Por: SentiLecto

Los ministros de Finanzas de la UE se reúnen este martes por teleconferencia para pretender ultimar el primer gran paquete de medidas a nivel de los 27 en contra de los efectos destructivos para la economía del coronavirus. Cuando unas semanas, la presión para conseguir un acuerdo es inmensa, tras el fiasco de hace, pero las posturas siguen muy enfrentadas. Las líneas generales, a estas alturas, están bastante claras. Nada imaginativo, inesperado, rompedor. Se utilizarán los medios a disposición, retorciéndolos lo más probable. «Hay mucho margen para la solidaridad dentro de los instrumentos e institutos existentes. Tenemos que explotar estas herramientas por completo y permanecer abiertos a hacer más. Un paquete sólido es creado «, comunicaron este lunes los presidentes de la Comisión, el Consejo y el Eurogrupo en una declaración conjunta.

La comisión es la cantidad que se cobra por realizar transacciones comerciales que corresponden a un porcentaje sobre el valor de la operación.

El instrumento principal sería el Mede, el engranaje de rescates creado durante la crisis de la Eurozona. Que puede dar líneas de crédito consolidadas por hasta 410.000 millones de euros, y que según Mario Centeno va a tener una primera línea de defensa de 240.000 millones. Si Italia terminará admitiendolo, la clave está en a cambio de qué y.

Lo que se aprecia ahora es diferente. Una condicionalidad mucho más ligera, asociada únicamente a dedicar los fondos a la pelea en contra del virus. Sin programa macro. Pero que pediría, al menos según el boceto actual, cierta supervisión. Las líneas de créditos podrían ascender hasta el 2% del PIB, la cifra mágica que se utiliza desde hace semanas en Bruselas, estimando que es aproximadamente lo que las naciones de media están teniendo que consagran a hacer frente a las consecuencias económicas. Pero ajustables según las necesidades específicas por nación. Eso supondría unos 25.000 millones de euros para España, al menos.Tras varias semanas de tira y afloja, la oferta comienza a ser definida. Los técnicos europeos tienen encima de la mesa un boceto con la propuesta para que las naciones más afectados por la crisis del coronavirus, España e Italia, puedan utilizar el Mede para obtener decenas de miles de millones de euros en líneas de crédito. El Mede es el fondo de rescate de la Eurozona.

Hace 1 mes, el Eurogrupo no sacaba el bazuca, el lunes 16 de marzo. Los ministros de Economía y Finanzas de la UE se reunieron por teleconferencia para abordar la «contestación coordinada» a una crisis sanitaria que, en pocos días, dio la vuelta a todos los escenarios macroeconómicos. Y la contestación fue decepcionante. No hay incentivo fiscal, no hay ningún tipo de medidas imaginativas más allá del libro de jugadas tradicional. No se utilizaba el Mede para brindar líneas de crédito sin condicionalidad. El Mede es el engranaje de rescates. Ni indudablemente cualquier posibilidad de eurobonos o mutualizaciones adicionales. Como si los máximos responsables tuviesen una visión de la gravedad completamente diferente a la de los analistas y los más afectados, la contestación inicial era clásica, e incompleta. Todo ello, al lado de los batacazos casi simultáneos en Wall Street, hacía pensar que en breve llegaría una nueva dosis. «El documento aprobado tenía la tonalidad y la dirección adecuadas. La situación cambiaba diariamente, nos observaríamos recurrentemente y sin incertidumbre consolidaríamos nuestras medidas y determinaciones y trabajaríamos juntos. Hoy dimos un paso marcando la tonalidad para una respuePaolo Gentilone abriendo la puerta a más munición. Paolo Gentilone es el comisario económico. Paolo Gentilone es el comisario económico.

Mede es una localidad y comune italiana de la provincia de Pavía, lugar lombarda, con 7.052 habitantes.

Los programas de rescate que el Mede aceptó la decenio pasada, entre ellos a España, ven un Memorando de Entendimiento, misiones de la antigua Troika, objetivos fiscales muy marcados desde Bruselas y consultas antes de cada determinación legislativa. Hay consenso absoluto esta vez en que la condicionalidad de estas líneas de emergencia debe ser muy diferente, más suave, pero no hay acuerdo aún en dónde poner el límite.

«No tenga ninguna condicionalidad», piden Italia y España. Para Países Bajos, que el sur quiere dinero inmediato y tal vez inclusive por encima del 2% del PIB que se está estudiando de máximo por nación, resulta ininteligible y casi ofensivo que se quiera utilizar el Mede como fuente de «préstamos económicos» sin algún tipo de contraprestación. Pero los más duros mencionan que ni hablar, y que cuanto más ambicioso, más hay que pedir por anticipado. Las retóricas de los ministros y sus equipos son bastante fuertes, muestran desacuerdos de calado, pero desde el instituto calculan que hay entendimiento en el 95% del contenido y que falta apenas un 5% del sendero por recorrer. El más duro, pero menos que la última vez.

