Gerardoromano010.jpg

Dolores Fonzi: “En las mejores condiciones, estar frente a una cámara es la libertad absoluta”

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Gerardo romano-010

A una actriz de convicciones tan firmes como Dolores Fonzi le debe haber resultado bastante dificultoso construir un personaje como el que interpreta en La cordillera. En el film argentino más esperada del año, que se estrena este jueves después de pasar por Cannes, interpreta a Marina, la hija de un presidente argentino que pone a este hombre poderoso frente a un complejo dilema personal y psicológico en medio de una complicada cumbre de mandatarios latinos. Dirigida por segunda vez por su actual pareja, Santiago Mitre, reconocida sin vueltas como una de las mejores actrices de cine de la Argentina, Fonzi, que su pasión por hablar de cómo ha interpretado a una hija del poder es tan grande que la lleva a contar aspectos argumentales de La cordillera que conviene no revelar, define a Marina como “un ser fraccionado entre su papá y el poder, entre lo que ella quiere ser y lo que no, lo que quiere mencionar y nadie quiere que se mencione, lo que quiere designar y no puede. Es una marca de la mujer de hoy, que se anima a mencionar algo y puede ser condenada por eso”. “A Gerardo Romano le ha gustado mucho el título -cuenta acomodada en el hall de un hotel de Recoleta-. Observaba en la cordillera algo así como a la columna vertebral de América. Haber trabajado con Daniel Giménez Cacho, Paulina García, Alfredo Castro y Elena Anaya le da al film una percepción muy poderosa, relevante. Se ha hecho un film enorme con una percepción muy grande de gran trabajo en equipo. Vértebra a vértebra esta cordillera de múltiples piezas fue formada. Cada una logra que la otra funcione mejor”.

Gerardo Romano es un letrado y actor argentino de cine, teatro y televisión.

-¿Cómo has reaccionado al observar por primera vez tu personaje?

-No lo he sabido hasta último momento. Yo he pensado que iba a interpretar a Luisa, el personaje de Erica Rivas. Aunque al comienzo se me ha complicado comprenderlo en la matriz del film, después me he alegrado de ser Marina. Una persona frágil, rebelde, en carne viva, que llega a la cumbre en situación de estrés, fuera de sí, porque ella no controla su vida sino su papá, que es el poderoso. Es la heredera de un poder que no quiere. Allí sí he debido construir algo porque ya no me quedan muchos personajes de hija rebelde [risas].

-Paulina, en La patota, Marina también, como le pasa a otro personaje tuyo se resiste a que le indiquen lo que debe hacer

-Pero entra a ir a la cumbre, cuando tranquilamente podría no haber ido. Necesita el amparo de su papá y en ese sentido se diferencia mucho de Paulina, que sí está en busca de algo. En cambio, Marina no quiere encontrarse con nada ni nadie, quiere que la dejen en paz. Hemos hecho mucho trabajo previo con Santiago y con Ricardo, que ha sido siempre muy generoso. Todos podíamos proponer cosas en ese juego. Recién se filmaba, cuando todo estaba cerrado. Al comprender más, he podido hacer mejor escenas como la de la hipnosis, que pide un estado muy especial.

Por otra parte, ahí las principales escenas de la cumbre fueron rodadas complementadas con escenas de interiores registradas en San Carlos de Bariloche y la Capital Federal. También la producción consiguió entrar a la Casa de Gobierno para algunas escenas clave. Por ejemplo, el lugar de trabajo del presidente Hernán Blanco es la genuino oficina presidencial.

Hace 12 días, habíamos estado en la conferencia de prensa de La Cordillera y Ricardo Darín   había tenido la ocasión   de hablar sobre política, el martes 01 de agosto. era que el nuevo film que prometía quebrarla en la taquilla argentaba abordaba una temática muy actual, teniendo en cuenta las inminentes elecciones: Darín interpretaba a Hernán Blanco, un presidente ficticio de los argentinos que tenía que tomar una tremenda determinación respecto al futuro de la nación.

-Frente a un film así, es irremediable pensar en los límites que hay entre realidad y ficción para hablar de política.

A esos impedimentos ha debido exponerse la producción del film, en la que han participado nombres argentinos , españoles y franceses .

-Uf, tiene que ser muy difícil ser político. Mostrar algo, mantener siempre un estado de equilibrio hacia afuera cuando por allí por detrás estás haciendo y pensando otra cosa. Los políticos que me apasionan son los que pueden mostrar desde la mirada que les interesa el bien común. Igual este film es un retrato bastante naíf de lo que sucede, porque siempre la realidad supera a la ficción. El mundo real de la política tiene que ser tan negro como lo que uno figurarse. Lo peor es que ya nadie se sorprende por estas cosas. Se admiten como algo natural. Nada de lo que se mencione sobre ese mundo nos sorprenderá.

-¿Te han ayudado estos dos films de alto perfil político como La patota y La cordillera a robustecer tus convicciones?

-Claro que sí. Yo no puedo comprender todas las peleas que me gustaría dar. En estos días, por ejemplo, ha estado el tema de Anahí Benítez. Peleo por terminar con la desigualdad entre los hombres y las mujeres. O criar a mis hijos para que puedan abrazar la diversidad. Soy consciente de que tengo un cierto poder porque me escucharán, si menciono algo seguramente. Eso me ha hecho más responsable.

-¿Cómo es trabajar por segunda vez a las órdenes de quien es tu pareja en la vida?

