¿Qué le pasa a Sergio García?

Por: SentiLecto

Cuenta José María Olazábal que el Masters de Augusta de 1994, le ha invadido una rara percepción de vacío, cuando ha ganado su primer major. Tras recibir la chaqueta y atender todos los compromisos de ganador ha vuelto a su casa arrendada y se ha quedado unos minutos en el coche pensando: «¿Es esto todo?». Podríamos llamarlo la crisis del ganador. El psicólogo deportivo espÓscar Del Río que lleva años trabajando con la mayor parte de la cantera del golf español y con muchos de los jugadores profesionales de la actualidad asegura: “Después de conseguir un gran objetivo, algo que perseguiste durante mucho tiempo, por lo que has peleado, ese vacío puede ser una percepción normal”. Óscar Del Río es golf. Óscar Del Río es golf. Óscar Del Río es golf.

Hace ahora 15 meses que Sergio García conseguía su épica victoria en el Masters de Augusta. Un major que llevaba persiguiendo 18 años, desde aquel PGA Championship de Medinah en 1999 donde un joven y descarado golfista español de 19 años desafiaba al todopoderoso Tiger Woods. Desde entonces, escuchamos que siempre lo más difícil es ganar el primero, que después las victorias vendrían rodados. Lo cierto es que desde su triunfo en el Masters 2017, Sergio disputó seis majors más, donde falló cuatro cortes. «Venga rapidito por favor, me debo ir a Castellón», han ido sus primeras palabras tras fallar el cuarto corte consecutivo en el British, el viernes. A continuación, aseguraba no saber si había perdido la ilusión por jugar al golf.

Sergio García ha debutado el jueves con una aciaga primera jornada en 75 golpes, cuatro sobre par. Todo le ha salido mal al español, que ha probado todas las dificultades del campo, y este viernes otro golpe fue llevado. El campeón el año pasado del Masters ha llegado ponerse dos bajo par de cara a los últimos tres hoyos, el gran reto de Carnoustie. En el 16, el español ha firmado un doble bogey que no había digerido aún cuando ha llegado a la rueda de prensa. Con una ironía que no tapaba su malestar mencionó: “Espectaculares , otro corte fallado”. Sergio ha llegado a la cuna del golf con algo de respiro tras su paso por Alemania y Francia, pero en una mala dinámica de juego.

Del Río reconoce: «Es relevante también la negociación de expectativas». «Un ejemplo ha sido el australiano Ian Baker-Finch, que tras ganar el Open en 1991 comenzó a obligarse a estar en todos los torneos arriba y ha terminado por retirarse cuatro años más tarde». «Hay jugadores muy grandes con sólo un triunfo major en su palmarés como David Duval, Fred Couples, Ian Woosnam, Tom Kite o Lanny Wadkins, o hay jugadores que han tardado hasta 11 años en volver a ganar un grande como Ben Crenshaw o Hale Irwin; cada uno tiene sus tiempos», comentaba Frank Nobilo, ex jugador profesional y analista de la televisión americana.

No han sido suficientes esas jornadas azarosas, para modificar el paso a un momento delicado, que no obstante empezó con su mayor sueño, ganar un ‘Grand Slam’. El éxito profesional y la alegría familiar, con casamiento y paternidad, dieron paso a una carrera de tumbos, con malas representaciones y nocivos cruces con aficionados.

No es la primera vez que Sergio padece una crisis en su juego y motivo. En 2010, el jugador de Castellón comunicó su retirada temporal del golf después del PGA Championship y detuvo durante un tiempo. «Es lo que en psicología llamamos síndrome burnout, un momento de estrés, de ansiedad difícil de controlar. Lo más recomendable es detener un tiempo», asegura Del Río, que en una entrevista con este diario hace un año, reconocía que ha notado un pequeño bajón tras ganar Augusta, cuando ocurre.

La nueva situación familiar, el Masters de Augusta… nadie sabe qué le pasa a García, ni siquiera el propio Sergio. Ya en The Players Championship este año se mostraba perdido. Tras terminar en el puesto 70 en una temporada donde llegó fallar seis cortes, algo inédito en su carrera mencionaba: «No estoy, si es un tema técnico o mental, no sé , o todo». Con estos malos resultados, peligra seriamente la Ryder. «Ryder «Observando la situación desde la distancia, yo le y que pueda darle una visión desde fuera», termina Del Río. recomendaría: “Busque a alguien que le ayude”. y que pueda darle una visión desde fuera», termina Del Río.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>¿Qué le pasa a Sergio García?
>>>>>Otra gran decepción de Sergio García – July 20, 2018 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Sergio García 0 80 PERSON 8 Sergio_García: 2, García: 1, Sergio: 3, el propio Sergio: 1, (tacit) él/ella (referent: Sergio): 1
2 yo 20 0 NONE 6 me: 1, yo: 1, (tacit) yo: 4
3 Ryder 0 140 ORGANIZATION 3 (tacit) él/ella (referent: la Ryder): 2, la Ryder: 1
4 jugadores 0 40 NONE 3 jugadores muy grandes: 1, jugadores: 2
5 la primera vez 0 30 NONE 3 (tacit) él/ella (referent: la primera vez): 3
6 triunfo 130 0 NONE 3 su victoria: 1, una victoria major: 1, su épico triunfo: 1
7 Cuenta Olazábal 40 0 PERSON 3 Cuenta_José_María_Olazábal: 2, (tacit) él/ella (referent: Cuenta_José_María_Olazábal): 1
8 un major desde aquel pga_championship_de_medinah en 1999 0 0 NONE 3 Un major desde aquel PGA_Championship_de_Medinah en 1999: 3
9 el Río De 0 0 PERSON 3 De_el_Río: 3
10 español 0 0 NONE 3 el español: 3