Por: SentiLecto

Carles Puigdemont se ha cansado de esperar. El fugitivo prevé crear un nuevo partido y quebrar con el PDeCAT para tener las manos libres y diseñar a su antojo su candidatura a las próximas elecciones autonómicas catalanas. Fuentes neoconvergentes apuntan, inclusive, a que aunque la nueva formación de Puigdemont termine constituyéndose oficialmente a finales de julio, el anuncio podría producirse esta misma semana.

La candidatura de quien estaba llamada a ser una de las figuras relevantes de la posconvergencia ha sido la única que se ha presentado, ya que el nombre de Pascal surgía en todas las quinielas como la persona idónea para liderar un grupo político inspirado en el soberanismo pragmático del PNV, de allí también la denominación escogida por sus propulsores. Desde que comenzó a ser comandada por Carles Puigdemont en 2016, la ex convergente, adicionalmente, siempre hizo gala de sus buenos vínculos con los máximos dirigentes jeltzales, que en los últimos años se distanciaron del plan rupturista de los herederos de Jordi Pujol, especialmente.Ahora, desde sus nuevas siglas y con la mirada puesta en las próximas elecciones autonómicas, aún sin fecha, Pascal tratará de abanderar «un discurso catalanista inclusivo» que no dimitirá «al modelo escocés» de votación de autodeterminación acordado, pero que intenta hacer política «para los siete millones y medio de catalanes y no únicamente para los votantes del 1 de octubre».

El lunes 15 de junio una ANC todavía más radical, que señale sin titubeos a ERC y su plan pactista e inflame el procedimiento independentista para privilegiar la resurrección de JxCat y la supervivencia política de Carles Puigdemont. El fugitivo maniobra para asegurarse el control de la principal entidad separatista de Cataluña, aprovechando que festejaba unas cruciales elecciones internas en las que la persistencia de su actual presidenta, Elisenda Paluzie, no está en absoluto asegurada.

Después de que la dirección del PDeCAT rechazase el pasado viernes admitir la propuesta de los detenidos del partido -Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn- que pasaba por integrar la formación heredera de Convergència en JxCat, el ex presidente de la Generalitat va a dar este paso y «disolverla».

Después de meses de gestiones para que el PDeCAT admita la dilución en JxCat, el fugitivo modifica de plan: crea otra formación y va a llamar a todos los miembros de la neoconvergencia a agregarse a título individual a su nuevo partido, procedan de donde procedan. Van a dar ese paso automáticamente los cargos electos de JxCat que son independientes -como el propio president Quim Torra o la portavoz en el Congreso Laura Borràs- los miembros de la Crida -con su presidente Jordi Sànchez al frente- y el propósito de Puigdemont es que también múltiples cargos y alcaldes con carné del PDeCAT sigan este mismo sendero. Se da por seguro que lo van a hacer Turull, Rull o Forn van a dar, así como la mayoría de los consejeros de la Generalitat que militan en el partido presidido: Meritxell Budó, Damià Calvet, Jordi Puigneró y Miquel Buch, quedando como única excepción la consejera de Empresa, Àngels Chacón, leal a la dirección del PDeCAT. Puigdemont, que se decanta por crear un nuevo partido, todavía por bautizar -aunque algunas fuentes neoconvergentes apuntan a que podría incluir la palabra Junts- repite la maniobra que ha puesto en marcha con la creación de la Crida en enero de 2019, justo antes del congreso del PDeCAT que terminó precipitando la dimisión de su coordinadora general, Marta Pascal , y su sustitución por Bonvehí, una figura presuntamente más dócil que, sin embargo, presentó resistencia al fugitivo pidiendo que el PDeCAT ocupe el 50% de la dirección de JxCat para diluirse en esa marca. Lo hace porque la Crida nunca ha cuajado como marca y porque los derechos de las siglas JxCat están en manos del PDeCAT, que sin embargo había decidido con el fugitivo no usarlas si no llegaban a un acuerdo para su integración. Ahora, el partido de Bonvehí amenaza con quebrar ese trato y presentarse en solitario combinando sus siglas con las que intentaba usar Puigdemont hasta ahora. Se mezcla una fórmula del tipo Partit Demòcrata-Junts per Catalunya.

Si el PDeCAT termina acordando plantar batalla al fugitivo, tambiénbaraja coaligarse con la nueva formación de Pascal, el Partit Nacionalista de Catalunya , nacido la pasada semana y que apuesta por alcanzar la independencia por medio de una votación pactada con el Estado.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Marshall Islands

Cities: Laura

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Carles Puigdemont acuerda crear otro partido y quebrar con el PDeCAT
>>>>>Marta Pascal llevará su batalla contra Carles Puigdemont a las próximas elecciones catalanas – June 27, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 PDeCAT 0 20 ORGANIZATION 6 (tacit) él/ella (referent: el PDeCAT): 1, el PDeCAT: 5
2 prófugo 0 0 NONE 5 El prófugo: 1, el prófugo: 4
3 Puigdemont 0 0 PERSON 4 Puigdemont: 1, Puigdemont todavía por bautizar: 3
4 Pascal 15 0 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Pascal): 2, Pascal: 1
5 el prófugo 0 0 NONE 3 (tacit) él/ella (referent: el prófugo): 2, Lo (referent: el prófugo): 1
6 Carles Puigdemont 0 50 ORGANIZATION 2 Carles_Puigdemont: 2
7 seguro 40 0 NONE 2 seguro: 2
8 elecciones 25 0 NONE 2 unas cruciales elecciones internas: 1, las próximas elecciones autonómicas: 1
9 ANC 5 0 ORGANIZATION 2 (tacit) él/ella (referent: una ANC todavía más radical): 1, una ANC todavía más radical: 1
10 Jordi Sànchez 0 0 PERSON 2 su presidente Jordi_Sànchez: 1, lo (referent: su presidente Jordi_Sànchez): 1