Regresso de “Twin Peaks” foi “presente imprevisto”, alega Kyle MacLachlan

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Kyle MacLachlan

Kyle MacLachlan recebeu o regresso da icônica série “Twin Peaks” como um “presente imprevisto”, segundo reconheceu à Agência Efe o ator que volta a dar vida ao protagonista do misterioso mundo cinstituídopor David Lynch, ainda que Laura Palmer tenha aadvertidoao agente Cooper que lhe veria de novo em 25 anos.

Faz 33 anos, David Lynch trouxe para o cinema MacLachlan como Paul Atreides em o filme Duna.

Leer Más

Depois do “Twin Peaks” do TSE, política vê o faroeste Janot x Temer

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – David lynch grayscale

O Brasil vive, e já são uns bons quatro anos agora, uma variante de temporada da genial série de America “Twin Peaks”, ressuscitada pelo diretor David Lynch um quarto de século depois de entrar no imaginário psicodélico de uma geração de telespectadores.

David Keith Lynch é um diretor artista visual, músico e ocasional ator de Noruega. Um diretor é roteirista.

Leer Más

Si quieres hacer una serie de culto, kyle MacLachlan: “ debes contratarme”

Por: SentiLecto

La críptica descripción de David Lynch se hizo realidad. “Todo es Twin Peaks, que lo es todo”, parafrasea su actor, musa y protagonista de la serie, Kyle MacLachlan, de lo que le mencionó su director. En los casi 35 años desde que actor y realizador se conocen, da igual lo que hayan hecho juntos o separados la serie Twin Peaks lo es todo en la carrera de MacLachlan. “Siempre, en algún momento, el director, el showrunner, con el que trabaje se me aproximará para mencionarme eso de Twin Peaks modificó mi vida”, relata a EL PAÍS con agradecimiento, estima y humor. Es igual que piensa el propio MacLachlan, a sus 58 años de vuelta en la piel del agente Dale Cooper, personaje que cuando ingresaba en los 30, moró por primera vez.

Leer Más

Marilyn Monroe ha inspirado “Twin Peaks”

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Isabella Rossellini David Lynch Cannes

El estreno de la nueva temporada, 30 años después, de “Twin Peaks” está suscitando todo tipo de nuevas revelaciones alrededor del principio de esta serie que modificaría la historia de la televisión para siempre. Una de las más llamativas tiene que ver con el influjo que la sex symbol y extraordinaria actriz Marilyn Monroe ha tenido en la escritura de la trama. ¿Cómo? A través del personaje de Laura Palmer.

Hace 1 día, mientras hacíamos el Especial Twin Peaks en Likes, me interrogaba en la entrevista a Nacho : ¿ Estábamos preparados para aquello, para aquella propuesta de Lynch, ayer? Después de escuchar a Vigalondo y a especialistas como Alberto Rey, Isabel Vazquez, Jesus Palacios o Cristina Teva, creo que La contestación es Sí. Y no sólo preparados, sino necesitados, tal y como han confirmado los datos de audiencia de la, ahora, serie de culto.Hace 1 día, mientras hacíamos el Especial Twin Peaks en Likes, me interrogaba en la entrevista a Nacho : ¿ Estábamos preparados para aquello, para aquella propuesta de Lynch, ayer? Después de escuchar a Vigalondo y a especialistas como Alberto Rey, Isabel Vazquez, Jesus Palacios o Cristina Teva, creo que La contestación es Sí. Y no sólo preparados, sino necesitados, tal y como han confirmado los datos de audiencia de la, ahora, serie de culto.También puede visitarse la cabaña cerca del Puente de Reinig, conocido como el puente de Ronette´s por los fanáticos. Adicionalmente, está a 5 minutos del Café Twede´s en Nord Bend, conocido en la serie como “Double R Diner”.

Leer Más

El hacedor de misterios regresa a Twin Peaks

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Isabella Rossellini David Lynch Cannes

