Por: SentiLecto

Los más de 200 autocares fletados por la ANC desde la Cataluña más abducida por las tesis separatistas no consiguieron devolver a la Diada a cotas prepandémicas, a aquel 2019 en el que la manifestación del 11 de septiembre ya languidecía tras la colisión de realidad que ha supuesto la frustrada proclamación unilateral de independencia. Cuando la Diada ya ha registrado el peor ingreso del procés, 108.000 personas se han congregado esta tarde en Barcelona, medio millón menos que dos años atrás. Aprovechando que la Generalitat ha suprimido el viernes la proscripción de planear reuniones de más de 10 asistentes, los más persuadidos secesionistas se han desplazado a la capital de Cataluña para comprobar que el independentismo perdió el masivo empuje callejero de antiguamente y para exhibir, mayoritariamente, su repudio hacia la mesa de negociación con el Gobierno y hacia sus promotores, los dirigentes de ERC.

Entre los puestos de venta de materiales que los grupos desplegaron en el Fossar de les Moreres se instaló uno de Aliança Catalana, un grupúsculo xenófobo que promete en su web favorecer «políticas inmigratorias que favorezcan a los catalanes, no a los extranjeros», y defienden una «política de tolerancia cero con la inseguridad ciudadana, el radicalismo mahometano y el terrorismo».

El viernes 20 de agosto la diputada de la CUP en el Parlament Laia Estrada tildó de monólogo la mesa de conversación entre Generalitat y Gobierno, ha estimado que carecía de credibilidad y defendió una votación unilateral una vez se «finiquite» la mesa.

Si cabe, ostensiblemente pitados y abucheados fueron Pere Aragonès y Oriol Junqueras a su llegada a la concentración, pese a no ocupar un lugar en la cabecera de la marcha, donde la exposición a la rabia del secesionista descontento hubiese sido mayor. Descolocados -y blindados por sus escoltas policiales- verificaron el presidente de la Generalitat y el de la formación republicana que se creaban sus miedos, que la Diada iba a transformar se, en efecto, en una encerrona apoyada por sus propios organizadores quienes habían animado a los manifestantes a despachar se con libertad en contra del jefe del Ejecutivo de Cataluña y en contra de su proyecto político,. A principios de semana Elisenda Paluzie para abrir la veda al señalamiento en contra de ERC ha asegurado: «No haremos de policía». Elisenda Paluzie es la presidenta de la ANC.

Tras todo ello, sí apuntó que la confianza de la Generalitat con el Gobierno en relación a la negociación de las infraestructuras quedó «muy mermada».

El sentir era unánime en la plaza Urquinaona, otrora epicentro de la violencia separatista en contra de la sentencia del procés, principio de la manifestación de la Diada.

«La mesa es una tomadura de pelo, hombre. Nos hicimos kilómetros para estar hoy aquí, pero no estoy nada satisface con los políticos. No elegiré más a ERC, que se gana con la vía unilateral, no hay otra», sintetizaban Eva y Josep, porque la independencia no se gana así. Ventura Camps informaba la frustración colectiva de un modo gráfico: «La mesa sólo tiene una pata y está a punto de caerse».

A su vez, también apeló a las entidades económicas de Catalunya a estar «al lado de los institutos de Catalunya para que se gestionen desde aquí las infraestructuras, y no desde fuera y de forma centralizada.Ha descartado el Gobierno la reconversión de El Prat respaldandose en las insalvables diferencias entre las fuerzas separatistas que componen el Govern y del mismo factor puede valerse para posponer el retorno de la mesa.

Los había como Eduard Vives, que observan en la controversia por la paralización de la ampliación del aeropuerto de El Prat una «cortina de humo» para hacer fracasar de antemano la gestión bilateral a la que lo fía todo el presidente Aragonès. «Soy incrédulo y vengo porque toca, porque siempre vine, pero los políticos no se merecen la gente que hay hoy aquí».

«Es que estamos cansados de tanta parálisis. Los políticos están enredando con compromisos que no nos llevan a ninguna parte», protestaba Fina.

En ese mismo sacro lugar para el soberanismo la han emprendido a golpes un grupo de independentistas tras una de las manifestaciones de Arran como prueba anecdótica Las manifestaciones de Arran son las adolescencias de la CUP. pero también fehaciente de la separación secesionista.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

Countries: Spain

Cities: Barcelona

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El secesionismo pierde poder de movilización en las calles y se revuelve en contra de ERC y la mesa de negociación
>>>>>Aragonès anuncia que la mesa de diálogo será el próximo jueves o viernes y que no le saldrá «gratis» al Gobierno la decisión de El Prat – September 10, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Rodríguez lamenta que Aragonès haya «dejado escapar» la inversión de la ampliación de El Prat – (EuropaPress)
>>>>>>>>>El Gobierno descarta retomar la ampliación de el Prat antes de cinco años y Aragonès le acusa de «chantajear» a Cataluña – September 09, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>Gamarra dice que la decisión sobre El Prat evidencia que el Gobierno es un «caos» y que Cataluña «necesita» crecer – September 09, 2021 (EuropaPress)
>>>>>Aragonès se jacta de sentar al Gobierno en la mesa de la independencia – (El Mundo)
>>>>>La Diada, en directo | El independentismo se echa a la calle dividido: «La mesa de diálogo es una tomadura de pelo» – (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 el Gobierno 0 40 PERSON 7 Gobierno: 2, (tacit) él/ella (referent: el Gobierno): 2, el Gobierno: 3
2 nosotros/nosotras 0 50 NONE 5 nos: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 3, Nos: 1
3 yo 0 40 NONE 5 (tacit) yo: 5
4 Eduard Vives 0 0 PERSON 4 (tacit) él/ella (referent: Eduard_Vives): 1, Eduard_Vives: 2, lo (referent: Eduard_Vives): 1
5 políticos 15 15 NONE 3 los políticos: 2, Los políticos: 1
6 mesa 0 0 NONE 3 la mesa: 1, La mesa: 2
7 grupúsculo 0 30 NONE 2 un grupúsculo xenófobo: 2
8 Generalitat 0 20 ORGANIZATION 2 Generalitat: 1, la Generalitat: 1
9 ERC 80 0 ORGANIZATION 2 ERC: 2
10 promesas 30 0 NONE 2 promesas: 2