EnerxC3ADaeC3B3licaOPindoGalicia.jpg

Incendios más agresivos por la despoblación de la España vaciada

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Enerxía eólica – O Pindo – Galicia

Los megaincendios que vienen produciéndose en los últimos años, como los de Galicia o el de estos días de Tarragona, los llamados “incendios de sexta generación”, tienen varias causas y atributos que los hacen únicos y traen un debate aparejado: el de la falta de negociación del monte.

Galicia es una comunidad autónoma de España, estimada nacionalidad histórica según su Estatuto de Autonomía,[4]​ ubicada en el noroeste de la península ibérica.

¿Qué ha sucedido en las últimas decenios en España para que los incendios lleguen a generar microclimas, a ser incontrolables por avanzar a velocidades altísimas y a expandirse tan rápido que arrasan muchos kilómetros en pocas horas?

La contestación está en gran parte en la España vaciada. Lo informa Marc Castellnou al frente del artefacto en contra del incendio de Torre del Español: “Abandonamos la negociación del monte y la vida en el campo Marc Castellnou es jefe del Grupo de Refuerzo de Actuaciones Forestales de los Bomberos de la Generalitat. hemos elegido por el poco intervencionismo. Nuestra sociedad deja de lado las economías locales y se olvida de los empleos tradicionales del mundo rural. Al final bosques son generados como los que tenemos, totalmente descuidados, con un potencial de gasolina que nunca previamente habíamos tenido”.

Desde hace decenios la protección de las masas forestales es cada vez mayor, pero al final eso generó una dificultad: de tanto que quisimos cuidar la naturaleza, la tenemos descuidada. Y la Transición Las repoblaciones forestales del franquismo fueron realizadas teniendo en cuenta más el resultado a corto plazo que a largo; se buscó previamente tener un bosque tupido con especies que crezcan rápido que respetar la flora autóctona de cada paisaje y cada piso. Allí tenemos Galicia, plagada de eucaliptos que arden como teas, o los pinares donde previamente había encinar y bosque mediterráneo, que al final cambian la composición del piso y lo empobrecen.

La falta de intervención hace que la maleza y la madera fallecida estén por todas partes. Esto conforma una gasolina imparable que hace a tal velocidad que supera la capacidad de los servicios de extinción, cuando arde lo. “Cuando la velocidad del fuego es mayor que la nuestra no podemos controlarlo, sólo podemos evacuar a la gente y pretender que menos área sea quemada de la potencial”, recalca Castellnou.

Por otra parte, esas ocasiones consisten en dimitir a apagarlo todo, porque no se puede pelear en contra de cada llama, sino en vaticinar cuál será la conducta del fuego para apagarlo en el momento adecuado.

“Pero la dificultad de fondo está en el abandono del medio rural. Las administraciones no están dispuestas a gastar el dinero necesario para gestionar el monte. Eso sería carísimo, porque sería pagar por el trabajo que hacían previamente las gentes de los pueblos. Pero nos debemos dar_cuenta de que ahora estamos creando el paisaje del futuro, y eso va a determinar las emergencias que tendremos en los próximos años”.

Carlos Novillo, director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, recuerda cómo el paisaje está desde hace siglos marcado por el hombre. “Las dehesas, por ejemplo, son paisajes creados por el hombre, no tendríamos que olvidar que vivimos desde siempre cambiando el paisaje. Ahora no encontramos ganado en el campo, se va acopiando la gasolina y nadie lo recoge. Por eso nos estamos encontrando con situaciones que nunca habíamos vivido. En cuanto el fuego pasa de ser un conato se descontrola”.

“Los especialistas atraviesan los datos meteorológicos de que disponen con datos orográficos, de masa forestal, etc, y pretenden vaticinar hacia dónde van las llamas y dónde se podrían cortar. Si tiene que evacuar, tiene que buscar los núcleos de población y ser capaz de realizar preavisos por para hacerlo horas antes de que llegue el incendio”, agrega el director del 112.

Tarragona es una ciudad y municipio de España, en la provincia tarraconense,.

Y unos incendios tan salvajes como el de Tarragona, o el que ya amenaza Toledo y Madrid, conllevan una dificultad mayor: la erosión. El cambio climático nos está acostumbrando a largas sequías, interrumpidas esporádicamente por fuertes tormentas. Un piso recién quemado tiene muchas propiedades para regenerarse, pero va a ser un piso yermo, si las lluvias y el viento acarrean su fértil área y se va a desertificará.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: Spain, United States

Cities: Tarragona, Madrid, Toledo, El Monte

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Incendios más agresivos por la despoblación de la España vaciada
>>>>>Incendio en Tarragona: Así lo combaten los bomberos y la UME: “No nos podemos permitir el lujo de atacar el fuego” – June 29, 2019 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 4 50 NONE 19 (tacit) nosotros/nosotras: 16, nos: 3
2 eso 0 2 NONE 4 eso: 3, Eso: 1
3 Marc Castellnou 0 10 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Castellnou): 1, Marc_Castellnou (apposition: jefe de el Grupo_de_Refuerzo_de_Actuaciones_Forestales_de_los_Bomberos_de_la_Generalitat): 1, Castellnou: 1
4 España 0 0 PLACE 3 la España vaciada: 1, España: 2
5 datos 0 0 NONE 3 datos orográficos: 1, los datos meteorológicos: 2
6 final 0 0 NONE 3 final: 3
7 emergencias 0 100 NONE 2 las emergencias: 2
8 problema 0 70 NONE 2 un problema: 1, un problema mayor: 1
9 Tarragona 0 40 PLACE 2 (tacit) él/ella (referent: Tarragona): 1, Tarragona: 1
10 combustible 40 0 NONE 2 un combustible imparable: 2