Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Poster – Frankenstein 02

No recordamos cómo comenzó, pero sabemos que la política de España consiste ya básicamente en prorrogar estados de alarma. Se debate sobre la prórroga, los debates son prorrogados sobre la prórroga, se especula con su caída, se caen las especulaciones, se vuelve a comenzar. No tenemos tiempo de aburrirnos porque aún hay muchas prórrogas que solicitar, debatir, maldecir y finalmente aprobar.

El Ejecutivo está entablando diálogos cruzados con Ciudadanos y partidos nacionalistas como ERC y el PNV. Como comunicó el presidente del Gobierno el fin de semana, en el caso de Ciudadanos,su principal reivindicación es que la prórroga del estado de alarma tenga una duración «razonable», lo que en ningún caso supone que sea de «alrededor de un mes». Cs apuesta por otra prórroga de 15 días.

El martes 12 de mayo Pedro Sánchez e Inés Arrimadas confirmaron en la tarde del nuevo vínculo del Gobierno con Ciudadanos. Tras cerrar un acuerdo para la cuarta prórroga del estado de alarma consecuencia de la crisis del coronavirus, los dos líderes volvieron hablar sobre el procedimiento de desescalada y sobre la posibilidad de ampliarlo en futuras prórrogas.

Está largo propagado en España y América, siendo de los más populares.

Para Sánchez llegar a la mañana misma del debate sin los voto de confianza atados es pura costumbre. Yo llegué a la conclusión de que la estabilidad le fastidia. Su corto plazo es esta mañana, su medio plazo es la semana que viene y su largo plazo es el mes que toque ir a Bruselas. Fuera de allí se desorienta completamente, como cuando una vez fue perdida yendo a Washington en coche . No sabría vivir guardando lealtad al mismo aliado sin ponerle los cuernos la misma noche de la casamiento, ni soportaría aplicar su propio programa de no poder abandonarlo en el acto si la pasma -su realidad aritmética- como mencionaría De Niro en Heat, le pisa los talones. No se refleja, si a Sánchez lo pones frente a un espejo, pero no porque sea un vampiro, sino porque el reflejo es más lento que sus comienzos. Se fueron a otra parte, preferentemente al lado opuesto de donde estaban: de ERC a Ciudadanos, por ejemplo, cuando se asoma ya. Ya le respaldará alguien, como es el piloto y lleva a todo el pasaje de rehén. A él le sobra con saber que esa noche volverá a dormir en La Moncloa; con quién, y me menciono a compañías políticas, es lo de menos.

Siendo así, el Gobierno de Pedro -y sobre esta roca construiré el caos- vive al día y enoja a todos. Su Frankenstein ingresó este miércoles en la UCI, y lo ha hecho «tal vez de forma inevitable», si tiene que creer a Rufián. Cuando cree, el colérico portavoz de ERC, que aprendió a mencionar «apriorismos», se convertía en el mejor letrado de Arrimadas, que arriesga mucho que los españoles, educados políticamente en un fulanismo secular, comprenden la diferencia entre el qué y el quién de un trato. Comparto que Cs tendría que encarecer más su sí, arrancar mayores compromisos del Gobierno más débil de la democracia, pero con alguien como Sánchez, en quien la única certidumbre es la traición, tal vez sea mejor negociar pocas cosas y tangibles. Más allá de las medidas económicas son tangibles el cabreo de ERC, la desilusión de Baldoví o el malestar de Iglesias por la intrusión de la bicha naranja en su hábitat territorial: ya hizo más daño al Gobierno el beso de Inés, si sienten que introduce la discordia en su paraíso populista que la frontalidad de Vox. Pero sobre todo es tangible la garantía del control parlamentario hasta agosto: Sánchez cada 15 días encajando los ataques de cuernos de Frankenstein por un lado y las baterías de la derecha por el otro es un show demasiado tentador como para menospreciarlo.

«Se desvincule absolutamente la prórroga de la mesa de conversación con Cataluña, al opuesto de lo que intentaba ERC», pide Cs ambién. Esta condición es «innegociable» para Cs. Un compromiso de reactivación de la mesa vinculado al sentido del voto de ERC empujaría a la formación liberal hacia el ‘no’.

Frankenstein [3]​ es un film de miedo de 1931 producido por Universal Pictures y dirigida por James Whale.

Con respecto a Casado, ha estado mucho mejor en la esgrima aguzada de la réplica que en el discurso, tal vez demasiado académico. Pero su dificultad no es la oratoria sino el plan: si se llega previamente al gol brindandose a jugar por el medio, tiene que resolver o aguardando la pelota en el grupo.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Frankenstein en la UCI
>>>>>El Gobierno negocia la prórroga del estado de alarma con Cs, que exige que sea sólo de 15 días – May 19, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Ciudadanos rechaza prorrogar un mes el estado de alarma y exige a Pedro Sánchez que elija entre ERC y Cs – May 18, 2020 (El Mundo)
>>>>>>>>>El intento de Pedro Sánchez de alargar el estado de alarma 30 días le deja más solo que nunca – May 19, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>El Gobierno retoma el diálogo con el núcleo duro de ERC tras el ultimátum de Oriol Junqueras – (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Frankenstein 56 102 PERSON 10 Frankenstein 3: 1, (tacit) él/ella (referent: Frankenstein 3): 6, (tacit) él/ella (referent: Su Frankenstein): 2, Su Frankenstein: 1
2 yo 100 0 NONE 6 me: 1, (tacit) yo: 4, Yo: 1
3 Cs 0 0 PERSON 6 Cs: 5, (tacit) él/ella (referent: Cs): 1
4 Pedro Sánchez 0 0 PERSON 4 Sánchez: 4
5 lado 0 30 NONE 3 el lado contrario: 2, un lado: 1
6 ERC 0 0 ORGANIZATION 3 ERC: 3
7 nosotros/nosotras 0 0 NONE 3 (tacit) nosotros/nosotras: 3
8 plazo 0 0 NONE 3 su medio plazo: 1, su largo plazo: 1, Su corto plazo: 1
9 el colérico portavoz de erc 0 70 NONE 2 El colérico portavoz de ERC: 2
10 El Ejecutivo 0 0 PERSON 2 (tacit) él/ella (referent: El Ejecutivo): 1, El Ejecutivo: 1