PotC49Bmkinovyschody.jpg

Putin en Crimea: «Los habitantes han votado por la reunificación con Rusia y punto»

El presidente ruso Vladímir Putin, de visita en la península de Crimea, ha insistido este martes que para Moscú no cabe debate alguno acerca de la soberanía de su país sobre este territorio porque sus habitantes «votaron por la reunificación con Rusia».

«El porvenir de Crimea lo acordó la gente que vive en este territorio. Ellos han votado por la reunificación con Rusia y ya está, punto final», cuando los periodistas le han solicitado que comentase las declaraciones que ha hecho este lunes el presidente de Ucrania, ha informado el líder del Kremlin , Petró Poroshenko. El mandatario ha calificado de «reto al mundo civilizado» la visita de Putin a Crimea y previno de que esta eleva la tensión en el este de Ucrania. Para Poroshenko, «viajes como este son la continuación de la militarización de la ocupada península ucraniana y la sumen en un aislamiento aún mayor. Solo en el seno de Ucrania tiene porvenir Crimea, incluido su turismo».

El mandatario ucraniano ha calificado de “reto al mundo civilizado” la visita de Putin a Crimea y previno de que ésta eleva la tensión en el este de Ucrania.

Ucrania es un Estado soberano situado en el este de Europa.

Crimea es una importante península del este de Europa, situada en la costa septentrional del mar Negro.

Putin también ha contestado a las palabras de Poroshenko sobre la elevación de la tensión en el este de Ucrania y responsabilizó a Kiev del empeoramiento de la situación en las zonas de Donetsk y Lugansk. «Fueron los milicianos del Donbass los que han propuesto replegar el armamento de calibre menor a los 100 milímetros. Según datos que obran en nuestras manos, concentran sus unidades, lamentablemente, la otra parte no lo hizo y por el contrario afianzadas con armamento pesado, en la línea que separa las posturas de los dos bandos», aseguró.

Putin también contestó a las palabras de Poroshenko sobre la elevación de la tensión en el este de Ucrania y ha responsabilizado a Kiev del empeoramiento de la situación en las zonas de Donetsk y Lugansk.

Después de la nota de protesta enviada este lunes por Kiev a Moscú con motivo del viaje de Putin a la península anexionada, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso replicó este martes que «las visitas de los altos cargos rusos a la República de Crimea y Sebastopol son un asunto interno de la Federación de Rusia». Un comunicado propagado por la cancillería rusa señaló: «Hoy mandamos una nota al Ministerio de Exteriores de Ucrania en la que recordamos a la parte ucraniana que la República de Crimea y Sebastopol son parte inalienable de la Federación de Rusia, a los que se prolonga en toda su plenitud la soberanía y la legislación rusas».

Putin ha presidido en la balneario crimeo de Yalta una reunión de la jefatura del Consejo de Estado ruso consagrada principalmente al turismo en la Federación de Rusia.

Se cedía a Crimea a Ucrania en 1954, en época soviética, y fue anexionada por Rusia en marzo de el año pasado, poco después de el derrocamiento en Kiev de el presidente prorruso Víktor Yanukóvich, actualmente refugiado en Rusia, y el ascenso a el poder de las fuerzas europeístas. Un mes más tarde, una sublevación prorrusa en el este de Ucrania ha dado comienzo a un conflicto armado entre las tropas fieles a Kiev y los rebeldes que, tras dieciséis meses, arroja un balance de cerca de 7.000 muertos, entre civiles y combatientes, según los últimos datos de la ONU.

Pese a la tregua que rige en la zona del conflicto desde mediados del pasado mes de febrero, la situación empeoró sensiblemente en las últimas semanas, con los dos bandos acusándose a diario de decenas de violaciones de alto el fuego.