BibliotecaNacional.jpg

Bibliotecas que prestan moldes y otros utensilios de cocina

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – BibliotecaNacional

El fervor por la cocina tiene ciertas dificultades. Sentir un deseo irrefrenable por todo tipo de utensilios culinarios es uno de ellos. Solo en el mundo de la repostería existe un catálogo ingente de moldes que ninguna cocina humanamente razonable podría comprender. Adicionalmente, ¿cuántas veces puede una persona hornear un galletita con forma de cabeza de pony?

Como ya sabemos, Amazon está en plena campaña de la Vuelta al cole y nos trae durante esta semana descuentos y promociones especiales en una extensa variedad de productos, incluyendo todo tipo de mecanismos de cocina. Si ya tienes sartenes y cacerolas y no tenías previsto hacerte con un autómata, estos pequeños accesorios sí que podrán venirte el océano de bien a la hora de cocinar.

Sucede lo mismo con esos artefactos que cogen polvo olvidados durante meses, hasta que se nos sucede volver a usarlos: una fondue, un molde navideño, una crepera… Puede ser solicitado, si hay fortuna algún amigo, pero hay otra alternativa que al menos parece cada vez más común en Estados Unidos: bibliotecas que prestan utensilios de cocina. Y más cosas inesperadas.

Seguimos aclimatándonos estos días al fin del verano preparando mochilas -reales y metafóricas- para encarar el nuevo curso también en casa. Ya sea porque se te está haciendo cuesta arriba la vuelta, o porque justo comienzas a dar tus primeros pasos delante de los fogones, hemos elegido las mejores ofertas en utensilios de cocina para ponértelo mucho más fácil.Lo único que necesitamos son latas vacías de conservas. Nos vamos a asegurar de que no estén dadas de material plástico en su interior, o que exteriormente tengan algún ornamento o serigrafía que pueda arruinarse con el calor del horno y echar al traste nuestro truco.

Este verano el tema revoloteó en algunos medios de Estados Unidos, a raíz de una imagen compartida por la periodista Annemarie Dooling en Twitter. En ella varias repisas de una biblioteca local pueden ser observados en los que se brindan diferentes moldes de repostería para prestar o” arrendar varios días, hasta do semanas.” varios días, hasta do semanas.

En realidad este servicio lleva ya tiempo funcionando en diferentes centros de toda la nación, unido al préstamo de otros objetos de diversa naturaleza que podría extrañarnos encontrar en una biblioteca tradicional. Herramientas de bricolaje, instrumentos musicales o cañas de pescar son otros ejemplos llamativos. Aunque muchos centros, sobre todo en Entorno universitario, prestan ordenadores, en España no parece aún muy común , calculadoras tabletas lectores electrónicos o útiles de trabajo. Calculadoras tabletas son lupas.

Una biblioteca puede definirse, desde un punto de vista estrictamente etimológico, como el lugar donde se guardan libros.

“Biblioteca” procede del latín bibliotheca, y este a su vez del griego βιβλιοθήκη, “lugar donde se guardan libros”. Pero, aunque la palabra es mantenida, el concepto ha cambiado. Las propias bibliotecas de hoy no tienen nada que observar con las de hace apenas unas decenios; se han convertido en espacios multifuncionales que albergan adicionalmente muchos servicios complementarios a la mera conservación, catalogación y préstamo de libros o documentos.

El espíritu de una biblioteca pública es, exactamente, brindar un servicio a su comunidad de usuarios, poniendo a su disposición objetos a los que les puede resultar difícil entrar. El préstamo de libros facilita y favorece la lectura, pues no todo el mundo la compra persistente de obras puede ser permitida. Si solo nos interesa leer un libro una vez, ¿para qué adquirirlo?

Esta nueva- relativamente- faceta de las bibliotecas es conocida ya como’ The Library of Things’ y se está expandiendo por todo el mundo también en iniciativas particulares o inclusive con afán lucrativo. En esencia, la idea es la misma que el alquiler de vestidos de casamiento o disfraces, lograr algo que necesitas solo para una única oportunidad. En el caso de los objetos, adicionalmente, permite probar un artefacto antes de acordarte a adquirirlo.

Algunas bibliotecas están creando un depósito de útiles de cocina gracias a donaciones, otro servicio muy práctico para dar salida a las típicas cosas que se acopian en casa sin darles empleo. Nuevos o de segunda mano, la idea es la misma: mantenerlos para que otras personas los puedan utilizar en oportunidades puntuales.

Un ejemplo de cómo funciona este servicio es la red de bibliotecas públicas de Akron-Summit County. Tanto como otros útiles de cocina los moldes de repostería son prestados hasta un máximo de dos semanas, con una multa de 10 centavos por día de más. Solo está abierto a adultos y se permiten sacar dos objetos de cada grupo a la vez.

El paladar constituye la pared superior o techo del orificio oral.

Directo al Paladar en Instagram

Fuente: Directoalpaladar

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: United States

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Bibliotecas que prestan moldes y otros utensilios de cocina
>>>>>Si ya piensas en la vuelta al cole, estos 11 utensilios de oferta de Amazon van a ser tu salvación en la cocina – September 04, 2019 (Directoalpaladar)
>>>>>Cómo hornear un bizcocho en una lata: truco de cocina – September 09, 2019 (Directoalpaladar)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 38 0 NONE 13 Nos: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 7, nos: 5
2 bibliotecas 0 0 NONE 4 bibliotecas: 2, Las propias bibliotecas: 1, Algunas bibliotecas: 1
3 lugar 0 0 NONE 4 lugar: 2, el lugar: 2
4 0 0 NONE 4 te: 2, (tacit) tú: 2
5 servicio 20 0 NONE 3 este servicio: 2, otro servicio muy práctico: 1
6 aparatos 0 30 NONE 2 esos aparatos: 2
7 idea 0 15 NONE 2 la idea: 2
8 el espíritu de una biblioteca_pública 60 0 NONE 2 El espíritu de una biblioteca_pública: 2
9 cocina 25 0 NONE 2 ninguna cocina humanamente razonable: 1, la cocina: 1
10 paladar 15 0 ORGANIZATION 2 El paladar: 1, el Paladar: 1