‘Crimen de Polop': vísceras, drogas y meretrices

Por: SentiLecto

La primera semana del proceso por el crimen de Alejandro Ponsoda puso al descubierto detalles de la vida íntima del alcalde matado -conocidas por todos y acalladas a lo largo de estos años por los medios de comunicación dada su delicadeza – que en nada tienen que ver con las circunstancias en las que se ha producido su muerte. Las dentelladas ante el tribunal por parte de las defensas a la esfera privada de Ponsoda -con la exposición de su historial médico o un trágico cap padecido por su ex mujer- dejaron clara la opción de los letrados de estacionar la ética.

Sembrar desconcierto y pretender correr así a los imputado de un homicidio que se ha producido, según la Fiscalía y la Guardia Civil, por las ansias de poder de Juan Cano, hombre de confianza de Ponsoda y el eje sobre el que ha girado la investigación, parece fundamental. Y los abogados lo saben.

En las cinco sesiones que llevamos de vista, todos ellos se esforzaron en deslegitimar el trabajo de la Unidad Central Operativa del Instituto Armado presentándola como un grupo de agentes que necesitaba cerrar el crimen de Ponsoda después de dos años sin contestaciones y que se agarraron a un clavo ardiendo. Se la vapulea la figura del testigo cuidado, el creador de que la investigación fructificase al señalar a Cano como la persona que conspiró el homicidio en un prostíbulo de Benidorm, también sin misericordia.

Los abogados de los siete hombres que se sientan en el banquillo recordaron para los miembros del tribunal que este testigo tiene un extenso historial delictivo y que inclusive ha sido confidente de la Guardia Civil. Este testigo es arquero del burdel Mesalina. que inclusive ha sido confidente de la Guardia Civil. El objetivo es claro: restarle credibilidad porque, saben, que el procedimiento se cae, si su testimonio se tambalea. Literalmente.

Es cierto que la única prueba que hay contra Cano, los tres presuntos sicarios, un empresario y el dueño y el gerente del Mesalina es el testimonio del testigo. Cuando se acordó a hablar se han podido practicar las detenciones, algo que ocurrió dos años después de que a Ponsoda le diesen dos disparos en la cabeza en la puerta de su casa el 19 de octubre de 2007, de hecho, sólo.

Desde entonces, denunció presuntas coimas por parte del medio de los imputado para que dejara de hablar e inclusive amenazas. Juan Cano y sus compañeros de banquillo, que le acusan de obtener «privilegios» a cambio de brindar sus cabezas a la Uco, de la echaron plagas en sus declaraciones ante el juzgado del tribunal que preside la jueza Cristina Costa, lo ven con desprecio. «Son unos sinvergüenzas, bah, gentuza», ha espetado Cano con desprecio en el salón en el trasncurso de una declaración a la que ha llegado con el claro objetivo de pretender dejar sin validez la instrucción y presentarse como un hombre «unido» a Ponsoda.

Un día después, el testigo cuidado, como ha hecho ante la Guardia Civil, le ubicó en un reservado del club de alterne Mesalina como el hombre que daba instrucciones y que le ha propuesto matar a Ponsoda a cambio de 35.000 euros, un trabajo que, mencionó, ha rechazado «por no estar interesado». “Ha sido él quien puso en contacto a los imputado con los tres presuntos sicarios”, aseguró él/ella Después,.

Durante su declaración, tanto Cano como el resto de imputados han esbozado sonrisas y han hecho chascarridoso, algo que le fastidió. las defensas aguzaron los cuchillos para abrir en canal su pasado delincuencial en África y le han cosido a preguntas del tipo «a cuántas personas ha asesinado», momento en el que acertadamente la jueza ha intervenido para cortar esa línea de raíz. «No estamos aquí para juzgar su moralidad», ha zanjado.

Entre las personas que le han encargado el crimen estaba al que se le conocía en el club “el director”, en alusión al empleo de Cano antes de ser concejal y alcalde como director de una oficina de la extinguido Caja Mediterráneo en Polop.

En la jornada del viernes, se ha vivido un cap que desde que le dituó como roca angular del crimen, da cuenta de la guerra que Juan Cano tiene declarada a la Guardia Civil. El imputado ha querido restarle credibilidad, mientras declaraba uno de los agentes. Airado en la Sala, lo que le ha valido que la magistrara le expulsase mencionó: «Mentiroso, coño». Su contestación se ha debido a la explicación del agente del Instituto Armado. «Yo lo que sé es que una meretriz relacionada con él con la que habíamos tenido tres entrevistas ha desaparecido de L’Alfàs del Pi».

Cano ante el tribunal y ha asegurado que únicamente ha sido al Mesalina dos o tres veces a «hacerse unos vasos después de comer» al lado de varios compañeros de trabajo. rechazó: “Fuera un cliente frecuente del prostíbulo”. y ha asegurado que únicamente ha sido al Mesalina dos o tres veces a «hacerse unos vasos después de comer» al lado de varios compañeros de trabajo.

Aunque suene mal, manifestó que ha planteado los nombres de Radim y Robert porque, ” “, eran sus amigos y les quería dar trabajo y las consiguientes entradas.

El testigo cuidado, sien embargo, le ha retratado como un asiduo del club al que acudía, entre otras cosas, «a adquirir cocaína».

Las sesiones dejaron tras de sí un escenario de miserias, ambientes sórdidos y peleas de pueblo que, según los imputados y los testigos que hasta ahora subieron al estrado, cada uno vivía de modo muy distinta.

Si es una cosa, el tribunal deberá apreciar o la otra. Esta semana va a seguir desbrozándose el caso Polop en la Sala.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>’Crimen de Polop': vísceras, drogas y meretrices
>>>>>El testigo protegido del ‘caso Polop': “El sucesor del alcalde me encargó el crimen” – January 16, 2020 (El Mundo)
>>>>>>>>>Los acusados de matar al alcalde de Polop rinden cuentas 12 años después – January 13, 2020 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>El golpe de muerte del hijo del alcalde de Órgiva – January 09, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Cano 0 60 PERSON 4 Cano: 4
2 testigo 110 0 NONE 4 este testigo (apposition: portero de el prostíbulo Mesalina): 1, el testigo protegido: 1, El testigo protegido: 2
3 jurado 20 0 NONE 4 el jurado: 3, El jurado: 1
4 sembrar confusión e intentar apartar así a los acusados de un asesinato según la fiscalía y la guardia_civil por las ansias de poder de juan_cano hombre de confianza de ponsoda y el eje sobre 180 420 NONE 3 Sembrar confusión e intentar apartar así a los acusados de un asesinato según la Fiscalía y la Guardia_Civil por las ansias de poder de Juan_Cano hombre de confianza de Ponsoda y el eje sobre: 3
5 algo 0 90 NONE 3 algo: 3
6 Juan_Cano y sus compañeros de banquillo de 0 20 PERSON 3 Juan_Cano y sus compañeros de banquillo de: 1, (tacit) ellos/ellas (referent: Juan_Cano y sus compañeros de banquillo de): 2
7 nosotros/nosotras 0 7 NONE 3 (tacit) nosotros/nosotras: 3
8 desdén 0 40 NONE 2 desdén: 2
9 historial 100 0 NONE 2 un amplio historial delictivo: 2
10 objetivo 55 0 NONE 2 el claro objetivo: 1, El objetivo: 1