Mystraspalace.JPG

Merkel pone punto final a discusión sobre salida de Grecia

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dado por cerrada la controversia respecto de una probable salida temporal de Grecia de la región euro, ha descartado el cese de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y abogó por “mirar hacia delante”.

Grecia, oficialmente República Helénica, es un país soberano, miembro de la Unión Europea.

Wolfgang Schäuble es un letrado y político alemán, miembro de la Unión Demócrata Cristiana .

La jefa del Gobierno alemán ha realizado estas declaraciones en la tradicional “Entrevista de verano” de la cadena de tele pública alemana ARD, en la que la crisis helena y el reciente pacto sobre un tercer rescate, de hasta 86.000 millones de euros, han acaparado la atención.

El pacto alcanzado entre los 19 miembros de la región euro, ha subrayado en la sesión maravillosa organizada en el Bundestag, es «duro» para los ciudadanos griegos, pero, ha recordado, también para el resto de asociados, que prometieron hasta 86.000 millones de euros.

“El ‘Grexit’ estaba sobre la mesa pero nos hemos acordado por otra opción. Y lo que cuenta ahora es el resultado de las gestiones. Los miembros de la eurozona decidieron negociar con Grecia un nuevo paquete de ayuda. Eso es lo que debemos llevase cabo ahora”, ha asegurado Merkel.

A su juicio, “solo había una posibilidad” y era encontrar un “sendero grupo” con Atenas, ya que cualquier otra opción llevaría al “caos”, informó EFE.

“Lo importante es ahora el resultado. las opciones se han hablado y nos acordamos por la que todos los miembros de la eurozona han considerado la mejor”, insistió la canciller, que se mostró esperanzada en que los bancos griegos puedan reabrir mañana tras dos semanas de corralito. “No tengo intención de continuar con esta discusión”, ha zanjado.

La canciller reiteró asimismo que una “quita en sentido clásico”, con un aligeramiento de las deudas que pesan sobre Atenas, “no puede darse dentro de una unión monetaria”.

Sin embargo, Merkel informó además que, conforme se pactó, cuando llegue “la primera revisión” sobre los avances del rescate -esto es, el grado de ejecución de ajustes y reformas en Grecia- podría hablarse de una reestructuración de la deuda helena.

La jefa del Gobierno alemán ha considerado que las gestiones que empezarán en unas semanas van a ser “duras” y ha lamentado que los distintos Gobiernos griegos no hayan implementado reformas que ya se les solicitaron en 2010, cuando el primer rescate fue decidido.

El ministro, que asegura que la canciller «puede confiar» en él, señala que «no hay que inquietarse» porque la jefa del Gobierno alemán y él tengan en algunos asuntos tesis diferentes.

En cambio, otros países aplicaron reformas y en la actualidad se encuentran en una mejor situación, ha razonado Merkel, que ha asegurado que ahora “la eurozona es más sólida” y que “lo peor” ya pasó en Irlanda, Portugal, España y Chipre, “donde ya hay desarrollo y puestos de trabajo son creados”.

Resumiendo cinco años de crisis de la deuda en Europa afirmó: “En este sentido logramos cosas importantes”.

Sobre los chismes acerca de una probable dimisión de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, por sus diferencias sobre la mejor solución para Grecia, la canciller ha asegurado que “nadie le ha solicitado el cese”.

«Siete razones por las que el Bundestag tiene que votar No hoy», ha titulado uno de los medios de mayor difusión, Bild, insistiendo en que el «Grexit» es la mejor solución. Agrega: «Nuestros nietos lo van a pagar».

Por último, en cuanto a la imagen de Alemania tras el pacto, Merkel ha indicado que no se trata “de ganar concursos de belleza” sino de hacer lo necesario.