En La Haya, por ejemplo, proponen un engranaje en dos etapas. Una primera sin pedidos y desembolsos rápidos para hacer frente a la pandemia, pero luego una segunda en la que se fijen objetivos, reformas que favorezcan la alza y cierta supervisión. Cuando termine la pandemia médica, el paso de una a otra podría ser fijado tal vez , cuando se reabran las fronteras o con otras cláusulas.

La batalla es muy abierta. España parece razonablemente optimista. Que el ‘contrato’ a cambio de préstamos muy ventajosos implique comprometerse a seguir las líneas del llamado Semestre Europeo, y las llamadas Recomendaciones Específicas por País, que se publican cada año y están en todo caso sobre la mesa, no parece un delirio. El Eurogrupo promete que se harían «trajes a medida», puesto que legalmente no se puede ni impedir un documento ni el mismo patrón no puede ser utilizado para todos los que necesiten asistencia, y hay jurisprudencia del TJUE al respecto.

Sería una forma de calmar a los halcones y se puede alegar que hacer reformas y cumplir las recomendaciones es indudablemente la voluntad de cada capital y siempre lo fue. Y luego hacer un caso más o menos real, como lleva pasando lustros. Garantizar que el dinero será utilizado bien, para favorecer la alza, y como temen en el norte, no se ‘gastará’. Fuesen inmediatos, si fuese simplemente eso y los desembolsos y no estuviesen personas a realización de objetivos fiscales y legislativos exactos, se asumiría. El daño político va a ser duro El daño político es la marca del ‘rescate’. pero en nada se parecería a lo firmado en 2012.

Sorprende en todo caso, el perfil bajo. Desde hace dos semanas, llueven los llamados non papers, documentos de postura y con ideas de las naciones. Alemania, Francia, Países Bajos. Una colisión de ideas a la máxima nivel de la UE, que circulan, líneas rojas son filtradas , se debaten también entre académicos y periodistas, entre lobistas y funcionarios. España, una vez más, vuela voluntariamente bajo el radar. Incesantemente en contacto, en gestiones con todas las partes, pero impidiendo hacer pública su postura, sus pedidos, sus alternativas. Aspirando siempre a ser lo que se conoce como honest broker, mediador, facilitador de consensos. Difícil en condiciones generales, arriesgado cuando hay tantísimo en juego y eres uno de los más afectados. «Sus intereses están definidos en los discursos y apariciones públicas del presidente», calcula El Gobierno , al ser interrogado,. Un fracaso por incomparecencia. Otra.

Sin embargo, en Italia la tensión es ya explosiva. Por causas políticas anteriores al virus, la mera idea del Mede es tóxica, hasta el punto de llegar a las manos en el Parlamento. La Lega de Matteo Salvini lo lleva utilizando meses en contra del Gobierno, haciendo que recurrir a esas líneas con condiciones pueda llevarse por delante el Gobierno. Por eso la postura y Giuseppe Conte es
frágil, inestable y cambiante. Todo pende de un hilo finísimo y cualquier vibración del resto de partes de la paquete lo ha ido estropear.

El lunes por la tarde, ante las cámaras, Conte ha vuelto girar, dejando complicado cualquier avance. «El Mede, no. Eurobonos, seguramente sí. «Es un instrumento absolutamente inadecuado», repetimos El Mede. Los eurobonos en cambio son una contestación seria, una solución, eficiente y adecuada a la emergencia que vivimos», aseguró.

Desde Roma presionan a sus asociados mencionando que si no hay ninguna obligación de ajuste macroeconómico, sólo pueden admitir este paquete y si adicionalmente sus jefes de Gobierno son incluidos claramente en el comunicado de los ministros y Estado referencias a una probable emisión de deuda conjunta en la UE en algún momento. Bien eurobonos, bien un Fondo de Recuperación como sugiere Francia o la Comisión, con capacidad propia y mancomunada de endeudamiento.

La semana pasada, en la lista de la adquisición del Eurogrupo estaba una opción dentro del propio Mede de Financiación Rápida, con hasta 80.000 millones de euros, pero las fuentes consultadas pero pide más trabajo por lo que probablemente no va a ser parte del paquete inmediato. mencionan: «La idea es buena». pero pide más trabajo por lo que probablemente no va a ser parte del paquete inmediato.

El paquete tiene otra serie de elementos igualmente delicados. Por un lado, el empleo del Banco Europeo de Inversiones y su Fondo de Garantías Paneuropeas, que podría tener hasta 200.000 millones de capacidad de préstamo, apoyados por 25.000 millones en garantías de los Estados miembro. La propuesta ha cogido forma la semana pasada únicamente, así que faltan detalles concretos de implementación. Pero a priori hay un extenso voto de confianza a nivel general.

La tercera pata es el llamado Sure, el engranaje de reaseguro de presentado por Ursula von der Leyen la semana pasada. Un fondo para que la Comisión salga al mercado, y con avales de Fondos no utilizados y garantías también de las naciones, pueda captar hasta 100.000 millones en líneas estas sí con apenas condicionalidad alguna a los asociados más afectados por el desempleo. Quieren liquidez máxima para que las empresas mantengan los empleos, aunque la deuda pública sea disparada. Hay cierto consenso también, pero Países Bajos insiste en que quede muy claro que es un programa muy a corto plazo y con objetivos específicos. Y otros, en cambio, quieren que no tenga una fecha de muerte tan rápida.

