El ferrocarril a ninguna parte para los refugiados en Grecia

Por: SentiLecto

Hay pocos lugares más tristes que un ferrocarril abandonado. En este caso, varios vagones de ferrocarril que han conocido tiempos mejores, algunos de primera clase, otros coches-cama, todos llenos de óxido y suciedad, sirven de asilo improvisado para cientos de inmigrantes y refugiados que se quedaron en la Grecia continental, tierra de nadie para aquellos que atravesaron el Egeo pero observaron cerradas las fronteras de Europa.

Leer Más