Mystraspalace.JPG

Entrevista a Katsikaris: ‘Vamos a mostrar a Europa cómo trabajan los griegos’

Fotis Katsikaris nos recibe en la puerta del hotel Mercure Metropole, en Marcq-en-Barul, a las afueras de Lille, donde se concentra el rival de España hoy en cuartos. Cigarrillo en mano, con esa rara y tensa tranquilidad del día previo a una batalla. Por supuesto, no se fía de los problemas de la selección de su gran amigo Scariolo. Tampoco le espanta el intuirse favorito: “Los griegos hemos nacido todos con presión. Y vamos a fallecer con ella. Nos hace mejores”.

Fotis Katsikaris en Korydallos, Grecia, es entrenador de baloncesto griego.

¿Hace cuánto no tenía Grecia un equipo tan potente?

Grecia, oficialmente República Helénica, es un país soberano, miembro de la Unión Europea.

La diferencia con la época anterior [oro europeo en 2005, plata mundial en 2006…] es que algunos de esa generación extraordinaria todavía no habían ganado nada con sus equipos. Tenemos más recursos, cada uno de los 12 ha ganado una Euroliga por lo menos. Los que no juegan en Europa, como Koufos o Antetokounmpo, son importantes en sus equipos en la NBA. En ese sentido, sobre el papel, es la mejor selección griega de la historia. El mejor equipo que jamás entrené. No he llegado a Diamantidis y Papaloukas, mi sueño, pero tengo a Spanoulis, Zisis…

“Koufos y Antetokounmpo han ingresado en el equipo en el mejor momento. Estoy muy contento con el trabajo de nuestros dos grandotes. Son muy diferentes entre sí y los dos están haciendo un trabajo impresionante. En Europa apenas se conoce a Koufos, pero es un jugador muy rápido y explosivo para su altura. Es también un gran defensor, especialmente en los bloqueos directos y puede finalizar la jugada porque es muy rápido. Esa fue una de las claves; la otra, el habernos adaptado de nuevo al juego de Spanoulis. El año pasado jugábamos mucho más rápido, con muchas más posesiones y moviendo más el balón. Pero tiene que jugar a través de él, cuando está Vassilis en la pista. Conoce lo que queremos hacer como equipo, y, con él como líder, estamos haciendo un trabajo perfecto, partido a partido”, se felicita Katsikaris.Grecia [rumbo, Grecia] fue merendado a Bélgica en Lille a cuartos. “Todavía podemos mejorar muchas cosas. Hay que continuar trabajando en la misma línea que ahora, pero tiene que dar más, según avanza el torneo. Es la selección griega con más talento de los últimos años. Formamos un conjunto de 12 jugadores con mucha experiencia en la Euroliga y la NBA y poniendo esa experiencia al servicio del equipo somos muy fuertes”, refrenda Georgios Printezis. Ningún equipo logró el pleno de victorias rumbo al oro, desde que Lituania alcanzase el título europeo en 2003 como invicta. Doble desafío para la mejor Grecia.

Aquellos han ganado mucho para Grecia. Y son seis años sin medalla.

Lo bueno es que los griegos tenemos la presión en el ADN. Sacamos lo mejor de nosotros mismos, cuando padecemos. Cuando nos relajamos, lo más peligroso es , cuando nos creemos que somos los mejores.

¿Lo más difícil ha sido la labor de persuadir a los 12 jugadores?

El mayor desafío que tuve fue definir los roles. Creo que tenemos baloncesto, era una cosa mental, persuadir a cada uno de lo que tiene que hacer por el equipo. Estar contento de defender la bandera, para pretender dar alegría a los griegos, que lo necesitan más que nunca.

¿Siente que tienen una responsabilidad agregada con el país?

Desde fuera, desde la pasión, siempre he sentido mucho amor por mi selección. Somos algo más que un equipo. Lo hablamos con Koufos, [americano de nacimiento] que se siente griego porque creció con los valores griegos de su madre. Esto es diferente a la NBA, donde por perder un partido no pasa nada. Cada día que pasa siempre tienes que tener en la cabeza que representas a un país. Un país pequeño, un país que dio muchas alegrías en el pasado.

Reside en España [va a entrenar al UCAM Murcia], ¿cómo ha vivido desde fuera la atroz crisis de su país?

Se complica a él. Estás inquietado, porque igual te ocultan la verdad, cuando tienes a familia y amigos allí. Hablas por teléfono y no te mencionan lo que está pasando. Es frustrante. El porvenir es oscuro. Que en 10-15 años, padeciendo, peleando todos juntos, lo sacaremos, se pasa, hay un plan, si por ejemplo los griegos supiésemos… Pero nadie sabe lo que pasará y eso es lo peor.

Siempre la selección fue un motivo de orgullo. Pero ahora hay algo más, con el deporte tenemos la ocasión de mostrar a Europa y al mundo cómo trabajamos juntos, el carácter y la personalidad que tiene el griego. La demostración de cómo puede ser un griego compitiendo.

Bajas, incertidumbres, heridas… ¿se fían de España?

Son más peligrosos todavía. Porque el equipo se hace más fuerte, en caso de que te pasen esos problemas. Se une más. Es algo natural y más con el nivel que tienen esos jugadores. Felipe hará dos veces el esfuerzo, en caso de que tenga un problema físico Gasol. Seguro que Scariolo está inquietado, pero no nos puede confundir.

¿Qué le inquieta más de España?

Con el talento individual que tiene puede hacer daño a cualquier equipo en cualquier momento del partido. Puede anotar fácil. El pilar de todo lo que se genera es Pau. Es imposible pararlo, entonces tenemos que pretender limitarlo. También el campo abierto, son los mejores de Europa en eso. Defender duro, con fe. Y controlar el rebote, puede ser un factor importante.

¿Cómo se ha observado desde uno de los grandes rivales esta época dorada de baloncesto español?

Con envidia. De que no puedes tenerlo todo, como España. Grandes jugadores, con química entre ellos, muy competitivos. Nos han hecho disfrutar, compitiendo contra Estados Unidos, ganando medallas.

No parece sencillo el relevo.

Tiene que tener paciencia, continuar con el plan de las categorías inferiores. Y preparar el nuevo conjunto que va a ingresar paulatinamente. Seguro que hay un periodo de adaptación, de trámite. En la vida hay ciclos.

Otras fuentes combinadas en esta noticia:

  • Katsikaris: “Los griegos están locos con este equipo”