ShaneLowry.jpg

Lowry desata la euforia local en el Abierto Británico

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Shane Lowry

De la desilusión a la euforia. Veinticuatro horas después de las lágrimas por la eliminación prematura de Rory McIlroy, Royal Portrush se convirtió en un enorme manicomio y explotó tras los birdies de Shane Lowry, incuestionable líder del Abierto Británico con 16 golpes bajo el par del campo tras 54 hoyos.

Tras la enorme catástrofe de McIlroy el primer día , sus primeros nueve hoyos han transcurrido con dos birdies sin error. El estallido ha llegado por los intrincado segundos nueve. El campo explotó con los birdies del 10, 11, 12, 14, y los alaridos tras el birdie en el 16 se han oído hasta en Hollywood, la pequeña localidad natal del golfista, colocada a sólo unos 80 kilómetros de Portrush. Como si Irlanda marcase en la final del Mundial, cada acierto del norirlandés se festejaba. La grada del 18 era un clamor esperando a su ídolo. La pelea de McIlroy era por no quedar eliminado de uno de los torneos más relevantes de su carrera tras los nefastos 79 golpes iniciales . En los días previos había confesado: «Honestamente, este British es todo para mí».

Hace 13 días, Jon Rahm se quitaba tímidamente la gorra, el domingo 07 de julio y sonreía. era una celebración contenida después de igualar con 62 golpes, su mejor resultado firmado en el Circuito Europeo, de ganar el Open de Irlanda, uno de los torneos relevantes del continente, y de comunicar su candidatura para el próximo British. En 10 días comenzaba el The Open, el último major del año, y lo haría en un campo parecido. Sin incertidumbre, Jon Rahm podría permitir un festejo más eufórico.

Juega de defensa y su actual equipo es el Leyton Orient Football Club de la Football League Championship de Inglaterra.

El irlandés va a salir en la última jornada con cuatro golpes de ventaja sobre el jugador de Inglaterra Tommy Fleetwood. Si hubiera rematado con birdie en el 18, el tercer recorrido ha estadose histórico , con lo que habría igualado el registro histórico de 62 golpes de Braden Grace , la vuelta más baja de la historia en un major.

Los alaridos de «¡Oeeee, oeeee!» han recibido al irlandés a su llegada al 18 y le han acompañado durante su entrega de tarjeta y visita a la sala de prensa. La euforia ha inundado Portrush. En un sábado disfrazado de domingo donde el público parecía ya festejar el triunfo de su nuevo ídolo, los cánticos se ocurrían por el campo de golf. La fiesta seguía en el pueblo. La cerveza ha corrido hasta altas horas de la madrugada. Tal vez demasiada euforia. Hace 3 años, Shane Lowry ya había estado en esta situación donde ha llegado líder con cuatro golpes a la última jornada,. Tras firmar 76 golpes ha perdido el torneo a manos de Dustin Johnson.

Exactamente aquel major ha sido el primero en la carrera de Jon Rahm, aún siendo un amateur. Hace 1 día, el español ha terminado en la octava postura tras hacer 68 golpes y ubicar se con -7, a nueve golpes del líder y cinco de la segunda plaza. «Jugué muy bien de tee de a green, pretendo ser positivo, pero cuesta estando tan lejos», apreciaba el español al terminar, intuyendo que los jugadores de arriba terminarían logrando más birdies. Jon se mostraba desilusionado tras terminar con un bogey en el 18. La vuelta ha transcurrido controlada, con un birdie en el hoyo dos y un bogey en el 6. En el 8, volvía a ponerse bajo el par en la jornada, pero el día no terminaría de arrancar definitivamente hasta el 14. La sucesión de aciertos en el 14, 16 y 17 le dejaban con -8, pero la bola colgando para par en el 18 ha sido un mazazo duro de asimilar. «El domingo voy a tener más opciones, si se lo complica el día ». El de Barrika buscaba algo a lo que aferrarse para la gran remontada.

Sergio García, el otro español que logró pasar el corte del torneo, ha firmado una vuelta de par para mantenerse con -1 en el puesto 36. El de Castellón ha parecido al menos haber recobrado parte de las buenas percepciones que sí ha exhibido el primer día. Sergio tras terminar con birdie-par comentaba: «Fue una pena no haber logrado un par de birdies más, cada vez hace menos viento y la gente sabe aprovecharlo». «Las percepciones fueron algo mejores, pegarle peor al drive que el viernes era imposible». Sus pretensiones para la última vuelta no van más allá de poder cerrar el torneo con una buena ronda bajo el par. A cuatro golpes del líder surge Tommy Fleetwood, que buscaría su primer triunfo en un major y el primer British de un británico desde la victoria de Nick Faldo en 1992.

Por otra parte, «El campo estaba diferente, con un viento distinto al frecuente. La verdad es que hubiera estado bien hacer una ronda de tres o cuatro bajo par, pero tiene que ser realistas y el juego mío no fue el esperado. He luchado con todo lo que tuve pero tiene que ser realista», comentaba, serio, el campeón del Masters de Augusta 2017.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Lowry desata la euforia local en el Abierto Británico
>>>>>Cae McIlroy, resiste Rahm en el Abierto Británico – (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 40 40 NONE 5 mí: 1, (tacit) yo: 4
2 Jon Rahm 7 75 PERSON 4 Jon_Rahm: 2, (tacit) él/ella (referent: Jon_Rahm): 1, Jon: 1
3 campo 0 25 NONE 3 El campo: 2, un campo parecido: 1
4 birdies 30 0 NONE 3 más birdies: 1, dos birdies: 1, los birdies de el 10: 1
5 español 30 0 NONE 3 El español: 1, el español: 1, el otro español: 1
6 euforia 30 0 NONE 3 la euforia: 1, La euforia: 1, demasiada euforia: 1
7 Tommy Fleetwood 0 0 PERSON 3 Tommy_Fleetwood: 3
8 birdie 0 0 NONE 3 un birdie: 1, birdie: 1, el birdie: 1
9 jornada 0 0 NONE 3 la jornada: 1, la última jornada: 2
10 irlandés 25 15 NONE 2 El irlandés: 1, el irlandés: 1