Saúl, un tipo diferente y sin terror a hablar

Por: SentiLecto

Saúl Ñíguez responde rápidamente a todo. Es un tipo sincero, que va de frente y al que le importa bastante poco lo que piensen de él. Por eso tal vez, a veces, menciona cosas presuntamente inconvenientes, lógicas en cualquier otro Entorno de la vida pero difíciles de comprender en el encorsetado y en cierto modo artificial mundo del fútbol. Por ejemplo, cuando ha contado, en una entrevista con este diario, comienzos de 2016, que le han hecho, cuando ha estado en la cantera del Real Madrid, quién no es sabido muy bien , la vida imposible. «Me robaban botas, también la comida, me penalizaron por algo que no había hecho…». Esa misma franqueza le ha llevado este sábado mismo a reconocer, en una entrevista en Televisión Española, que el despido de Lopetegui a él no le gusta ni un poco. «No ha sido el momento adecuado para echarle. Nos ha descolocado. Julen se merecía estar aquí con nosotros tras dos años sendero del Mundial».

Saúl Ñíguez ha crecido en las categorías inferiores de la selección de España bajo la tutela de Julen Lopetegui. Y quizás por eso no se ha cortado ante las cámaras de TVE a la hora de criticar el despido del ex seleccionador. El centrocampista del Atlético, que no disputó ningún minuto en los dos partidos de España en el Mundial aceptó: “No ha sido el momento adecuado para echarle”.

Lo mencionó con su particular naturalidad, a contracorriente de los rigurosos códigos de buen comportamiento que presiden la manera de comportarse, efectivamente artificial, de muchos de sus compañeros. Para hablar con Saúl, basta con solicitarlo. No tiene intermediarios con la prensa, nadie le moldea el discurso. Lo que menciona Saúl lo menciona Saúl. En un diálogo con varios periodistas en Las Rozas, antes de trasladarse a Krasnodar, él mencionaba algo parecido mencionandose a su forma de jugar, que no de ser. «Como es, saúl es. Voy a tirar, si debo jugar en largo, lo voy a hacer», informa alguien que, en efecto, es un tipo realmente distinto, si salgo a jugar y debo tirar a puerta. Fuera del campo, claro, pero también dentro.

Saúl se agrega así a las declaraciones que Carvajal, en las que hablaba del relevo de Lopetegui como “una roca en el sendero, un impedimento”. Ha asegurado: “Ese plus que nos contribuía es irremplazable con cualquier otro seleccionador”.

Dando por suceso que sus declaraciones no le perjudicarán a ojos de Fernando Hierro, el centrocampista del Atlético de Madrid es lo más diferente que tiene el seleccionador, el anterior y éste, en la plantilla. Un futbolista poderoso, un box to box como mencionan los británicos, alguien con un tiro atroz desde fuera del Sector, que va bien de cabeza y cuyo despliegue físico resulta conmovedor. Es el jugador que más minutos disputó esta temporada de los 23 que hay en Krasnodar. Insustituible para Simeone, acopia 5.280 entre los 56 partidos con el Atlético y los 9 con España. Jugó más inclusive que De Gea . ¿Cansado? «¡Qué va! Tengo 23 años. Si con esta edad no soporto jugar partidos, todos los que sea, malo. Tengo que aprovecharlo y, si no, debo vivir la experiencia», menciona, si me toca jugar.

Ha habido un tiempo en que también le ha tocado hacer eso, respaldar al equipo, en el Atlético. Antes de transformarse en el incuestionable que es hoy, ha pasado por una cesión al Rayo Vallecano y ha meditado admitir alguna de las tremendas ofertas que han llegado de Inglaterra los últimos tres veranos. No obstante, soportó y ha aprendido de Godín, de Gabi, de Juanfran, un poco al estilo que repite en España. «Tengo que ir mojandome de lo que hacen los veteranos, los que lo ganaron todo, para estar a la altura, cuando me toque jugar», cuenta alguien para quien la mezcla que hay hoy en el equipo es la perfecta. «Es muy bueno que los jóvenes hayamos coincidido con la generación que hizo historia. Es increíble entrenar con ellos, aprender de ellos, de sus vivencias. Tenemos que ser jóvenes inteligentes y aprender», cierra el ilicitano, a quien si le pesaba haber escogido el número 7 de la selección, le interrogaron, y le designaron por el sendero de la pregunta a Raúl González. Él, «es un número con peso, sobre todo por el Guaje Villa, una alusión para todos», contestó. contestó: «Sí». Puro Saúl.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Saúl, un tipo diferente y sin terror a hablar
>>>>>Saúl, sobre el despido de Lopetegui: “Nos descolocó, no fue el momento adecuado” – June 23, 2018 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Saúl 100 55 PERSON 18 (tacit) él/ella (referent: Saúl_Ñíguez): 4, Puro_Saúl: 1, lo (referent: Saúl_Ñíguez): 1, él (referent: Saúl): 1, (tacit) él/ella (referent: Saúl): 3, lo (referent: Saúl): 1, Saúl: 5, Saúl_Ñíguez: 2
2 yo 15 100 NONE 14 Me: 1, me: 4, (tacit) yo: 9
3 nosotros 60 0 NONE 5 nos: 1, nosotros: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 2, Nos: 1
4 jugar 0 0 NONE 4 jugar: 4
5 un futbolista poderoso un box to box alguien con un disparo brutal desde fuera_de el área y 600 540 NONE 3 Un futbolista poderoso un box to box alguien con un disparo brutal desde fuera_de el área y: 3
6 tipo 80 0 NONE 3 un tipo realmente distinto: 1, un tipo sincero: 2
7 Raúl González 0 0 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Raúl_González): 1, Raúl_González: 1, él (referent: Raúl_González): 1
8 algo 0 0 NONE 3 algo: 2, algo parecido: 1
9 todo 0 0 NONE 3 todo: 3
10 echar le 0 40 NONE 2 echar le: 2