AndrC3A9sManuelLC3B3pezObrador02.JPG

Seguridad y justicia, compromisos para no cumplir

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Andrés Manuel López Obrador 02

Para el ciudadano de cualquier nación, la visión de un Estado pasa irremediablemente por la capacidad que tenga el mismo de hacer lo necesario para vivir con paz y seguridad. La expectativa es que se imparta justicia y, de esa forma, pueda haber un castigo ejemplar para quienes transgreden el orden jurídico, cuando esos elementos no existen. Ésta que tendría que ser una lógica de representación y silogismo sencillo, lamentablemente en nuestra nación, es un bien escaso o inexistente, particularmente en los últimos doce años.

Nos encontramos hoy en la coyuntura en la que, el mandato electoral de la ciudadanía se ha inclinado por dar un voto de sanción a lo que se vivió y privilegiar a quien brindó dar una batalla campal para conseguir seguridad y justicia, y a su vez, abatir corrupción e impunidad. Ese ha sido el mensaje y los objetivos. Hay un hartazgo atroz de no sentirse confortables con una realidad que cada vez es más agresiva y menos hospitalaria. La nación se encuentra en peligro porque de seguirse aumentando la violencia y el desorden, aún aquellas áreas que mostraron capacidad de alza y éxito económico se observan seriamente comprometidos en su viabilidad. Dentro de ese peligro, enfatizan industrias como la automotriz, aeroespacial, e inclusive la del turismo. Sin seguridad, justicia, un Estado de Derecho ni institutos fuertes, nada puede tener éxito.

Este es el primer paso, la condición cero para la paz de México. Nada nos funcionará si no comenzamos por regular las drogas y todo nos puede comenzar a funcionar una vez que lo hagamos, como lo he mencionado muchas veces. La iniciativa presentada ante el Senado por Morena es muy buena. Esperamos que los legisladores no quieran añadir exceso de controles gubernamentales – el típico Frankenstein legislativo- que fracase en eliminar mercados negros y mafias que se nutren de ellos.  Ese es el objetivo, no tiene que perderlo de vista.

El lunes 12 de noviembre 13 comenzaría en Nueva York el proceso a Joaquín “El Chapo” Guzmán el cual había llegado a ser el más grande de México. Guzmán es exlíder del Cártel del Pacífico.

Si fuese poco, venimos de una época en la cual las escaseces fueron evidentes: policías disfuncionales, militarización en la seguridad pública, aplicación de políticas públicas no productivas, dispendio de recursos y, por una corrupción rampante. Entonces uno pensaría que las estrategias para arreglar esta situación y obtener mejores resultados deberían aprovechar el diagnóstico ya abarcativo, practicado por muchas organizaciones y orientar las nuevas determinaciones para obtener los mejores resultados probables. No obstante, después de conocer, la publicación del Plan Nacional de Seguridad 2018-2024, el pasado miércoles 14 de noviembre, no podemos sino quedar muy preocupados con sus alcances y restricciones. Me informo.

La mencionado estrategia es, por mencionarlo sencillamente, un catálogo de buenos propósitos con acciones limitadas con respecto a su aplicación y alcances dudosos. No se hace un diagnóstico que permita comprender cuál es la medida de la dificultad que se va a afrontar, cuáles son las métricas para implementar esas medidas, quiénes van a ser los responsables, cómo se van a corregir los errores que se puedan cometer y, sobre todo, que haya una altísima participación ciudadana o elementos de evaluación permanente. Nada de eso observamos en la mencionado estrategia.PUBLICIDAD

Lo que sí observamos es una misma tendencia con respecto a centralizar la toma de decisiones para seguir lo que ya se hace o se intenta hacer en temas económicos y fiscales, pero en este caso, con el agravante de, prácticamente, deshabilitar cualquier cosa que tenga que ver con el debido funcionamiento de policías locales y estatales. Lo anterior se propone sesgando todo hacia una guardia nacional con una integración sistemática de policías militares y absorbiendo grandes partes de las corporaciones federales hoy existentes.

Esto no es sino la traición a una de los compromisos electorales que se habían hecho en el sentido de que se desmilitarizaría la seguridad pública y se dejaría de abusar del empleo de las fuerzas armadas para tareas en las cuales era preferible capacitar y robustecer a los institutos civiles. Las ofertas simplemente han quedado en el olvido. Resulta adicionalmente paradójico que se elija por una vía militar a la vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirma su determinación de declarar anticonstitucional la Ley de Seguridad Interior. Vaya mala coincidencia. Y al parecer para no caer en ese peligro, Morena está dispuesta a cambiar la Constitución para que así, la nueva figura del proyecto ni siquiera pueda ser cuestionada ante el máximo Tribunal.

