Autómatas en contra de maquilas: el peligro para México que el huracán Trump no deja observar

En pleno paseo de la Reforma, una de las principales arterias de la Ciudad de México, kilómetros de cableado y centenares de botones hacen desde hace tres meses las funciones que hasta hace no tanto deberían haber llevado a cabo varias decenas de trabajadores. Con capacidad para 700 vehículos, es el mayor aparcamiento completamente robotizado de todo el continente americano y un reflejo más del marca de los tiempos: el factor trabajo queda claramente opacado por el avance tecnológico y cada vez más empleos corren el peligro de desaparecer. La misma imagen domina Ciudad Juárez, el corazón de la maquila de Mexico, donde los autómatas comienzan a conquistar procedimientos productivos para los que hace no tanto las empresas necesitaban contratar trabajadores.

La automatización es uno de los mayores peligros del empleo mundial en lo que resta de siglo. Pero el caso de Mexico es especialmente punzante por su modelo de alza, en el que la competencia salarial desempeña un papel clave. Y ubica a esta ola tecnológica imparable a la misma altura en la clasificación de retos económicos que la retórica incendiaria de Donald Trump en substancia comercial. Sin embargo, a diferencia de ésta, es un factor que permanece apartado de la agenda pública. Los compromisos proteccionistas de Donald Trump, que van desde la renegociación del pacto de libre comercio que une a México, que es, según un reciente estudio de la asesora McKinsey con EE UU y Canadá desde 1994 hasta la puesta en marcha de un gravamen a todos los productos fabricados por empresas de Estados Unidos, es uno de los factores que más puede acelerar la robotización en los próximos años. Un reciente estudio de la asesora McKinsey es la séptima nación del mundo en el que mayor porcentaje de empleos corren peligro de ser cambiados por mecanismos. Tony Payan, del Baker Institute apunta: “Puede pueden acelerar la robotización: empresas que producían en México fundamentalmente por el menor valor de la mano de obra, ahora pueden observarse tentadas a trasladar su producción a EE UU con un peso mayor de la robotización”. El caso de Carrier es, a su proceso, paradigmático: el fabricante de artefactos de aire preparado ha dimitido a trasladar parte de su producción a México a cambio de relevantes estímulos fiscales. “El daño está hecho para México, pero apenas creará empleo en Estados Unidos, como prometía Trump. Casi todo va a estar”, cierra. Esta cifra asciende hasta el 64% en el caso de la industria, una de las principales fuentes de empleo en la nación norteamericana. Y este procedimiento de automatización, lejos de ser a largo plazo, tiende a acelerarse a medida que caen los valores de implantación autómatas en la cadena productiva. Hace 2 años, según los datos de la Federación Internacional de Robótica, las ventas de autómatas en México incrementaron un %120, muy por encima de Estados Unidos y Canadá. Y esta tendencia no hizo más que empezar.

Raising Trump también va a repasar la infancia de la exmodelo en la entonces Checoslovaquia marxista, donde ha nacido hace 68 años con el nombre de Ivana Marie Zelnícková, y su viaje migratorio hasta el Nueva York vibrante de los años setenta. Pero que nadie espere un retrato de una emigrante crítica con los vetos de Trump. Ella ya se confesó defensora de sus políticas y ha estado presente en la toma de posesión en Washington.Sin peligro de ser acusada de conflicto de intereses entre la área pública y el privado, tal vez la mayor beneficiada de que Donald Trump sea el presidente de Estados Unidos sea su primera conyuge y madre de sus tres hijos mayores: Ivana Trump . Ella ha sido, como quien dice, el comienzo de todo. La primera modelo que observó en ese empresario algo maleducado el potencial carismático para transformarlo en una presencia estable en la alta sociedad neoyorquina de la era Reagan. La que durante 14 años de casamiento, entre 1977 y 1992, le ha ayudado a forjar su imperio, le ha aconsejado en los momentos difíciles y, como donde las dan las toman, le ha esquilmado llegado el momento de la separación tras su sonada infidelidad con Marla Maples: 14 millones de dólares, acceso al ahora célebre club Mar-a-Lago y varias propiedades.

El lunes 13 de marzo la reforma sanitaria de Donald Trump la careta es quitada. Su aplicación supondría que 24 millones de personas quedarían sin seguro médico en 10 años. Este machetazo en la población más vulnerable permitiría una disminución del déficit de 337.000 millones de dólares en la misma tiempo. Una ganancia de altísimo valor política. La caída masiva de asegurados pulverizaba el compromiso del presidente de Estados Unidos de garantizar la cobertura universal y daba nueva munición a los demócratas, unidos como nunca previamente en la defensa del sistema creado por Obama. También disparaba las incertidumbres de los republicanos moderados que manifestaron su resistencia a elegir una medida que dañaba el interés de sus electores. Unos y otros, la oposición y los incrédulos, podrían bloquear el consentimiento de la ley en las cámaras y abrir la primera crisis parlamentaria de Trump.

