Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Xavi Hernandez (31521652051)

Han tenido que pasar 15 meses para que Iker Casillas, uno de los mejores arqueros de la historia, confirmara lo que todo el mundo sabía y sólo él se había resistido a aceptar. A los 39 años, la gran marca del fútbol de España cuelga los guantes, unas semanas después de su declinación a liderar una candidatura para presidir la Federación y con el cargo de embajador del Real Madrid como siguiente paso. Es el adiós de un genio que tal vez extendió su decadencia, pero no ha borrado una leyenda que comenzó a escribir su final hace algo más de un año. Hace 1 año, en un hospital de Oporto, Iker, que aquel infarto agudo de miocardio, por mucho que se empeñase, suponía el golpe de gracia a su carrera, se ha mostrado tan vulnerable como cualquier mortal, el 1 de mayo de 2019. De nada servirían las tentativas de apurar, desde la pretemporada, su último año de contrato. Atrincherado en su asilo de Twitter, Iker salía al paso de los más estúpidos chismorreos. Y abría fuego a discreción. Cualquier cretino podía conseguir contestación del arquero que había conquistado al mundo con rostro de no haber quebrado nunca un plato.

Tantas generaciones de españoles han crecido educadas en que los cuartos de final eran Finisterre que nadie se figurarse que se más allá delo mar no había un abismo sino, por qué no, un Nuevo Mundo. Ese triunfo en contra de Italia se festejó como un título porque, mensaje para ‘millennials’, era el mayor título nacional en decenios, así estaban las cosas. De aquella noche de gloria de España, la mejor jamás figurarse, ha quedado como icónico sintetizan el penalti decisivo de Cesc, su carrera hacia ninguna parte para festejar el derribo del muro italiano. Pero previamente han llegado las dos paradas de Casillas a Di Natale y De Rossi que lo modificaron todo.

El viernes 17 de julio Iker Casillas volvería en los próximos meses al club de su vida. El Real Madrid abriría las puertas al que fuera su capitán y arquero más relevante de su historia. Después de una salida convulsa en 2015 y de apurar su carrera deportiva en el Oporto, el meta de Móstoles regresaría al Bernabéu con chaqueta y corbata. Su vuelta estaba encaminada, a falta de concretar su rol en el organigrama blanco, según ha comunicado el periódico Marca y confirmado EL MUNDO. En un comienzo, se incorporaría al panel de embajadores de la entidad.

La historia es la ciencia que tiene como objetivo el estudio de acontecimientos del pasado, tradicionalmente de la humanidad[1]​.

Ha habido una época en que todos los adolescentes queríamos ser como Casillas. Para que nos sacasen de clase en la institución y nos incluyesen de urgencia en una convocatoria de Champions ante el Rosenborg. O para que como caían las heridas sobre Bodo Illgner o Albano Bizzarri, la mala fortuna cayese sobre nuestros enemigos. Pero sólo Iker ha sido capaz de reunir tanta habilidad y tanto patrimonio antes de la mayoría de edad. A los 21 años ya había levantado dos Copas de Europa. En París aún no se atrevía a tutear a Raúl o Fernando Redondo, pero sendero de Glasgow ha sido capaz de desafiar a Del Bosque. Sus minutos finales ante el Leverkusen simbolizan la esencia de su genio.

La Novena sólo ha sido el preludio de una decenio de grandes contrastes, tan funesta para el Madrid como esplendorosa para su arquero. El punto culminante ha llegado el día de San Valentín de 2008, con el contrato vitalicio prolongado por Ramón Calderón. «Me siento apreciado. Por encima de todo quiero dar las gracias a los aficionados, que me han respaldado siempre», proclamaba Casillas, que ya atañía en el corazón de los madridistas con Raúl, al que por supuesto también le habían dado otro cheque en blanco.

Casillas nunca ha alzado la voz en público. «Era injusto. Ilógico. Tal vez yo tendría que haber respondido a Mourinho. Pero elegí por el bien del club y el silencio». Mourinho, en cambio, lo observaba de una manera bien distinto: «Casillas se afrontó a mí y de una manera que se le da mejor que a nadie: tapado», contestó el técnico en una entrevista al periódico Record en 2018.

Era la marca de aquellos tiempos. La euforia sin medida de una España aún no arrasada por la crisis, donde inclusive Luis Aragonés osaba con el apelativo de La Roja. En la Eurocopa, el seleccionador que había corrido al ‘7’ ceñía el brazalete en las mangas tijereteadas de su arquero. «¿Algo que agregar, capi?», interrogaba Después de cada arenga, Zapatones. Y como toda réplica asomaba una media sonrisa. Porque Iker no era un líder dentro del vestuario. Nunca lo ha sido. Él se conformaba con ser el mejor del mundo en su puesto. Así ha debido acatarlo Gianluigi Buffon durante la tanda de penaltis en Viena que modificó para siempre el rumbo de la Selección.

