Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Leipzig NGT8D Augustusplatz

Cada vez que la pelota se aproximaba a los pies de Neymar, el Leipzig, que como si, al fin liberado del incómodo ruido que siempre le acompañó, el fútbol le hubiera aceptado de una vez por todas la doble aspiración que da sentido a su carrera: ser el mejor futbolista del mundo y conducir al PSG hacia el título de campeón de Europa, parecía empequeñecer y sobre el delantero brasileño se dibujaba un aura de majestuosidad nunca observada antes de esta etapa final de Lisboa. Lo que previamente era presagio ahora es casi destino, pues de ambos objetivos queda ya muy cerca Neymar, imperial sobre el Estadio da Luz, responsable máximo de que el PSG superase la dificultad de un Leipzig menos fiera de la esperada, a lo mejor algo bisoño e indudablemente demasiado inexacto.

Cada vez que un patrimonio multimillonario se hace con el control de un club europeo, copia el modelo clásico de quien busca una alza rápida y exponencial: fichar a golpe de talonario a los mejores futbolistas que brinde el mercado. Allí están los ejemplos del Chelsea de Abramovich, el City emiratí y el PSG de Qatar, por citar aquellos que han disfrutado de mayor recorrido en los últimos tiempos. Red Bull, la empresa de bebidas energéticas más famosa del mundo, ha apostado en cambio por un modelo alternativo, que ya le había dado réditos en su incursión en la Fórmula 1: fichar compromisos muy jóvenes y desarrollarlas con tranquilidad en sus equipos, bien en el Salzburgo, bien en el Leipzig, bien primero en uno y después en el otro.

Hace 1 mes, Kylian Mbappé padecía un esguince en el ligamento externo de su tobillo derecho que le mantendría corrido de los terrenos de juego durante las tres próximas semanas, el lunes 27 de julio. El delantero del PSG, que ha caído lesionado durante la final de la Copa de Francia, no podría disputar el cruce de cuartos de la Champions ante el Atalanta, que se disputaría el 12 de agosto.

Leipzig o Lipsia, en castellano arcaico, es una ciudad de Alemania en el noreste del estado de Sajonia.

Neymar da Silva Santos Júnior, conocido simplemente como Neymar o Neymar Jr. es un futbolista de Brasil.

Nada no es informado sin Neymar, pero todo no es informado sólo con él. El PSG, tantas veces una mera acumulación de estrellas, es ahora un equipo, cincelado a conciencia por Thomas Tuchel. El brasileño acuerda, también lo hace otras noches Mbappé, pero por detrás de ellos hay una construcción con sentido que permite brillar a los actores secundarios. Ningún ejemplo como el de Di María, autor anoche de un gol y dos asistencias. O Marquinhos y Bernat, quienes con sus tantos aportaron a desplegar la alfombra roja que conduce al PSG a una final para la que espera adversario: el Bayern o el Lyon.

Ha habido que esperar tres largos años para ver en un partido decisivo de Champions lo que cuando en el verano de 2017 se ha atrevido a reventar el mercado mundial, ha soñado Nasser Al-Khelaifi. Ha gastado el jeque cerca de 400 millones de euros para disfrutar de noches como las de ayer, en las que Neymar y Mbappé reclamasen juntos la cúspide del fútbol. Las heridas del brasileño han marcado las eliminaciones del PSG los dos cursos anteriores, la del francés casi le cuesta el susto ante el Atalanta la semana pasada. Con ambos sanos, el grupo de Paracel Islands ha exhibido al fin el enorme potencial que corresponde a la inversión realizada en estos años de ineficaz megalomanía.

Ya en el amanecer han conectado ambos, con un excelente pase de Mbappé hacia el desmarque de Neymar que el brasileño ha estampado en el palo de Gulacsi. Allí comenzó a temblar un Leipzig nada acostumbrado a esta altitud competitiva, prácticamente un neófito en la Champions cuyo enorme mérito es, más allá del resultado de anoche en Lisboa, incuestionable. Que le interroguen al Atlético.

A su vez, porque el defensa de Francia, imperial en el duelo de cuartos frente al Atlético, cuando tenía 16 años, entró en la estructura de futbolística de Red Bull y ya enfatizaba en las categorías inferiores de la selección de Francia. Ha pagado el Salzburgo 2,2 millones de euros por él y tras media temporada cedido en la Segunda austrica ya le ha reclutado para su primer equipo. Le han bastado dos medios cursos en el Salzburgo para ascender en la pirámide del aglomerado de clubes y ser traspasado al Leipzig recién cumplidos los 18 años.

Cometían los de Nagelsmann errores evitables en la salida de pelota que permitían la salida en tromba de Mbappé y Di María desde los costados y de Neymar actuando como delantero centro. El gol que ha inaugurado la semifinal, sin embargo, ha tenido una línea diferente al esperado, con dos actores secundarios en los pinceles. He dado María transformó una falta lateral en veneno puro y Marquinhos se aumentó con potencia y jerarquía en el Sector para armar un cabezazo inapelable.

Además de la ventaja, el PSG ha encontrado en ese gol la ocasión de terminar de acogotar a un Leipzig, pero no ha sido capaz de hacerlo. No obstante, cuando la pelota llegaba hasta Neymar, sólo conseguían los de Tuchel acelerar las jugadas e intimidar así a su dinámico adversario, limitado a algún contraataque, como uno muy riesgoso en el que Poulsen ha enviado fuera un centro de Laimer. El brasileño, por su parte, agregó su segundo palo transformando en una falta lejanísima en un tiro sorpresivo. Sólo el gol se le iba a resistir anoche, como en cuartos en contra del Atalanta. La lírica invita a vaticinar que se los reserva para la final.

Cualquier mínima aspiración de remontada que tuviese el Leipzig ha quedado sepultada en el momento en que el VAR ha ratificado el gol del lateral español. Mientras el PSG empezó a pensar en la final del sábado, el bravo equipo de Nagelsmann ha simulado no haberse rendido. En el día en el que tal vez todo cobre sentido, en el que por fin Neymar pueda saborear el doble destino prometido.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Portugal

Cities: Lisbon

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Neymar y Di María conducen al PSG a su primera final de Champions
>>>>>El muro Upamecano, paradigma del modelo Red Bull, ante la galaxia del PSG – August 17, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 da Santos Neymar Silva 0 23 PERSON 7 (tacit) él/ella (referent: Neymar): 1, Neymar: 6
2 PSG 60 15 ORGANIZATION 6 el PSG qatarí: 1, (tacit) él/ella (referent: el PSG): 1, El PSG: 1, el PSG: 3
3 Leipzig 220 240 ORGANIZATION 5 Cada vez el Leipzig que como_si a el fin liberado de el molesto ruido: 3, el Leipzig: 1, un Leipzig: 1
4 Atlético 0 0 ORGANIZATION 5 el Atlético: 2, (tacit) él/ella (referent: el Atlético): 3
5 Atalanta 0 40 ORGANIZATION 4 el Atalanta: 4
6 gol 0 32 NONE 4 el gol: 1, El gol: 2, ese gol: 1
7 modelo 0 0 NONE 4 un modelo alternativo: 2, el modelo clásico: 2
8 aspiración 30 0 NONE 3 Cualquier mínima aspiración: 1, la doble aspiración: 2
9 Salzburgo 20 0 ORGANIZATION 3 el Salzburgo: 2, (tacit) él/ella (referent: el Salzburgo): 1
10 balón 0 0 NONE 3 balón: 1, el balón: 2