[15]​ se lo ha creado en 2011 como una asociación civil consagrada a impulsar la democracia y la defensa de la soberanía de México, teniendo como líder a Andrés Manuel López Obrador que en el año siguiente ha asumido la candidatura de la alianza de los partidos de izquierda, que en el año siguiente ha asumido la candidatura de la alianza de los partidos de izquierda a la elecciones presidencial de 2012.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación es el máximo órgano judicial, juzgado constitucional y cabeza del Poder Judicial Federal de México.

Observamos con totalidad inquietud este nuevo vértice de la concentración de poder puesto que, ante la creciente y notoria propensión a eliminar balances y contrapesos, en materia de seguridad pública, no se está eligiendo por ciudadanizar los controles, por robustecer institutos localmente, ni por enarbolar el debido funcionamiento del sistema penal acusatorio. No es así. Se escogió buscar esa concentración de poder que parece ser muy ajena a un sistema de democracia en la cual se robustezca la necesidad de trabajar en forma conjunta con organizaciones e institutos de diferentes órdenes de gobierno.

Queremos equivocarnos, pero “, con esta maniobra, lo que resultará es que habrá un aumento nuevo en la violencia”, indica todo. y que no se podrá dar una plena estima a los derechos humanos, aunque la estrategia mencione lo opuesto. Si bien es cierto, que éste contiene ingredientes que en la área se antojan necesarios como erradicar la política prohibicionista de drogas, respetar derechos humanos o si no es a través de la creación o fortalecimiento de policías confiables, recobrar el sistema penitenciario, nada de esto será factible , como ocurre en las naciones en los que realmente se disfruta de seguridad y justicia. Ignoramos causa la improvisación y superficialidad, aunado a esta estupidez de centralizar todo en pocas manos. Tendremos que estar muy pendientes para que no haya abusos, inclusive por reformas constitucionales que son las que eventualmente darán luz a la creación de las facultades de la guardia nacional. Cuidado con reformar la Constitución sin haber hecho el estudio completo de todas las variables y consecuencias.

Reinserción social, no hay causas para ser optimistas, si bien hay partes de la estrategia que nadie podría rechazar, como la apuesta por la precaución y la. No se puede olvidar que en este sexenio que está por terminar, el discurso de la precaución ha tenido un rol relevante en un principio. Se ha creado, dentro de la Secretaría de Gobernación, el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia 2014 – 2018.

Los pareceres expresados son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la posición y la línea editorial de Forbes México.

También esperamos que vengan más iniciativas de regulación sobre otras las substancias. ¿Cuánto puede descender la violencia en México con la regulación de las drogas? Un 80% si tomamos el número de ejecutados sobre el total de asesinatos que monitoreamos incesantemente en el Semáforo Delictivo.  Sin embargo, el impacto es mayor, pues se reduce la capacidad operativa del crimen organizado. Es causa raíz de amplio espectro en efectos.

Fuente: Forbes Mexico

Sentiment score: NEUTRAL

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Seguridad y justicia, compromisos para no cumplir
>>>>>AMLO presentó plan de seguridad, ¿Es bueno? – (Forbes Mexico)
>>>>>Plan de seguridad, sin razón para el optimismo – November 21, 2018 (Forbes Mexico)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 65 45 NONE 18 nos: 2, (tacit) nosotros/nosotras: 14, Nos: 2
2 seguridad 40 0 NONE 5 la seguridad pública: 2, seguridad pública: 1, seguridad: 2
3 Morena 0 35 PERSON 4 Morena: 2, (tacit) él/ella (referent: Morena): 1, (tacit) él (referent: Morena): 1
4 plan 35 0 NONE 4 El referido plan: 1, el plan: 2, el referido plan: 1
5 esto 0 0 NONE 4 Esto: 1, (tacit) esto: 3
6 castigo 80 55 NONE 3 una sanción ejemplar: 2, castigo: 1
7 diagnóstico 25 0 NONE 3 el diagnóstico ya exhaustivo practicado: 1, un diagnóstico: 2
8 yo 0 0 NONE 3 Me: 1, (tacit) yo: 2
9 errores 0 180 NONE 2 los errores: 2
10 Ésta 80 170 NONE 2 Ésta: 2