de rostro, así que aprovechar estos momentos”. Una máxima de obligada realización este año, donde agregó para Cadillac día y noche de Daytona, más las 1000 Millas de Sebring y las Seis Horas de Spa para Toyota. Ahora, el gigante nipón pretenderá calmar su abrumador vacío con Brendon Hartley, doble campeón mundial del WEC con Porsche. Y sobre todo, olvidar el funesto cierre de ‘Pechito’.

Hace 3 años, cuando Kazuki Nakajima quebró el motor en la última vuelta mientras los miembros del equipo se fundían en el abrazo, había que observar Pascal Vasselon visiblemente afectado por esta fatalidad, tan similar a aquella Pascal Vasselon es el gesto del director general de Toyota. El de Japon, encargado otra vez de llevar el coche a meta, tenía que efectuar una última parada. Como ‘Pechito’, con más de un minuto de tardanza. Un margen tan evidente como para no permitir enjuages ni ‘biscottos’. La catástrofe de la 7 era la satisfacción de la 8 conteniendo a duras penas la emoción. La satisfacción de la 8 es la de Alonso.n.De pronto se abrió la puerta y por ahí cruzaba la voz tronante de Fernando Alonso. “¡Va más lento! ¡Pinchará!”. El asturiano, siempre al corte, ha sido el primero en confirmar la noticia a los periodistas en el hospitality de Toyota. El reloj de la pantalla señalaba 62 minutos para el final cuando José María ‘Pechito’ López decrecía dramáticamente la marcha, por fuera de la trazada, angustiado por ese eterno peregrinar que aún le separaba de los boxes. En el comedor, casi en la oreja de Alonso, murmuraba Sebastien Buemi, como echando números para esas 20 vueltas finales. El coche #8 habíarecobradoo un minuto y se ponía en cabeza justo cuando el argentino, con el #7, enfilaba por la calle de boxes. Aunque el doble objetivo se cumpliera igualmente, la estrategia inicial de Toyota ha saltado por los aires. Alonso, campeón del Mundial de Resistencia. Alonso, doble vencedor de día y noche de Le Mans. [Relato y clasificaciones]Las dificultades de ese segundo relevo no iban a terminar allí. A las tres de la mañana, Buemi dio el coche a Alonso en la vuelta 189, con menos de dos segundos de déficit frente a Conway. La otra operación en el #7, para dar paso a Kamui Kobayashicomenzóó a dar réditos tempranos a los líderes, quehan multiplicadon la ventaja de forma casi instantánea.

Con todo esto sobre la mesa no quedaba sino admirarse por el enrarecido ambiente del personal de Toyota en la ceremonia del podio. Los mecánicos, con los ojos devastados por el cansancio y una carga moral difícil de medir, parecían solicitar disculpas al desdichado Pechito, tipo siempre dispuesto a la sonrisa, a pesar de las inocentadas. El viernes, Alonso y Buemi le taparon la llave de su habitación en el ‘hospitality’ y, acordó echar la puerta debajo, como no la encontrase. Esa llave es hoy la desconcertante metáfora de todo lo sucedido en Le Mans.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>La victoria que aumenta a Fernando Alonso en el ránking de todos los tiempos
>>>>>Fernando Alonso, campeón del mundo de Resistencia tras volver a conquistar Le Mans – June 16, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>Fernando Alonso y Tony Parker, dos ídolos de masas en las calles de Le Mans – June 14, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>Fernando Alonso, lejos del otro Toyota, pero con las ideas muy claras: “Hay que terminar en el top 7″ – June 12, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>El 2020 de Fernando Alonso: Dakar y ¿Ferrari? – June 13, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>Fernando Alonso: “No puedo responder sobre Ferrari, pero sé lo que haré en 2020″ – June 13, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>Guía para no perderse en las 24 Horas de Le Mans – June 15, 2019 (El Mundo)
>>>>>La mala noche de Fernando Alonso: enfado en el garaje y una puerta que no cierra – June 16, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>La controvertida norma de los safety cars que desató la locura en Le Mans – (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Alonso 125 0 PERSON 10 Alonso: 6, Alonso doble vencedor de las_24_Horas de Le_Mans: 1, (tacit) él/ella (referent: Alonso): 2, Alonso campeón de el Mundial_de_Resistencia: 1
2 Toyota 79 0 ORGANIZATION 7 Toyota: 3, (tacit) él/ella (referent: Toyota): 4
3 yo 60 0 NONE 5 (tacit) yo: 5
4 WEC 0 0 ORGANIZATION 4 WEC: 1, (tacit) él/ella (referent: WEC): 2, lo (referent: WEC): 1
5 Sebastien Buemi 0 15 PERSON 3 Sebastien_Buemi: 2, Buemi: 1
6 líderes 90 0 NONE 3 los líderes: 3
7 Phil Hill 24 0 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Phil_Hill): 2, Phil_Hill: 1
8 Le Mans 0 0 PERSON 3 Le_Mans: 3
9 Pechito 0 0 PERSON 3 Pechito: 3
10 manera 0 0 NONE 3 el mismo modo: 2, igual manera: 1