Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Gerard Way at Webster Hall 1

Adama Traoré le contribuye a esta selección algo de lo que no va nada sobrada: certidumbres. Porque aunque su llegada al combinado nacional haya sido vista en España como una aparición inesperada, la realidad es que el jugador del Wolverhampton lleva no menos de un año luciendo en la Premier las virtudes que ahora entusiasman -con causa- al aficionado de España. Su maravillosa facilidad para extraerle zumo a cada parte de césped, sean metros o centímetros, le permiten encarar, recortar, acelerar y centrar una y otra vez durante los partidos. Y eso para un equipo como el español, tan falto de alternativas ofensivas en los últimos años, es oro puro.

Es Suiza el clásico equipo que, sin muchas alusiones para el gran público, España se puede encontrar en cualquier etapa de grupos de un gran campeonato y sudar tinta para ganar. Sin ir más lejos, que es bastante lejos, el Mundial 2010 comenzó en contra de Suiza, pero la tipología es lo que cuenta: grupos trabajados, esforzados, sudorosos y capaces de amargar la sesión a cualquiera.Suiza es un buen equipo. Un buen equipo observado desde la perspectiva menos purista del fútbol, esa que defiende la igualdad de los senderos, sean una autopista de cinco carriles o un camino rocoso. Suiza es un buen equipo porque defiende estupendamente bien y ataca por la vía rápida. Suiza es un buen equipo porque aprieta de una manera admirable y porque termina ahogando a una selección, la de España, con muchos más argumentos técnicos que ella. Suiza es un equipo pegajoso que, en el primer contraataque que ha sido capaz de montar, le ha hecho un lío a todo el equipo de España al que sólo De Gea, con una mano impresionante, ha podido poner freno.

A lo mejor su debe reside en el rigor de los centros, la única asignatura en la que tiene que mejorar la nota para confirmarse como un futbolista de talla mundial. A Sobol le ha llevado incesantemente por la calle de la amargura, pero rara vez sus envíos han encontrado un rematador natural. En parte, escrito queda, porque no es el fuerte de Adama, en parte porque la subasta es a día de hoy el principal quebradero de cabeza de Luis Enrique. Gerard Moreno, que ni ha jugado en Kiev, es un ejemplar de delantero muy particular, a ratos indescifrable, de esos a los que no se entra por los conductos más frecuentes del fútbol, y Rodrigo, sencillamente, lleva demasiado tiempo luchado con el gol, por mucho que Luis Enrique mantenga su confianza en él intacta.

Gerard Arthur Way [1]​ es un músico, cantante y escritor de cómics estadounidense, conocido por ser el vocalista de la grupo My Chemical Romance, cantante en solitario, autor del cómic The Umbrella Academy y líder del sello Young Animal .

Ante Ucrania ha sido el hispano-brasileño el elegido, formando un tridente hijo de su tiempo, al lado de Ansu Fati y Adama, con el que no ha llegado conectar. Sí lo ha hecho con Jesús Navas en una oportunidad, pero Bushchan, que no ha hecho mucho más antes de que, cerca de la hora de juego, Luis Enrique le modificara para recurrir de nuevo a la alternativa de Oyarzabal como delantero centro, un recurso que parece algo más en las estrategias de Luis Enrique a medio plazo, se ha apuntado en ella una de sus paradas de mérito. De paso, también ha sacado del campo a un Ansu Fati que ayer no logró levantar a nadie del asiento. Lo normal a su edad.

Regresando a Oyarzabal, la idea del seleccionador no era necesariamente que marcase los goles, sino que los facilitase. «¡Eso es! ¡Eso es!», vociferaba Luis Enrique desde el grupo tras una jugada en la que el capitán de la Real y Ceballos, otro mientras les hacía un gesto unívoco con las manos, de los sustitutos, se han encontrado dentro del Sector: tocad, tocad, tocad… Con el tiempo y el tanto ucraniano, la orden modificó, con Sergio Ramos clavado en el Sector opuesto en los minutos finales.

«Dominamos el partido y creamos oportunidades, pero nos faltó finura de cara a gol», reconocía Rodri tras el encuentro. Ha faltado finura, que es un eufemismo para mencionar que ha faltado calidad, que es algo que tampoco tendría que sorprender. Al fin y al cabo, de los seis atacantes puros de la convocatoria de Luis Enrique, sólo dos juegan en equipos de Champions, de los que uno apunta a suplente en su equipo y el otro aún tiene 17 años. Y otros dos, Adama y Rodrigo, juegan en equipos que ni siquiera disputan competición europea esta temporada. Es lo que hay.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Ukraine

Cities: Kiev

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Adama Traoré, esta vez potencia sin destino
>>>>>España se resfría en la noche de Madrid – October 10, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Luis Enrique nos birla el show Ansu Fati – October 07, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>Luis Enrique: «Juegue o no Ronaldo el objetivo no cambia: ser mejor bloque» – October 06, 2020 (EuropaPress)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Suiza 327 175 PERSON 14 ella (referent: Suiza): 1, Suiza: 7, (tacit) él/ella (referent: Suiza): 6
2 equipo 300 0 NONE 10 todo el equipo español: 1, un equipo pegajoso: 1, un equipo: 1, Un buen equipo visto: 2, el clásico equipo: 1, un buen equipo: 3, su equipo: 1
3 Luis Enrique 0 0 PERSON 7 Luis_Enrique: 4, (tacit) él/ella (referent: Luis_Enrique): 3
4 Gerard Arthur Way 20 40 PERSON 5 (tacit) él/ella (referent: Gerard_Moreno que ni): 2, Gerard_Moreno que ni: 2, Gerard_Arthur_Way 1: 1
5 algo 0 0 NONE 5 algo: 5
6 nosotros/nosotras 0 30 NONE 3 (tacit) nosotros/nosotras: 2, nos: 1
7 finura 150 0 NONE 3 finura: 3
8 Rodrigo 20 0 PERSON 3 él (referent: Rodrigo sencillamente): 1, Rodrigo: 1, Rodrigo sencillamente: 1
9 eso 0 0 NONE 3 eso: 1, Eso: 2
10 ustedes 0 0 NONE 3 (tacit) ustedes: 3