MarioMandC5BEukiC4872.jpg

Mandzukic, el cojo que se ha vuelto héroe

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Mario Mandžukić2

Mario Mandzukic, que , con la pierna izquierda hecha unos zorros, rechazó su rendición, se retorcía de dolor. Pickford, el meta de Inglaterra, a la vez que impedía el gol intentaba sacar la bota con los tacos por delante. Como pudo la violenta colisión, el delantero de Croacia, siempre aguerrido, ha soportado. Ha pensado Zlatko Dalic que no quedaría oZlatko Dalic que no quedaría otra que cambiarlo. Zlatko Dalic es el seleccionador de Croacia. Zlatko Dalic es el seleccionador de Croacia. Su momento de gloria estaba por llegar.

Juega de centro delantero o también de Interior Izquierdo y su equipo actual es la Juventus de la Serie A de Italia.

Perisic el mismo que ya había acarreado a los balcánicos hasta la prórroga con un gol redentor, ha vuelto comparecer. Perisic es el mejor jugador de Croacia sobre el campo. Ha tocado de cabeza. “Es un central de lo más justo en defensa”, ha demostrado Stones. Y Mandzukic, al que no se le podía escapar la ocasión de su vida, ha rematado a gol. Tal ha ido el delirio en el fondo norte del estadio de Luzhniki, ahí donde se concentraba la animosa hinchada de Croacia, que un fotógrafo fue enterrado por la marea humana de futbolistas. El central Vida le solicitó perdón con un beso.

Tal alegría estaba más que justificada. Croacia, la misma que ha parecido un muñegote durante la primera hora del partido, no sólo había conseguido levantarse. Mandzukic La sublevación liderada por Perisic ha coronado a ella. Una vez conseguido el objetivo, y ya sin fuerzas para dar un paso más, ha marchado finalmente al banquillo. Como un héroe.

Esta semifinal siempre va a guardar en la memoria otro nombre. No ha sido el de Modric. Tampoco el de Rakitic. Perisic ha sido quien más ha creído en la heroica. Su amanecer en el segundo tiempo ha sido apoteósico. Andaba Croacia moribunda. Quién sabe si porque temía que pudiera estar escurriéndose una oportunidad histórica, quien sabe si porque Inglaterra había gobernado a sus anchas las tres cuartas partes de la noche. Sin instinto mato alguno, eso sí.

Modric deambulaba sin rumbo y Rakitic corría a demasiados metros del balón. Hasta que, en un abrir y cerrar de ojos, todo modificó. “El centro lateral de Vrsaljko tenía que ser la oportunidad soñada”, comprendió Perisic ,. Como si buscase alguna moneda en el piso, walker ha agachado la cabeza, y el centrocampista del Inter, en una subasta impresionante, ha levantado la pierna zurda y ha incrustado a Croacia en el partido.

Por otra parte, se discutía sobre el nuevo estilo Southgate, pero no estimo que haya sido tan relevante. Ese estilo ten ensalzado es un híbrido determinado por los entrenadores de fueses de las Islas. Guardiola redescubrió el papel de Walker. Hizo del carísimo Stones una especie de Piqué. Sterling ha ingresado en una nueva dimensión en ataque. Mientras que Mourinho creó un enorme Young por el lado izquierdo, defensivo-ofensivo. Y ese especial Lingard como rápido e incisivo mediapunta.

Era éste el segundo tanto en esta Copa del Mundo de Perisic, al lado del marcado frente a Islandia en la primera etapa. Y a punto ha estado de enhebrarlo con un par más. Estaba desatado. En la margen zurda, su preferida, y ante el progresivo derrumbe emocional y deportivo de Walker, el futbolista del Inter ha dibujado una bicicleta y ha hecho golpear con violencia el poste. Aún ha tenido una tercera oportunidad Perisic que terminó por encima del larguero.

Kane ha sido la última estrella que se ha apagado en un Mundial sin genuinas luminarias, fundidas como simples bombillas. Es un torneo mediocre, repleto de goles a pelota parada, prórrogas, penaltis, con lamentable juego predecible, sin imaginación. Sólo aquel Bélgica-Brasil ha tenido la electricidad suficiente para creer en las constelaciones de la estrellas. Jugar en junio y julio es la ratificación de la falta de creatividad de la FIFA, demasiado apremiada por los continuos escándalos.

Los futbolistas británicos han mutado en almas en pena, conscientes de que la prórroga, ante una selección con semejante espíritu de supervivencia como Croacia, no podía ser más que la antesala de su eliminación.

Mandzukic, ante la primera final de la historia de Croacia, sólo podía llorar. La vida también es esto.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Mandzukic, el cojo que se ha vuelto héroe
>>>>>The end of the world – July 11, 2018 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Mario Mandzukic 0 3 PERSON 5 Mandzukic: 3, (tacit) él/ella (referent: Mario_Mandzukic que): 1, Mario_Mandzukic que: 1
2 Perisic 0 0 PERSON 5 Perisic (apposition: el mejor jugador de Croacia): 1, Perisic: 3, Perisic hasta entonces inapreciable: 1
3 Croacia la misma no_sólo 0 30 PLACE 4 Croacia la misma no_sólo: 1, Croacia: 2, Croacia moribunda: 1
4 Stones 20 0 PERSON 4 Stones: 1, (tacit) él/ella (referent: Stones): 3
5 gol 50 0 NONE 3 gol: 1, el gol: 1, un gol redentor: 1
6 Zlatko Dalic 0 0 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Zlatko_Dalic): 1, Zlatko_Dalic (apposition: el seleccionador croata): 2
7 ocasión 0 0 NONE 3 una ocasión histórica: 2, la ocasión soñada: 1
8 0 0 NONE 3 (tacit) tú: 3
9 estrella 0 60 NONE 2 la última estrella: 2
10 Walker 0 15 PERSON 2 Walker: 2