Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Juan Sasturain-P4030471 cropped

El actual director de la Biblioteca Nacional, Juan Sasturian, en el homenaje a Horacio González.

Hoy el escritor y Juan Sasturain rodeado de trabajadores y trabajadoras del instituto que han motorizado un encuentro para agasajar a Horacio González a horas de su muerte en la explanada del inmueble construido por Clorindo Testa, el mismo lugar en el que lo han despedido en diciembre de 2015 después de diez años como director mencionó: «Estamos despidiendo a un compañero». Juan Sasturain es actual director de la Biblioteca Nacional.

El velatorio del sociólogo y exdirector de la Biblioteca Nacional, cuya muerte fue lamentada por todo el arco de la vida cultural y política de la nación, se realizaba de modo «privado», como informó a Télam el director de la instituto Juan Sasturain, en el marco de la emergencia sanitaria. Mientras tanto, desde el martes en las redes sociales sigue creciendo ese fraternal velatorio en la virtualidad que se puebla de palabras, recuerdos, fotos o videos que pretenden calmar la pena de la pérdida.

[1]​[2]​ se designó a director de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno de Argentina el 7 de enero de 2020 .

Se festejó a González sin el ruido ni los cánticos de ese día pero con la emoción y la ternura renovados hacia ese lector, docente y ensayista que ha sabido modificar esa casa en un proyecto de comunidad cultural y política, por delegados, trabajadores y el actual director lejos de la solemnidad.

En declaraciones a Télam, Sasturain ha definido el encuentro como «una reunión de compañeros que han hablado de un compañero muy especial porque Horacio traspasaba barreras, era una de los atributos propios de su inteligencia y su sensibilidad».

«He heredado conscientemente. Me he apropiado salvajemente de los compañeros y amigos de Horacio de esta Biblioteca. Me incorporé a un equipo que era con el que había trabajado con él hacía muchísimos años, el 90% de estas direcciones provienen del riñón de la negociación González, de esa decenio de trabajo. Soy un surfer que es llevado por toda esta gente. Estos compañeros y amigos nuevos se los debo a Horacio. Todos somos saludablemente morosos del compañero», ha expresado el escritor, periodista y libretista. ​

Por otra parte, «Estas semanas sin su voz nos dejan a la intemperie, por eso somos tantas y tantos quienes esperamos que mejore, que vuelva a estar entre nosotros, en el diálogo, el amor, el abrazo y la amistad», posteó hace 11 días la música entrerriana nacida en 1949 en Villaguay.

Pasadas las 16, entre lluvia, viento, paraguas y barbijos se han ido congregando las anécdotas de quienes se animaban a tomar el micrófono para despedir a alguien que «tuvo una negociación siempre abierta a la pluralidad», según Diego Martínez, delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado , quien enfatizó que González hizo crecer esa casa «desde lo bibliotecológico como en su carácter de espacio para el debate y la difusión cultural».

A la tarde se ha despedido a Horacio González en la explanada de la Biblioteca.

Tal vez uno de los más conmovedores sea el de su amiga María Pía López, quien ha sido directora del Museo del Libro y de la Lengua durante su negociación y que este martes a última hora posteó un texto al que título «Complotar», donde enfatiza que «la vida de Horacio González no ha sido la de una persona que ha trazado un surco solitario. Ha sido la del conspirador la del que no ha dejado un segundo de pretender construir una sociedad más vivible. La del conspirador es la del conjurado. Ha sido el intelectual más potente de estas tierras, el escritor de obras preciosas y el funcionario más osado que ha dirigido un instituto público».González murió este martes a los 77 años, tras poco más de un mes de internación a raíz de un cuadro de coronavirus, han confirmado fuentes cercanas al escritor.

Cuando ha contado, lo ha llamado «el director compañero, una persona que hacia de su saber una herramienta para figurarse una mejor comunidad de trabajo, un tesoro de nuestro pueblo» entre aplausos y risas que la relación cruzaba también discusiones y tensiones que se solían desarmar con sarcasmos y suspicacias.

