La cara de la ciudad

Las grandes urbes del sudeste asiático son las ciudades del planeta con mayor ritmo de alza, pero también son las que condensan peores condiciones de vida. Este modelo de alza ilimitado ha ubicado adicionalmente el centro de gravedad de la ciudad en su desarrollo económico, olvidando por completo la componente social de la urbe. Vamos a descubrir una especie de no lugar, de lugar común donde los elementos se repiten imitando un mismo modelo que es el que parece conducir al éxito financiero, si hacemos un recorrido por los centros de todas estas megaurbes, pero que por en contra de borró cualquier característica propio de la identidad del lugar. Esa globalizada falta de identidad borró también ala persona, a la persona, de modo que parecería que las grandes ciudades se encuentran hoy moradas por marcas y lobbys en vez de por personas.

“El simulacro no corresponde a un lugar, a una alusión, a una substancia, sino que es la generación de los modelos de algo real sin origen ni realidad: lo hiperreal. El lugar ya no antecede al mapa ni le sobrevive. En adelante va a ser el mala el que anteceda al lugar – rigor de las simulaciones- y el que lo engendre, y hoy serían los girones del lugar los que pudrirían con lentitud sobre la área del mapa, si fuese exacto retomar la fábula. Son los vestigios de lo real, no los del mapa, los que todavía subsisten difundidos por unos desiertos que ya no son los del Imperio, sino nuestro desierto. El propio desierto de lo real.”“Estoy más conspirado por la modo en cómo se produce el suceso que en el mismo suceso”. Pierre Huyghe analiza en gran parte de sus trabajos la relevancia de la visión, sus procedimientos y construcciones, en una sociedad del show donde la persona está incesantemente molestado por el vértigo voyertista causado por la muchedumbre de imágenes que se le proponen. Sus obras tratan de poner de manifiesto de qué modo las personas pueden reaccionar a todo tipo de tentativas de homogenización o estandarización de las conductas y posturas por medio de la construcción y reconstrucción de la mirada que permita escapar del control y la pasividad de la sociedad contemporánea.”

El mundo del arte se ha dado cuenta de esta deriva y ya ha empezado a cuestionarla y criticarla por medio de acciones concretas.

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>La cara de la ciudad
>>>>>La ciudad simulada – June 13, 2016 (Veredes)