Lowry se hace grande en casa al conquistar el Abierto Británico

Por: SentiLecto

La frustración por un mal golpe ha llevado a Henrik Stenson a partir su poste en dos, en el hoyo 17. Ricky Fowler se ha enredado en las matas de la 10. J.B. Holmes ha firmado dos sietes consecutivos y ha terminado su vuelta con 87 golpes. Matt Kuchar o Justin Rose terminaron con 79. En total sólo 15 valientes por debajo del par del campo, en la atroz última jornada del Abierto Británico y ninguno de los del turno de tarde. No obstante, no ha habido sorpresas y Shane Lowry ha administrado de forma brillante su ventaja para transformarse en nuevo ganador de un grande y, encima, en su propia casa.

Exactamente aquel major ha sido el primero en la carrera de Jon Rahm, aún siendo un amateur. Hace 1 día, el español ha terminado en la octava postura tras hacer 68 golpes y ubicar se con -7, a nueve golpes del líder y cinco de la segunda plaza. «Jugué muy bien de tee de a green, pretendo ser positivo, pero cuesta estando tan lejos», apreciaba el español al terminar, intuyendo que los jugadores de arriba terminarían logrando más birdies. Jon se mostraba desilusionado tras terminar con un bogey en el 18. La vuelta ha transcurrido controlada, con un birdie en el hoyo dos y un bogey en el 6. En el 8, volvía a ponerse bajo el par en la jornada, pero el día no terminaría de arrancar definitivamente hasta el 14. La sucesión de aciertos en el 14, 16 y 17 le dejaban con -8, pero la bola colgando para par en el 18 ha sido un mazazo duro de asimilar. «El domingo voy a tener más opciones, si se lo complica el día ». El de Barrika buscaba algo a lo que aferrarse para la gran remontada.

Juega de defensa y su actual equipo es el Leyton Orient Football Club de la Football League Championship de Inglaterra.

Lowry, después de comenzar con bogey, ha sabido lidiar la tempestad con temple y aciertos en los hoyos 3, 4 y 7, tres birdies que le han dado la calma suficiente. El Open nunca ha estado en amenaza de escapar de sus manos. Sólo los bogeys en los hoyos 8, 9, 11 y 14 podrían haber causado algo de inquietud, pero ninguno de sus adversarias ha tenido el suficiente empuje como para tensar el desenlace. Lowry se ha presentado a los últimos tres hoyos con seis golpes de ventaja y no sólo ha apuntalado la jarra de clarete, sino que ha tenido tiempo de gozarla.

El irlandés va a salir en la última jornada con cuatro golpes de ventaja sobre el jugador de Inglaterra Tommy Fleetwood. Si hubiera rematado con birdie en el 18, el tercer recorrido ha estadose histórico , con lo que habría igualado el registro histórico de 62 golpes de Braden Grace , la vuelta más baja de la historia en un major.

El paseo hasta el green del 18 ha sido un emotivo clamor de celebraciones. A sus 32 años, el irlandés fue uno de los pocos golfistas capaces de ganar en el Circuito Europeo siendo aún amateur. Hace 10 años, ha sido exactamente el Abierto de Irlanda, y, con curiosidad, en unas condiciones tan complicadas como las de Portrush. Brendan no ha podido reprimir las lágrimas. Brendan es su papá. Su triunfo previo más relevante ha sido el Campeonato del Mundo Bridgestone Invitational de 2015. Emocionado tras la conquista aceptaba: “Cuando era joven, mis papás se han sacrificado mucho por mí , así que estoy muy alegre de poder consagrarles este premio”.

“Llevo observando este torneo desde que era un nene y ser ahora el campeón es algo increíble”. Hace 5 años, ya tras terminar con una vuelta de 65 golpes comunicó : ” Estoy muy cómodo en estas situaciones. Me encanta jugar campos links y creo que soy bueno con malas condiciones. Puedo ganar”, si llego un domingo con opciones. Y hoy, cinco años después, Lowry cumplió su vaticinio.

La jornada ha dejado algunas escenas dantescas, como la torrencial lluvia horizontal que por espacio de unos 10 minutos penalizó Royal Portrush. A Jon Rahm, que ha asegurado que en ese momento se aproximó a su compañero Finau para prevenirle que iba a tomarse su tiempo en medio de la tempestad, le ha sorprendido en el hoyo 11. “Apenas se observaba la calle desde el tee, sólo podíamos sostener el paraguas”. pero el árbitro que acompaña a cada uno de los partidos, se aproximó para invitarles a que jugasen. “El hoyo 11 era una burla: en esas condiciones, un par cinco”, ironizaba Rahm que, tras un bogey , ha salido contento.

[4]​ Iniciado como profesional en 2016,[4]​ está estimado como uno de los golfistas con mayor proyección de su generación.

Sergio García ha terminado el día con un decepcionante +7. El de Castellón no ha sabido ni ha podido encontrar el motivo suficiente para cerrar una vuelta más ordenada. No ha restado ni un solo golpe en los 18 hoyos de un recorrido que ha completado con cinco bogeys y un doble. Se ha escapado sin atender a la prensa, como suele ser frecuente cuando vienen mal dadas.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Lowry se hace grande en casa al conquistar el Abierto Británico
>>>>>Lowry desata la euforia local en el Abierto Británico – July 20, 2019 (El Mundo)
>>>>>>>>>Cae McIlroy, resiste Rahm en el Abierto Británico – (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 209 100 NONE 11 Me: 1, mí: 1, (tacit) yo: 9
2 Jon Rahm 0 45 PERSON 6 Jon_Rahm: 1, (tacit) él/ella (referent: Jon_Rahm): 3, Rahm: 1, Jon: 1
3 condiciones 0 100 NONE 3 malas condiciones: 1, unas condiciones: 1, esas condiciones: 1
4 un 0 75 NONE 3 un major: 1, un doble: 1, un decepcionante: 1
5 Shane Lowry 45 15 PERSON 3 Lowry: 3
6 el de castellón 0 0 NONE 3 (tacit) él/ella (referent: El de Castellón): 3
7 hoyo 0 0 NONE 3 el hoyo: 2, El hoyo: 1
8 jornada 0 0 NONE 3 la jornada: 1, La jornada: 1, la última jornada: 1
9 par 0 0 NONE 3 par: 1, el par: 1, un par: 1
10 recorrido 0 0 NONE 3 un recorrido: 1, El tercer recorrido: 2