Por: SentiLecto

Tenet no es sólo el último film de Christopher Nolan. También es la primera, si nos atenemos al ideario más evidente de su propuesta. Cosa de los palíndromos reversibles. El film no hace más que repetir los lugares más o menos comunes de una intriga de espías distribuidos por el ancho mundo a la manera de James Bond. Pero al revés. Repentinamente, todo lo que se observa resulta en su común y repetida evidencia rigurosamente único, nuevo. Y tremendamente impresionante.

Tenet es un próximo film de thriller, espías y viajes en el tiempo, escrita, dirigida y producida por Christopher Nolan.

Christopher Edward Nolan es un director de cine, libretista, productor y editor inglés, designado en cinco oportunidades al Premio Óscar.

Protagonizada por un John David Washington asistido por Robert Pattinson como improvisado ayudante y por Elizabeth Debicki en el papel de llave maestra , el film posee la perenne virtud del asombro. El miércoles 26 de agosto se abre el telón en Europa para una cinta dedicada a salvarlo todo: a las salones de cines, a la temporada cinematográfica y, ya puestos, al mismo planeta.

La semana pasada, pandemia por medio de, el director ha oficiado de maestro de ceremonias en una rueda de prensa planetaria. No podía ser de otra manera. Allí, una vez más, ha vuelto hacer manifiesto el ideario de un hombre que hace tiempo acordó transformar su firma no tanto en el arabesco de un autor comme il faut como en simple y rotundo estruendo. Suena y resuena exagerado y ése, efectivamente, es el segundo apellido del único hombre en el mundo que habla con eco. Como presentación y tal vez para marcar distancias. menciona: «El primer film de James Bond que recuerdo haber ido a observar al cine fueLa espía que me quiso, con Roger Moore». Y sigue: «Y sigue siendo una de mis favoritas. Hace poco la observé con mis hijos y en cierta forma te retrotrae a aquella experiencia original. Cuando he ido con mi papá, tenía que tener siete años. Y lo que recuerdo de la experiencia es que parecía que podías cruzar la pantalla, surgir en cualquier lugar del mundo y asistir a cosas increíbles. Era una experiencia de escapismo puro y con un componente de fantasía excelente: como el coche que se convierte en submarino. Creo que llevo buena parte de mi carrera pretendiendo hacer que el público se sienta así, devolverles esa fascinación por escapar a lugares que jamás habían soñado».

Mencionemos que básicamente la declaración copia palabra a palabra la que en el penúltimo festival de Cannes ha pronunciado con ocasión de 2001: un periplo del espacio. Entonces, él era sólo el restaurador y abrillantador de la cinta original de 1968, pero nadie lo mencionaría. Entonces, «es que los films pueden modificar la realidad. Si algo he aprendido de Kubrick, mencionó: « ». No hay límites para el cine y él lo ha demostrado llevando sus normas al extremo. Ha puesto otras y, de algún modo, él/ella Puso otras y, de algún modo, se puede asegurar: «Lo ha reinventado». Mi objetivo en este oficio es ser capaz de hacer que alguien sienta delante de un film mía igual que yo cuando observé 2001, he sentido». Queda claro.

Ahora, con Tenet rodada hasta en siete naciones, cada uno en un rincón de la Tierra, y con un presupuesto de 225 millones de dólares, la percepción de viaje, o simple escape, lo preside todo y se multiplica. Hasta la exasperación quizás. «Te topas muy rápidamente con las restricciones, cuando creas diversión a gran escala de lo que puedes construir. El mundo real es tan enorme y tan maravilloso y brinda tantas posibilidades… Como mencionaba, por un lado es puro escapismo, pero, por otro, también da un mayor alcance a la historia. Tenet, que no hace más que condensar y ampliar cada una de las obsesiones que presidieron la filmografía del director, es una historia clásica de espionaje en la que la amenaza es mundial. Y ésa es la clave exactamente ahora: en este momento, cualquier amenaza es global». Todo pandémico y apocalíptico. El cineasta así lo reconoce tras aceptar que lleva dando vueltas a este film de forma desde que comenzó a dirigir y a jornada casi completa desde hace siete años, discontinúa. «Hay algunas imágenes y recursos en los que llevo pensando mucho tiempo, decenios a mencionar verdad. Y quienes conozcan mis primeros trabajos van a reconocer algunos de las causas, tropos, como la bala que sale de la pared y vuelve a ingresar en el revólver. Es algo que se utiliza de modo metafórico en Memento, pero aquí pretendemos hacerlo real». Y así es. Toda la cinta descansa en el más viejo de los trucos del cine: el causado por la manivela del proyector que simplemente devuelve el ferrocarril de La Ciotat a su origen, que también es su destino. Y lo que vale para el arma de fuego, sirve para todo lo demás. Como ya comunica el trailer de la films, cada escena de acción es una raro danza violenta y grácil al mismo tiempo en, al menos, dos sentidos. «Para preparar esas escenas usamos varios coreógrafos. La percepción que perseguíamos es la de una danza», menciona. Una danza reversible, cabría agregar.

