Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – European Commission flags

«No tiene sentido aplicar las normas fiscales prepandemia sin más». Más de media Europa lo tiene claro, lo menciona y lo defiende. Lo piensa la Comisión Europea, lo está recalcando, de forma más clara y agresiva Francia, que presidente este semestre la UE, que ha puesto en coma instado sus reglas fiscales, se ha olvidado de los umbrales de déficit y deuda, , y lo repitió con las palabras que arrancan esta crónica la vicepresidenta de España, Nadia Calviño, este lunes desde Bruselas, al terminar la reunión del Eurogrupo. Las naciones se endeudaron de forma atroz en el último año y medio para impedir el colapso económico. Ayudaron a las empresas, al empleo, a la actividad y funcionó, pero con un valor. pero ahora, apurando en teoría los últimos meses de paz en la guerra perpetua de la estabilidad, la presión incrementa.

La Comisión Europea es una de los siete institutos de la Unión Europea.

Hay, a la vez, dos disputas. La primera, cuándo sacar del enfriado el Pacto de Estabilidad. En teoría tendría que ser a principios de 2023, pero la Comisión va a dar su orientación en los próximos meses, hay una recuperación de los niveles de PIB de 2019 en todo o casi todos los Estados miembro, cuando esté más claro en qué momento. La segunda cuestión es a qué normas volver, porque las actuales no funcionan. En eso en consenso es absoluto. Son demasiado complicadas, opacas, contradictorias. No consiguen lo que persiguen, son procíclicas y adicionalmente, no hay engranajes apropiados para corregirlo, cuando se incumplen sistemáticamente. Pero aunque todos saben eso, sobre la dirección a la que apuntar no hay ni mucho menos entendimiento. Y menos con el fantasma de la inflación sobrevolando.

Aunque han prevenido sobre el peligro, el 85% de los consejeros delegados españoles espera que la marcha de la economía sea más favorable en los próximos doce meses de que ‘ Next Generation UE’ los fondos sean dedicados a proyectos a corto plazo y se mostraron inquietados por la falta de claridad sobre los proyectos que recibirán esta financiación y por la exagerado burocracia de las administraciones públicas.

«Intel invertiría millones de dólares en Europa para reducir la dependencia de Asia en la industria de los semiconductores», Hace 1 mes, cuando terminaba de estrenar el traje de CEO, ha revelado Pat Gelsinger El a principios de este año,. El anuncio ha encendido la ilusión de una decena de naciones, entre ellos España, que se han mostrado interesados con la idea de ser parte de las ambiciosas estrategias del gigante tecnológico estadounidense.

La comisión es la cantidad que se cobra por realizar transacciones comerciales que corresponden a un porcentaje sobre el valor de la operación.

La pelea es y va a ser feroz. «Fue una discusión muy constructiva, si queremos hacer juntos y con éxito la transición digital y verde, todos estamos de acuerdo en la necesidad de salir de las viejas trincheras, de los debates del pasado. Hay que favorecer la inversión en un marco adecuado a nivel europeo que mientras se crea empleo, permita reducir la deuda», ha mencionado Calviño sobre el intercambio de los ministros en el Eurogrupo. Confirmó: «Pero el debate no es comenzado sobre los detalles, no está maduro».

Francia, como España o Italia, insisten en que es ilógico, estúpido e imposible pretender volver a los corsés anteriores. El Mede cree que los números mencionan lo mismo. El Mede es el Mecanismo Europeo de Estabilidad. Cuando que había hasta la pandemia el marco fue puesto en marcha los naciones tenían tipos de intereses altos y niveles de deuda bajos, así que el tope del 60% tenía cierta lógica. Hoy, con tipos bajos pero deuda muy alta, y mucho más desde el Covid, ese 60% no es realista. El ministro de Francia Bruno Le Maire menciona: «Está caduco». España menciona: «No es pragmático». Sin embargo, en las naciones más ortodoxos la contestación es la opuesto.

La ministra Calviño se ha reunido este lunes exactamente para cenar con el nuevo ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, líder de los liberales y un halcón en toda regla. La ministra de España, apuntando a un continuismo respecto al Gobierno de Angela Merkel aseguro: «No percibí ningún cambio en la postura de Alemania ni en este debate ni en la Unión Bancaria». Donde sí cambios notables son observados, en cambio, es en la postura de Holguín, cuya ministra debutaba también este lunes y lo ha hecho con un discurso mucho menos agresivo, menos frugal y en apariencia mucho más conciliador que sus predecesores.

Algunos aspiran a que un cambio en La Haya sea decisivo. Los Países Bajos, al lado de Austria o Finlandia, lideraron la frugalidad en el último lustro, solicitando más precisión, más control, oponiéndose a muchas de las medidas reclamadas por el sur o propuestas por la Comisión. Alemania coincidía pero dejaba en sus manos a menudo el papel más combativo. Ahora hay nuevos ejecutivos en ambas partes, y Francia, en año electoral, embiste con muchísima intensidad. En la UE no se puede hacer nada de calado en contra de Alemania, pero tampoco si en una esquina están, unidas, España, Francia e Italia. Y las dos últimas firmaron, literalmente, una alianza para defender estas cuestiones. Y hacen lobby grupo.

El comisario Paolo Gentiloni, que ha presentado en la reunión un documento con ideas ha recordado: «Estamos de acuerdo en que el tiempo para el voto de confianza de emergencia terminó y tenemos que recalibrar nuestras políticas para favorecer una recuperación sostenible». «A la vez, debemos tener en cuenta que perduran las vulnerabilidades empresariales, especialmente en las áreas más afectados, y que la eliminación de las medidas de voto de confianza al empleo va a generar nuevos retos. Esto pide un encuadre cuidadoso para retirar el voto de confianza, así como políticas activas del mercado laboral para facilitar la transición de los trabajadores de áreas en declinación a áreas en expansión», agregó.

Hay tres dificultades que les inquietan especialmente: que se prioricen proyectos a corto plazo en vez de resultados a largo plazo , la falta de claridad sobre los proyectos que recibirán esta financiación y la exagerado burocracia de las administraciones públicas , aunque, como ya se ha dicho.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: France, Spain, Italy, Finland, Austria

Cities: Como

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Calviño se agrega al nuevo frente de Italia y Francia: «Las normas prepandemia no pueden ser aplicadas»
>>>>>Los máximos ejecutivos españoles, preocupados por la falta de claridad y excesiva burocracia de los fondos UE – January 17, 2022 (EuropaPress)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 proyectos 4 0 NONE 6 proyectos: 2, los proyectos: 4
2 Comisión Europea 20 35 ORGANIZATION 5 La Comisión_Europea: 1, la Comisión_Europea: 1, (tacit) él/ella (referent: la Comisión_Europea): 3
3 nosotros/nosotras 60 0 NONE 5 (tacit) nosotros/nosotras: 5
4 obstáculos 120 120 NONE 3 tres obstáculos: 3
5 marco 20 0 NONE 3 el marco: 2, un marco adecuado: 1
6 Comisión 2 0 ORGANIZATION 3 (tacit) él/ella (referent: la Comisión): 1, la Comisión: 2
7 España 0 0 PLACE 3 España: 3
8 UE 0 0 ORGANIZATION 3 la UE: 3
9 empleo 0 0 NONE 3 el empleo: 2, empleo: 1
10 países 0 0 NONE 3 Los países: 1, los países: 2