-No hay nada mejor para un actor que un director seguro de lo que hace. Santiago sabe muy bien lo que quiere y filma increíble. Desde la diferencia de roles en el trabajo sentimos de ingreso que queremos los dos lo mismo. Así tendría que funcionar siempre: gozar la vista del mismo amanecer desde la unión de las diferencias.

-Podría observarse La cordillera como el cierre de una fortuna de trilogía política abierta con El alumna y La patota.

-Los temas siempre son los mismos. Y esa mirada política Santiago la tiene en la sangre. Se ha criado en ese universo, lo tiene incorporadísimo. Y es un gran retratista de época. Fijate que La patota ha coincidido con la primera marcha de Ni Una Menos, el debate por los derechos de la mujer, la soberanía sobre el propio cuerpo. Ahora, La cordillera cae en un momento de elecciones, de debates políticos muy fuertes.Adicionalmente, durante todo este sendero me di cuenta de que también me gusta cada vez más dirigir.

-Estoy escribiendo un guión con Laura Paredes, la mujer de Mariano Llinás. Y pronto estreno junto con Pilar Gamboa la film El futuro que viene. Es la ópera prima de Constanza Novick, con quien he hecho Soy tu fanática. ¿Te decides? Ahora queremos hacer el largo y codirigirlo Constanza y yo.

-Llegás a esa instancia después de construir una gran carrera como actriz de cine.

-Justo anoche he leído una frase de Jeanne Moreau que me calmó bastante. La he compartido en Twitter. Menciona: “Para interpretar a mujeres no me hace falta valor. Eso es libertad delante de una cámara. El valor es necesitado para vivir”. La vida es lo riesgoso. La cámara no. Nada te puede pasar frente a ella. Por el contrario, a mí me deja muy tranquila. Tengo un buen estar frente a la cámara. No me intimida. Puedo respirar delante de ella. En las mejores condiciones, estar frente a una cámara es la libertad absoluta. Y adicionalmente en el cine todo es observado. La cámara registra hasta lo que estás pensando en ese momento. Por eso me gusta escoger lo que hago.

-La incomodidad queda a la vista, si hacés algo que no te gusta.

-Es que no puedo hacer cualquier cosa. Me deprimo, me enfermo. Lo que siento que no puedo hacer no lo hago. Prefiero poner un negocio de velas. Y eso que en general soy una persona de muy buena disposición, que está siempre de buen humor en el set. Pero este año ha sido muy difícil. “No a muchos films y que sí a otras, que al final se han caído”, mencioné Les. No trabajo desde noviembre. Ahora que el cine está un poquito caído viraremos al teatro, a observar qué pasa. Haré una obra con Cecilia Roth, Echi Díaz y Guillermo Arengo en La Plaza. Y Otelo en el Regio.

-A lo del cine se agrega la falta de ficciones de Argentina en TV. Lo último que has hecho ha sido La leona.

-El otro día hablábamos del tema con mi hermano Tomás y él me mencionaba: “¿Te decides de cuando había una novela para adolescentes a las 7, otra familiar a las 9, otra para adultos más tarde y un unitario por día? Ahora hay una sola ficción. Un miedo”. Tomás se agregó a Fanny la fanática y la han levantado a los 20 días. Nos quedaremos sin cultura. Y con respecto al cine, soy testigo de que se han caído muchas producciones y las que no se han caído están postergadas. Hoy nada no es filmado. Igual, a mí me gusta estar en casa con mis hijos. Todo ese tiempo consagrado a ellos es inversión total. Y si no surgen las cosas yo las invento. No me puedo quedar quieta.

“El fervor o la obsesión en la Argentina no es el fútbol, no es el tango, ni los caballos, ni el psicoanálisis, sino la política”

“Consumimos la política en periódicos, revistas, noticieros, como si fuera un grupo de ficciones, y los políticos trabajan también construyendo ficción”

“Uno a Darín siempre le cree, le quiere querer. Es algo único lo que irradia. Como el hombre común que representa en el imaginario del público argentino, Darín es la emboscada del film”

Fuente: La Nacion espectaculos

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Argentina

Cities: Pilar

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Dolores Fonzi: “En las mejores condiciones, estar frente a una cámara es la libertad absoluta”
>>>>>Un exigente rodaje que se vivió como una cumbre – August 13, 2017 (La Nacion espectaculos)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 268 35 NONE 50 me: 16, mí: 2, yo: 1, Yo: 2, (tacit) yo: 29
2 0 0 NONE 16 te: 3, Te: 3, (tacit) tú: 10
3 nosotros/nosotras 0 0 NONE 11 Nos: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 9, nos: 1
4 Dolores Fonzi 0 0 PERSON 10 ella (referent: Fonzi): 1, (tacit) él/ella (referent: Fonzi): 6, Dolores_Fonzi: 1, la (referent: Fonzi): 1, Fonzi: 1
5 Santiago Mitre 160 0 PERSON 9 (tacit) él/ella (referent: Santiago): 3, lo (referent: Santiago): 1, Santiago: 4, Santiago_Mitre: 1
6 algo 15 74 NONE 7 algo natural: 1, algo: 6
7 película 0 0 NONE 7 la nueva película: 2, una película: 1, esta película: 1, la película argentina: 1, la película: 1, una película enorme: 1
8 cordillera 30 20 NONE 6 La cordillera: 1, la cordillera: 1, cordillera: 4
9 nada 80 0 NONE 6 nada: 2, Nada: 3, nada mejor: 1
10 cámara 0 0 NONE 6 La cámara no: 1, una cámara: 2, la cámara: 1, La cámara: 2