Mark Muro, especialista en economía digital e impacto de la tecnología sobre la alza del think tank Brookings apunta: “México tiene una parte superior de empleos susceptibles de ser robotizados que otras naciones y eso causa que el peligro de la automatización esté, al menos, al mismo nivel que el viraje proteccionista de EE UU”. “El largo de la automatización cambiará el empleo de bajo valor que prevalece en la industria de Mexico y va a erosionar su principal fuente de ventaja competitiva [el menor valor de la mano de obra]. Es algo que ya ha ocurrido en China y que sucederá en México”, agrega.

A diferencia de lo sucedido en otras naciones, como la propia China, donde los valores laborales tendieron a incrementar a medida que la economía era desarrollada y comprendía áreas de producción de mayor valor añadido, México apostó en las últimas decenios por la contención salarial para impedir el escape de empresas manufactureras y atraer más inversión. Pero la robotización es un claro límite para ese modelo de alza. “En la mayor parte de maquilas contratar a cuatro trabajadores en México es, todavía hoy, más económico que instalar un autómata en Estados Unidos. Pero la robotización es cada vez más económica y en muchas industrias, como la automotriz, ya es más rentable un autómata que contratar a cuadrillas de trabajadores.”, apunta Tony Payan, director de estudios de Mexico del Baker Institute.

La estructura productiva de la nación norteamericana lleva aparejada un peligro adicional: es la única de las grandes economías de América Latina que depende más de las exportaciones de manufacturas —donde la robotización más se aceleró— que de materias primas, aunque el porcentaje de empleo susceptible de ser automatizado en Brasil y Argentina no dista mucho del mexicano. “Hace años, la planta laboral era el insumo más relevante de casi todas las industrias. Ya no, y cada vez menos. Allí es donde el modelo maquilador de Mexico empezará a ingresar en crisis”, añade Payan. “Apostarle a la manufactura como gran fuente de empleo hoy es un error estratégico”.

Una o, a lo sumo, dos decenios. Ese es el plazo máximo de que dispone México para revertir ese inexorable y oscuro destino para el empleo. Juan Chacaltana, especialista en políticas de empleo de la Organización Internacional del Trabajo subraya: “Lo novedoso de este procedimiento de cambio tecnológico es que es mucho más rápido que los anteriores”. Y es que, aunque lugares como Querétaro, muy centrada en la área aeroespacial, sí lucen adaptadas a la industria 4.0, la vulnerabilidad ante este viraje tecnológico es la nota predominante en extensas áreas de la nación.

La segunda contestación —y no por recurrente menos relevante— es la educación. En un cambio tecnológico de esta importancia conviven dos efectos sobre el empleo: uno negativo de sustitución y otro positivo de complementariedad . “De lo que se trata es de hacer que el segundo pese más que el primero. Y para eso, al capacitación de los trabajadores es clave”, subraya Chacaltana, de la OIT. “O se instruye en tecnología, o países en desarrollo como México van a padecer mucho desempleo en el futuro. Y el tiempo se agota”, agrega Javier Acosta una empresa de Mexico puntera en el desarrollo de tecnologías industriales. Javier Acosta es primer ejecutivo de Mechatronics. Lejos de acompañar en este procedimiento, la acción política del Gobierno de Mexico fue en la dirección opuesta: la educación pública ha sido la segunda partida del presupuesto de Mexicode Mexico que más ha soportado los recortes el año pasado. Y casi todo lo invertido se va en sueldos de profesores.

Fuente: El País

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: Mexico, China

Cities: Mexico

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Autómatas en contra de maquilas: el peligro para México que el huracán Trump no deja observar
>>>>>La primera esposa de Trump hace negocio contando la vida de sus hijos – (El País)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 México 70 45 ORGANIZATION 10 (tacit) él/ella (referent: México): 1, México: 9
2 robotización 0 0 NONE 5 la robotización: 5
3 empresas 0 60 NONE 4 empresas estadounidenses: 1, empresas: 2, las empresas: 1
4 riesgo 0 60 NONE 4 un riesgo adicional: 1, riesgo: 2, el riesgo: 1
5 Donald Trump 0 0 PERSON 4 (tacit) él/ella (referent: Donald_Trump): 2, Trump: 1, Donald_Trump: 1
6 factor 20 20 NONE 3 el factor trabajo: 1, un factor: 2
7 las promesas proteccionistas de donald_trump 45 0 NONE 3 Las promesas proteccionistas de Donald_Trump: 3
8 vez 20 0 NONE 3 cada vez menos: 1, cada vez: 1, cada vez más barata: 1
9 Juan Chacaltana 0 0 PERSON 3 Juan_Chacaltana: 1, (tacit) él/ella (referent: Juan_Chacaltana): 1, Chacaltana: 1
10 Tony Payan 0 0 PERSON 3 Tony_Payan: 2, Payan: 1