El cuarto elemento son las iniciativas de emergencia. No hace falta crear nada nuevo, porque hay un Instrumento que ya se ha utilizado en otras oportunidades y bastaría con reenfocarlo. La Comisión, escarbando por todos los restos del Marco Financiero Plurianual, propuso 2.700 millones de euros. Mark Rutte, la semana pasada, ha sugerido un Fondo con hasta 10.000 o 20.000 millones de aportes voluntarios para ayudar a las naciones más afectados a nivel sanitario, con material médico y para hospitales. Recursos nuevos, un «presente» y no un préstamo.

Desde el Eurogrupo es más ambiciosa, pero hacer aportes a través de un Acuerdo Intergubernamental es lento y pide a los parlamentos nacionales. creen: «Tal vez se podrían unir ambas ideas La propuesta holandesa». es más ambiciosa, pero hacer aportes a través de un Acuerdo Intergubernamental es lento y pide a los parlamentos nacionales. Tal vez la estructura de la Comisión podría ser utilizada y del Marco Financiero Plurianual que permite aportes voluntarios rápidos,.

Por último, otro de los nudos gordianos. La Comisión promete revisar el Marco Financiero para adaptarlo a este reto y con «niveles de inversión nunca observados». España quiere un Plan Marshall para la reconstrucción. Hace 1 día, los comisarios Gentiloni y Breton han propuesto algo parecido, un Fondo con capacidad de emisión de deuda a plazo, para la recuperación en este diario. Y Francia articuló la idea mejor, brindando un Fondo de Solidaridad, que se rebautizaría hacia la Recuperación, y que sea un paso intermedio. No Eurobonos precisamente, pero un embrión. Algo que Alemania rechaza de pleno.

A pesar de los desacuerdos, hay cierta confianza en que del Eurogrupo salga una estrategia bastante consensuado que pasarle a los líderes, que no tienen fecha para su próxima Cumbre a distancia. Con lengua más holgazán y abierto en las partes más controvertidas, pero que recoja todas las pretensiones. Tanto por la parte de la condicionalidad en los préstamos, que ambos bloques afrontados definen como de «bloqueos ideológicos», como en la ambición necesaria en la etapa de ‘reconstrucción’. Al final y al cabo enérgica frecuente es esa: crisis, colisión, caos, rasgaduras y una determinación ‘subóptima para todos. Sin embargo, lo que está en juego va más allá de cifras macro. La pandemia está tocando fibras muy diferentes y no se puede minusvalorar las reacciones. Y las consecuencias. En el último Consejo Europeo España e Italia se han plantado. Y observando lo que menciona Conte, podría perfectamente volver a pasar. Siendo exactamente los más necesitados.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El empleo del Mede y la estrategia de reconstrucción siguen fraccionando al Eurogrupo
>>>>>La UE plantea a Italia y España usar el fondo de rescates, pero con condicionalidad reducida – April 02, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>La Comisión Europea plantea préstamos directos a los países para evitar los despidos por coronavirus – April 01, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>El ministro holandés de Finanzas admite haber mostrado falta de empatía con el sur de Europa – March 31, 2020 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>El ministro holandés de Finanzas admite haber mostrado falta de empatía con el sur de Europa – March 31, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 0 0 NONE 9 (tacit) nosotros/nosotras: 8, nos: 1
2 Mede 30 9 ORGANIZATION 8 el Mede: 3, (tacit) él/ella (referent: El Mede): 1, el Mede (apposition: el mecanismo de rescates): 1, El Mede: 2, el Mede (apposition: el fondo de rescate de la Eurozona): 1
3 Países Bajos 50 9 PERSON 5 Países_Bajos: 2, (tacit) él/ella (referent: Países_Bajos): 3
4 España 115 0 ORGANIZATION 5 España: 4, España una vez más: 1
5 Eurogrupo 0 0 ORGANIZATION 5 el Eurogrupo: 3, (tacit) él/ella (referent: el Eurogrupo): 1, El Eurogrupo: 1
6 respuesta 0 30 NONE 4 una respuesta coordinada: 1, una respuesta seria: 1, La respuesta inicial: 1, la respuesta: 1
7 euros 20 0 NONE 4 25.000_millones de euros: 1, 2.700_millones de euros: 1, 410.000_millones de euros: 1, 80.000_millones de euros: 1
8 líneas 20 0 NONE 4 líneas: 1, Las líneas generales: 1, líneas rojas: 2
9 Italia 0 0 PERSON 4 Italia: 3, (tacit) él/ella (referent: Italia): 1
10 Recomendaciones Específicas 0 0 ORGANIZATION 4 (tacit) ellos/ellas (referent: las llamadas Recomendaciones_Específicas por País y): 2, las llamadas Recomendaciones_Específicas por País y: 2