Red Star: cómo funciona el sofisticado sistema operativo espía de Corea del Norte

El primer análisis en profundidad del sistema operativo utilizado por las computadoras en Corea del Norte revela la existencia de herramientas de espionaje capaces de hacer seguimiento incluso a los documentos ejecutados cuando el aparato no está en línea.

El sistema operativo Red Star fue diseñado para parecerse superficialmente al OS X de Apple, pero dispone de características ocultas que le permiten marcar archivos y vincularlos con un individuo en concreto.

Florian Grunow ha descubierto las herramientas ocultas y Niklaus Schiess , dos investigadores alemanes que han realizado el análisis el mes pasado.

Grunow y Schiess han presentado sus descubrimientos el domingo en el “Chaos Communication Congress”, una conferencia que se ha realizado en Hamburgo con expertos en seguridad, criptografía, privacidad y libertad de expresión.

Los investigadores han revisado de forma detallada el código del sistema operativo Red Star 3.0, que surgió en línea hace un año.

Hicieron un muy buen trabajo” al copiar la apariencia del diseño básico y de la funcionalidad de las computadoras Apple, según explicó Grunow a la BBC, los desarrolladores del sistema “.

Peo le han puesto un añadido especial: cualquier archivo subido al sistema con un disco USB u otro artefacto de almacenaje puede ser marcado, lo que le permite al Estado continuar su trayectoria de una máquina a otra.

Red Star puede, además, identificar archivos indeseables y borrarlos sin licencia.

Grunow informa que la función que permite marcar y se ha diseñado a ella rastrear los archivos como contestación a la proliferación de películas y de música extranjera que está siendo compartida fuera de línea.

“Eso permite tener un registro de cuándo un documento se ha abierto a Red Star por primera vez en el sistema operativo y por quién. Básicamente, permite al Estado hacerle seguimiento al archivo”, afirma.

Aunque no se sabe cuán fácil, el sistema va a marcar los archivos con números seriales individuales sea para el Estado vincular esos números seriados a un usuario en particular.

Un elemento que aún tiene desconcertados a los investigadores es el hallazgo de una variante prolongada del software que permite marcar los archivos y que ellos no lograron comprender plenamente, pero que Grunow cree que puede ayudar a identificar a los usuarios de forma individual.

“Lo que hemos observado es el sistema básico para marcar los archivos, pero encontramos evidencia de la existencia de un mecanismo extendido que es mucho más sofisticado y que cuenta con una criptografía diferente”, señala.

“Podría ser que ese archivo equivale a tu marca individual y que ellos en su registro la vinculan contigo, lo que les permitiría hacer seguimiento a individuos concretos”.

Red Star está configurado para hacer casi imposible que los usuarios puedan cambiar el sistema. Los intentos para deshabilitar su software antivirus o su firewall de internet hacen que el sistema se reinicie.

La idea de crear un sistema operativo interno fue inicialmente concebida, según Grunow, por Kim Jong-il, quien lideró el país entre 1994 y 2011.

Abt es crítico con las sanciones internacionales a Pyongyang y partidario de la cooperación económica y comercial del mundo capitalista con el régimen de Kim Jong-un, ya que “mientras aislarlo solo sirve para perpetuar el status quo y el sufrimiento, modificaría las cosas a mejor”.

Grunow ha señalado: “Él mencionó que Corea del Norte tenía que crear su propio sistema operativo y eso es lo que hicieron”.

“Observas que Red Star se asemeja a la forma como funciona el Estado, en caso de que mires a Corea del Norte. Está muy controlado, ellos se enfocan mucho en la integridad del sistema y tienen mecanismos para hacer seguimiento a los usuarios”, añadió.

Al igual que con muchas otras cosas del país más aislado del mundo, se desconoce cuán utilizado en el sistema Red Star en Corea del Norte.

Grunow considera posible que esté instalado en bibliotecas y en otros inmuebles públicos, donde el Estado acuerda el uso de computadoras.

Red Star fue construido usando Linux, una plataforma gratuita y de código abierto que puede ser modificada libremente por los usuarios y que fue diseñada de esa manera para hacerla lo más accesible posible.

Por ello, para Grunow resulta una ironía en el uso que le dio Corea del Norte.

Kang Cheol-hwan, desertor norcoreano y director del Instituto Estratégico sobre Corea del Norte en Seúl informa: “Cada localidad e incluso cada distrito tiene su propia región de mercado negro donde la gente adquiere bienes de primera necesidad y productos comerciales generalmente importados de China”.se ha conocido a él por sus actividades diplomáticas, incluyendo su visita a Rusia en 2014, un viaje que ha desatado especulaciones entre algunos expertos sobre que Corea de el Norte se estaba alejando de China para buscar el voto de confianza de Rusia.

Señala: “Están empleando un sistema que fue edificado para promover la libertad de expresión y lo utilizan de forma abusiva para marcar y rastrear la libertad de expresión”.

Más irónico aún es el nombre del archivo utilizado por Red Star para perseguir a los archivos sospechosos en la máquina.

“El archivo que encontramos y que el sistema usa a él de antivirus se llama Angae. Eso significa bruma o niebla, algo que oscurece y que no es transparente. No tenemos idea de por qué eligieron ese nombre, pero resulta apropiado, ¿verdad?”, añade.

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Korea

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Red Star: cómo funciona el sofisticado sistema operativo espía de Corea del Norte
>>>>>Alto funcionario de Corea del Norte muere en accidente automovilístico – December 30, 2015 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Fallece el responsable norcoreano de las relaciones con Corea del Sur – (ABC)
>>>>>>>>>El triunfo secreto del capitalismo en la Corea del Norte de Kim Jong-un – (Nuevo Herald)
>>>>>El triunfo secreto del capitalismo en la Corea del Norte de Kim Jong-un – (Nuevo Herald)