Por otra parte, puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Dado el caso, ideológicas, el único nombre que pronuncia es el del dibujante de Holguín de las topografías especulares e infinitas Maurits Cornelis Escher, si se le interroga por sus alusiones literarias, filosóficas o. «Con sinceridad», arranca modesto, «muchas mentes más relevantes que la mía exploraron estas ideas desde hace mucho tiempo. En realidad, tomo mucho de fuentes visuales. Escher, la escalera eterna de Penrose y cosas así son las que he usado. Lo que hago es modificarlas en diagramas para mi escritura. Pretendo plasmar las direcciones del tiempo y cómo podrían plegarse unas sobre otras… Sin incertidumbre, Escher». Tras observar el film, uno de los textos que bien puede saltar a la mente es Gödel, Escher, Bach: cuando toca una grabación titulada No, un eterno y grácil bucle, el libro en el Hofstadter hablaba de un fonógrafo X que se rompe puedo ser tocada en el reproductor X. Básicamente, eso es lo que sucede en este bucle grácil, eterno y, por qué, exageradamente violento que es Tenet; un film que se deshace ante los ojos del espectador en el exacto momento en el que termina para volver a comenzar. El último film del exagerado y voraz Christopher Nolan es, definitivamente, la primera.

Su filmografía suele generar más diálogo por lo que hace que por cómo lo hace. Esto le atribuyó cierto complejo de Dios e internet ha reemplazado su ausencia de sentido del humor con una personalidad megalomaniaca imaginaria: uno casi puede observar a Joaquín Reyes copiandolo en un Celebrities de Muchachada Nui y exclamando “¡Espistemología! ¡Física cuántica! ¡Broommm!”.

Cuenta Nolan que comprende la música como una parte indistinguible de la mezcla de sonido. Cuando ha rodado ‘Batman begins’, por primera vez desde 2005 prescinde del compositor Hans Zimmer y cuenta con la que es sin incertidumbre la estrella del momento: el compositor de Suecia Ludwig Göransson. Él ha sido el responsable de ‘Black Panther’ y en su haber cuenta con el grupo sonoro de ‘Mandalorian’.

Reino Unido, Italia, India, Dinamarca, Noruega, Estados Unidos y, sobre todo, Estonia son las siete naciones en los que se rodó el film. En el último de ellos, se cerró la conocida como camino Pärnu donde discurre una de las persecuciones de coches más increíbles e ininteligibles de la historia.

De nuevo, como en ‘Dunkerque’ y previamente en ‘El caballero oscuro’ el film alterno la película formato ancha con las cámaras IMAX.

Hoyte van Hoytema vuelve a colaborar con Nolan después de haber completado la foto de ‘Interstellar’ y ‘Dunkerque’. Nadie retrata el espacio como él. La prueba es ‘Ad astra’, de James Gray. En el montaje, Jennifer Lame cambia a Lee Smith que lleva con el director toda la vida. Ella, que proviene del mundo más ‘indie’, es responsable de ‘Hereditary’, de Aris Aster, además de colaboradora frecuente de Noah Baumbach.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Estonia, United States, Norway, India, France, Denmark

Cities: Parnu, Cannes

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Christopher Nolan: «Trabajo para devolver al cine la fascinación del escape»
>>>>>¿Volverá Christopher Nolan a salvar el cine con ‘Tenet’, su nueva película? – August 23, 2020 (El País)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 60 0 NONE 19 me: 1, yo: 1, (tacit) yo: 17
2 película 0 0 NONE 8 una película mía: 1, la película: 2, La película: 1, la película alterna: 1, una película en: 3
3 60 15 NONE 7 te: 2, (tacit) tú: 5
4 Tenet 0 45 PERSON 6 Tenet que condensar y ampliar cada una de las obsesiones: 3, Tenet: 3
5 Nolan Cuenta 15 0 PERSON 6 Él (referent: Cuenta_Nolan): 1, (tacit) él/ella (referent: Cuenta_Nolan): 2, Cuenta_Nolan: 2, Nolan: 1
6 nosotros/nosotras 0 0 NONE 6 (tacit) nosotros/nosotras: 5, nos: 1
7 mundo 20 0 NONE 4 el mundo: 3, El mundo real: 1
8 esto 0 0 NONE 4 (tacit) esto: 3, Esto: 1
9 todo 0 0 NONE 4 todo: 4
10 Jennifer Lame 0 0 PERSON 3 Jennifer_Lame: 1, Ella (referent: Jennifer_Lame): 2