Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Lee Baca in 2011

«Con el colapso de la Unión Soviética, los lazos económicos del estado han colapsado causando una carencia de comidas y bienes de consumo en la nación. Pero unas pocas personas, dinámicas e instadas, han asumido la responsabilidad de dar comidas a la gente». Parece el ingreso inicial de un film ambientado en otra época, en otro mundo, pero no, es la presentación de la web de la compañía Sheriff, el entramado empresarial que lo gobierna todo en la autoproclamada República Independiente de Transnistria.

Sheriff es el nombre dado a una autoridad policial política y de justicia pública en vigor en varias naciones anglosajonas como el Reino Unido, Estados Unidos o Canadá.

«Son muy cerrados. No dan entrevistas. No quieren», cuentan sobre ella personas tirias que no se atreven a dar su nombre. No hay apenas reportes ni fisuras comunicativas en la empresa. Ni siquiera las decenas de correos electrónicos enviados durante semanas o las tentativas de algunos periodistas locales sirven para conocer los pareceres del motor de Transnistria, el responsable del 60% de su economía, entre trabajos directos y filiales, y el dueño, también, del Sheriff Tiraspol. Ni siquiera ante la visita del Real Madrid en la penúltima jornada de la etapa de grupos de la Champions League.

Transnistria, en algunos casos escrito como Transdniéster, Transdniestria o Cisdniéster.

Además del fútbol, la lista de áreas donde opera Sheriff es para gastar la tinta de varios bolígrafos: área bancaria, telecomunicaciones, hormigón, energía eléctrica y térmica, cognac y vinos, textil, productos para panadería y repostería, diseño e impresión, una agencia de publicidad, un complejo deportivo, centros doctores, restaurantes, hipermercados, gasolineras, un complejo hotelero… Y hasta trabajan en las mejorías tecnológicas en la cría de esturiones. Sólo tiene que darse un paseo por Tiraspol para descubrir la palabra Sheriff en casi todas las calles, hasta en el casino del Hotel Russia, donde duerme el Madrid en la capital.

Al elegir lo segundo, surgen 50 kilómetros de rectas inacabables, oscuras a partir de las cuatro de la tarde, con baches que harían temblar cualquier suspensión, con radares de tramo, gasolineras, muchas gasolineras, muchísimas gasolineras, y campo, mucho campo, muchísimo campo. ¿Hablamos ya de las gasolineras y del campo? En el monte la población de Moldavia es perdida , de la que sólo un %41 vive en las ciudades, una de las proporciones más bajas de Europa. Tal vez en una tendencia pasada o en una visión futurista de lo que nos espera a los demás. En fin, lo de las gasolineras y los campos:

El origen ya les va a sonar. Hace 28 años, Ilya Kazmaly y Viktor Gushan, dos agentes del KGB, han creado Sheriff, después de la caída de la URSS. Y durante los últimos 30 años creció hasta ubicarse en los 20.000 trabajadores. A EL MUNDO Valery Pavlichenko, responsable de scouting en el Sheriff hasta 2015 y ahora agente de futbolistas. cuenta: «Es una de las grandes compañías de Moldavia, no sólo de la área de Transnistria».

Algunos de esos 20.000 trabajadores están, a todas luces, en el equipo de fútbol, al que llevaron hasta la Champions después de una decenio subiendo en el fútbol continental. «Construyeron un plan, paso a paso, gastando dinero en infraestructuras y no sólo en la plantilla. No hay dificultades de dinero», agrega Pavlichenko. Un éxito deportivo gracias a Sheriff que ha instado la apertura en los vínculos que Transnistria tiene con el exterior. A este diario Yulya Sorokopud, corresponsal de Sputnik en Moldavia informa: «Para esta área, el fútbol se ha convertido en una forma de expresarse ante el mundo». «Es una tarjeta de visita para Transnistria».

Y todo, con Sheriff en la sombra. No en la bandera, con la guadaña y el martillo marxista de protagonista, pero sí en el diariamente. De hecho, recibió la ‘Orden de Honor’ por parte del gobierno de Transnistria. En su web la empresa, que posee 18 hipermercados entre Tiraspol y Bender, la otra ciudad relevante del lugar, con una fortaleza de la época otomana que pertenece al ejército informa: «Nuestro objetivo es crear unas condiciones de vida dignas para la gente de la Pridnestrovia «. En la capital, la compañía posee el inmueble más imponente de toda la Avenida 25 de Octubre, en pleno centro. Una manzana entera de una construcción clásica, pero no de estilo de Sovetsk, en la que no se lee Sheriff por ningún sitio. Bastante tienen, van a pensar, con todos los hipermercados y gasolineras de la área.

Una vez aterrizado en piso de Moldavia, en una nación que gobierna una europeísta prorumana , uno tiene dos opciones, coger la carretera R2 hacia el norte o hacia el sur. Hacia la capital o hacia lo desconocido.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Moldova

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El imperio Sheriff: 20.000 trabajadores, de la área textil a la banca y el fútbol como «tarjeta de visita para Transnistria»
>>>>>En la frontera entre Moldavia y Transnistria, la surrealista línea que debe cruzar el Madrid: «‘Frontera’ será para ellos» – November 23, 2021 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Sheriff 0 0 PERSON 10 (tacit) él/ella (referent: Sheriff): 4, el Sheriff: 1, Sheriff: 4, (tacit) él/ella (referent: la palabra Sheriff): 1
2 Transnistria 0 0 PERSON 4 Transnistria: 3, Transnistria en algunos casos escrito como Transdniéster Transdniestria o Cisdniéster: 1
3 país 0 0 NONE 4 varios países anglosajones: 1, un país: 2, la república: 1
4 capital 0 30 NONE 3 la capital: 3
5 empresa 60 0 NONE 3 la empresa: 3
6 fútbol 0 0 NONE 3 el fútbol continental: 1, el fútbol: 2
7 un éxito deportivo gracias_a sheriff 220 0 NONE 2 Un éxito deportivo gracias_a Sheriff: 2
8 la lista de sectores 40 0 NONE 2 la lista de sectores: 2
9 algunos de esos 20.000 trabajadores 0 0 NONE 2 Algunos de esos 20.000 trabajadores: 2
10 Moldavia 0 0 PLACE 2 Moldavia: 2