En su plenitud física, a los 26 años, Iker tenía un club y una nación rendidos a sus pies. Nadie, ni siquiera Alfredo di Stéfano, había sido capaz de aunar voluntades respecto de estos dos conceptos. Y mucho menos hacerlos confluir en una sola imagen: la del héroe alzando la Copa del Mundo en Johanesburgo. Cada madre fantaseaba con un yerno así, tan firme ante Arjen Robben como galante ante Sara Carbonero. Cada madre es cada abuela.

Aquel beso en directo en Telecinco ha sido a la cultura popular del siglo XXI lo que la peluca de Santiago Carrillo a la Transición. La constatación infalible de que todo saldría bien. De que el banco nos iba a seguir financiando la hipoteca de la casita en la playa y las llantas del 4×4. El orgullo de sentirse español no comprendía por entonces de banderas, ni de odios ancestrales. Se comunicaba al hijo del ferroviario del Bosque, , en las salas como marqués. Los chistes de Pepe Reina hacían reír a las dos Españas, que se marcaban un pasodoble al compás de Manolo Escobar.

Hace 10 años, entonces ha llegado José Mourinho para hacer saltar por los aires todo ese mundo de algodón. La guerra sin cuartel en contra del Barcelona, desde el césped a las ruedas de prensa, ha sorprendido a Iker entre dos fuegos. Por un lado, las llamadas a la yihad de los nuevos custodios de las esencias. Por otro, el petulante civismo de Xavi Hernández y Carles Puyol. Sobre el césped, por mucho que se empeñasen los críticos, ha seguido rindiendo a gran nivel durante las dos primeras temporadas del portugués.

«En los clásicos con Mourinho no había rivalidad, había odio», evocó Iniesta.

Xavier Hernández Creus, conocido como Xavi, es un exfutbolista y entrenador español.

Sus virtudes se sustentaban en la potencia de sus piernas y en los reflejos sobrenaturales. Con el pie, sin embargo, a menudo apuntaba hacia el desmarque de Cristiano y la pelota se perdía por el Paseo de La Habana. Nunca había disfrutado con los entrenamientos, pero ahora, adicionalmente, tenía que escuchar la cantinela de la meritocracia para mantener el puesto. En cierto modo resultaba comprensible. ¿Quién de ustedes se quedaría una mañana de agosto a las órdenes de Silvino Louro? La Eurocopa 2012 ha sido su canto del cisne. La herida, tras la patada involuntaria de Álvaro Arbeloa, el principio del fin.

La final de Lisboa en contra del Atlético y el esperpento ante Holanda en el Mundial han sido la cruda evidencia de que el Madrid y España necesitaban otro arquero. A rebufo de Keylor Navas y David de Gea, aún ha podido redondear sus estadísticas: un promedio de 1,04 goles en en contra de tras 725 partidos con el Madrid y sólo 0,55 en 167 con la selección. Su fichaje por el Oporto no ha interesado demasiado, como también ahora su despedida pasa de puntillas entre el calor, los rebrotes y el Rey emérito. Quizás ha debido irse mucho previamente, pero la Historia, como siempre hace con los grandes, le va a absolver.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Spain, Portugal, France, Cuba, Austria

Cities: Vienna, Paris, Lisbon, Havana

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Iker Casillas: Un arquero tocado por los dioses, un líder que nunca ha sido
>>>>>Iker Casillas, el portero que salvó al fútbol español en los días de la vergüenza – August 04, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Iker Casillas anuncia su retirada del fútbol – August 04, 2020 (El Mundo)
>>>>>>>>>Los 10 grandes momentos por los que recordaremos a Iker Casillas – August 04, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Iker 245 15 PERSON 12 Iker: 6, Él (referent: Iker): 1, lo (referent: Iker): 1, Iker_Casillas: 1, (tacit) él/ella (referent: Iker): 3
2 yo 50 30 NONE 8 Me: 1, me: 1, mí: 1, yo: 1, (tacit) yo: 4
3 Casillas 0 45 PERSON 7 Casillas: 6, (tacit) él/ella (referent: Casillas): 1
4 nosotros/nosotras 0 0 NONE 4 (tacit) nosotros/nosotras: 1, nos: 3
5 modo 160 0 NONE 3 un modo: 3
6 Xavi Hernández 60 0 PERSON 3 Xavi: 1, (tacit) él/ella (referent: Xavi_Hernández): 2
7 todo 40 0 NONE 3 todo: 3
8 Iker Casillas 24 0 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Iker_Casillas): 2, él (referent: Iker_Casillas): 1
9 carrera 0 0 NONE 3 su carrera deportiva: 1, su carrera: 2
10 el De Bosque 0 0 PERSON 3 De_Rossi: 2, lo (referent: De_Rossi): 1