ANGELES. Bienvenidos a Twin Peaks, menciona un cartel con dos montañas dibujadas. Suena la música envolvente de Angelo Badalamenti. Y ya. Hace 2 días, poco más se sabía sobre el retorno de la mítica serie de televisión hasta su debut. En la Argentina, está disponible en Netflix desde ayer, a razón de un cap cada lunes, porque el maravilloso David Lynch no está dispuesto a revelar un solo dato. “La serie ocurre veinticinco años después de la primera. Algunas cosas modifican y otras siguen igual.” Y eso es todo lo que piensa mencionar en esta mañana de comienzos de febrero en un hotel de Los Angeles. Desde que David Lynch ha llevado a la televisión su toque mágico para la atmósfera y el misterio, pasó más de un cuarto de siglo. Ha cautivado al mundo con una historia policial que, en muchos sentidos, modificó la forma de hacer ficción en pantalla pequeña. Llevaba años dándole vueltas a una continuación cuando el libretista y productor Mark Frost, con el que ha hecho la serie, lo ha invitado a comer en Musso&Frank, el mítico restaurante de Hollywood Boulevard, tal como lo cuenta él. “Nos sentamos y ha resultado que se cumplían veinticinco años. Como no sabíamos, comenzamos a hablar de ello y si al final se haría, nos lo guardamos para nosotros y hemos seguido trabajando. Luego comenzaron a aparecer más cosas y al final han sido suficientes como para que comenzáramos a hablar de hacerlo.” El guión se ha escrito por Skype, con Lynch en Los Angeles y Frost en Ojai, California. Físicamente lo ha hecho Frost, porque Lynch no teclea. Sus contestaciones se esperan como palabra revelada del señor de los misterios narrativos. Pero Lynch tiene claro que los misterios son lo que son, exactamente, porque no se informan. Contó muchas veces su frustración por haber tenido que dar una explicación al final del primer Twin Peaks . “Mencionemos que tienes una gallina que pone huevos de oro. Cuando tienes muchos huevos de oro, repentinamente llega alguien y te menciona que ha llegado la hora de asesinar a la gallina. No es bueno.” Lynch menciona que “no hay normas” a la hora de lograr enganchar al público. “Hay clases de guión que lo reducen todo a normas. Pero no hay fórmulas, no tendría que haber ninguna norma. Hay cosas que supongo que tradicionalmente funcionan. Pero siempre menciono que las ideas dictan todo. Las ideas son como presentes. Sigue las ideas y no te inquietes de la forma, de las normas. Sigue las ideas de las que te enamoraste y sé leal a ellas. Y ellas te lo mencionan todo, como se hace, así es.” Lynch va a hablar mucho sobre ideas esta mañana y sobre la necesidad de escribirlas, siempre. “Mencionemos que tienes una idea y es especial. Piensas: «Nunca me olvidaré de esta idea». Pero yo olvidé al menos dos ideas. No las recuerdo. Es un miedo porque recuerdo que eran muy buenas ideas. Un miedo es un miedo. Y no las tengo porque no las he anotado.” La forma de hacer televisión ha modificado desde Twin Peaks. Ahora la serie no va a tener pausas publicitarias. “En un film estás en un cine y algo debe tirar de ti, tirar, tirar hacia delante sin quebrarse. Se lo complica . La televisión de esa época lo hacía muy fácil en cierto modo, porque estaba interrumpida por anuncios. Justo después de la publicidad tenías la ocasión de comenzar de nuevo. Pero en un film completo es muy difícil mantener eso y mantener al público allí durante dos horas. Y ahora con los canales de cable es lo mismo, no hay interrupciones, debe fluir.” No es que eche de menos aquella televisión, más bien al opuesto. “Siempre observé la televisión como un film. Es lo mismo, inclusive con anuncios. Pero con las interrupciones es terrible, porque quiebra el encantamiento completamente. Es ridículo. ¿Cómo llegué a esto? No lo sé. Por dinero. Pero es totalmente ilógico y ridículo”, menciona, lo que hace todavía más interesante observar cómo ha adaptado la historia de Laura Palmer a la era de la televisión sin límites. Su filosofía, en cualquier caso, es que “no tendrías que pensar en el público. Deberías pretender que tenga sentido para ti, y con fortuna les va a parecer bien a otros”. David Lynch lleva once años sin hacer un film, desde los tiempos de Imperio. “Las cosas que funcionaban en taquilla no eran las cosas que yo quería hacer.” Adicionalmente se consagró a pintar, asegura. Cree que más o menos en esa época, hace una decenio, comenzó a modificar el cine y hoy cada vez hay menos sitio para films como Carretera perdida o Mullholand Drive, el sendero de los sueños. La estrenarían en Nueva York, Los Angeles, San Francisco y un par de ciudades más durante una semana, si estrenase algo así, “. Y después iría al mercado digital, donde quiera que eso sea. Es una pena”. Habla con fervor de la diferencia entre un salón de cine, donde el silencio puede ser absoluto y el ruido ensordecedor, con una televisión, donde es difícil lograr un ambiente delicado. “Es terrible, pero tiene que vivir con ello.” Es eso, exactamente, lo que está haciendo, resignarse y vivir con ello. “Creo que la televisión por cable, inclusive con sus limitaciones, es un lugar lindo donde estar. Me gustan las historias continuas. Hay una pena en lo que pasó con cierto tipo de films.” Alguien le insiste: ¿eso significa que Imperio ha sido el último film de su carrera? “Supongo que lo es.”

Se recuperan adicionalmente dos festejadas intervenciones, la del propio Lynch como Gordon Cole, jefe de Cooper con dificultades de audición; y la de David Duchovny, en el papel de la agente transexual Denise Bryson. Entre las ausencias, tiene que subrayar la de Lara Flynn Boyle , aunque ni siquiera ha estado presente en la película-precuela Fuego camina conmigo, de 1992. Lynch, consagrado ocasionalmente a la música, incorporó de ese Entorno a Sharon Van Etten, Sky Ferreira, Trent Reznor y Eddie Vedder, todos ellos como intérpretes en esta tercera temporada. Mientras tanto, Angelo Badalamenti vuelve a poner acordes a la serie. La tercera temporada cuenta también con intérpretes fundamentales de la cinematografía de Lynch, como Laura Dern, Naomi Watts y Balthazar Getty. El bosque se abre adicionalmente a una generosa actuación del starsystem: Monica Bellucci Jennifer Jason Leigh, Ashley Judd, Jim Belushi, Michael Cera Monica Bellucci es amanda Seyfried…. Hay café para todos.Se dice a Laura Palmer como una imagen por todos conocida, una carátula que, a pesar de su placidez y serenidad, sirve de presentación de un coro de emociones y misterios tan oscuros como una buena taza de café. Ese bosque de sensaciones tampoco se cerró. Un bosque nunca se cierra, menos aún en Twin Peaks; entre sus abetos, inclusive hay vías para entrar a una onírica habitación roja de tupido cortinaje.Pero sobre todo sin Twin Peaks no hubiésemos admitido la noción de que una serie podía ser una obra de arte, que podía tener un autor, una finalidad y un mundo al que mudarse, en ese entonces, una hora por semana. Gracias al streaming, ahora podemos “vivir” en una de estas construcciones artísticas durante semanas o inclusive meses.Lyon señala: «Pedía que los espectadores observaran todos los caps secuencialmente para llegar a conocer la historia al completo. Tiene que comparar eso con series como Roseanne y Seinfeld, en las que podías escoger un cap y observarlo sin necesidad de saber qué pasaba previamente o después”.

Leer Más