Otro de cuando llegaba a la Biblioteca, los que se animó a tomar el micrófono fue Esteban Bitesnik quien leyó un texto sobre la cantidad y diversidad de preguntas que atajaba González y pretendía subir el elevador hasta el tercer piso, donde estaba su oficina. Ante esas preguntas siempre balbuceaba contestaciones, con sus libros y el Página/12 bajo el brazo, rememoró el investigador y escritor, curador de varias de las muestras del Museo del Libro y de la Lengua.

A medida que pasaba la tarde, quienes se habían mostrado tímidos al comienzo se han ido animando a tomar el micrófono. Eso ha hecho «El gallego» él vociferaba porque de un camión comenzaba a picar, «cual balón de rugby», una rueda. «El gallego» es el chofer que ha relatado un viaje a Rosario en el que él vociferaba porque de un camión comenzaba a picar, mientras González leía el periódico La Nación. Ante su alarido, González descendió el periódico e interrogó qué había pasado. Para ese entonces, la rueda había dejado de picar: «Es que este periódico no me deja observar la realidad».

Otro día, el chofer lo ha llevado a un acto en el que tiraban al río cenizas del militante John William Cooke: «Horacio se ha quedado atrás, han tirado las cenizas y el viento traicionero del río las ha traído de vuelta y a los que se han apurado por ganar la primera hilera se les han venido las cenizas en el rostro. Se dio vuelta y me mencionó ‘Ahora son más peronistas que nunca'», ha recordado el chofer.

«La más antigua del Estado nacional, la que constituye una memoria troncal»,que en un momento el autor de «Redacciones cautivas» había pensado en la prisión de Caseros como una nueva sede, que lo obsesionaba la federalización del funcionamiento del instituto ha contado Guillermo David. Guillermo David es director de Cultura de la Biblioteca Nacional.

«Para él, el tema era el legado que las palabras, modificadas en escritos o no, pudieran dejar. Por ejemplo, la obra de Perón, que ha sido uno de sus grandes temas, era ante todo su oralidad. Había un misterio de la palabra que él cultivaba en su propia lengua, ha sido un cultor de la música de la lengua como pocos en Argentina. Pienso en Borges, quizás en Macedonio», mencionó a Télam apenas terminado el encuentro David.

Macedonia del Norte, oficialmente República de Macedonia del Norte, es una nación sin litoral en el sureste de Europa.

Se ha realizado también una ceremonia íntima de familiares y amigos en el interior de la Biblioteca.

«González es esa herencia de la oralidad en aquellos que hemos tenido el honor de compartir unos cuantos años con él. En los últimos años recordaba un texto de Lenin que se llama ‘¿A qué herencia dimitimos?’ y siempre había un misterio, a qué parte debemos dimitir de eso, a qué dimitimos sin saber de un autor, cómo es la conversación actual con los muertos. Para él eso era la literatura, estaba condensada en el género de la elegía, la conversación imposible con los muertos, que es algo que estamos haciendo hoy», mientras empezaban a desconcentrarse los presentes, ha reflexionado el escritor y ensayista.

Al terminar el encuentro, Sasturain enfatizó que González «tenía una personalidad muy rica, saludablemente seductora, muy persuasiva y no era nada condescendiente. Ese cóctel es muy difícil de encontrar. Tenemos la fortuna de haber compartido un tramo con él» y ha resaltado: «Fijate que todos han hablado de lo que habían aprendido al atravesarse con él, lo que se habían enriquecido».

«Creo que en estos años formamos ese tipo de comunidad, de hombres y mujeres libres entonces seamos sujetos de nuestro propio destino y no mecanismos de las pequeñas ambiciones del otro. Saquemos de este momento la fuerza para seguir modificando el mundo y nuestro oficio. Si no se modifica a sí mismo, pero nadie modifica ninguna de esas dos cosas «, les mencionó a sus compañeros y compañeras, los mismos que hoy se congregaron para festejarlo.

Fuente: Telam

Sentiment score: NEUTRAL

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>La Biblioteca Nacional ha despedido a Horacio González como «su director compañero»
>>>>>Despiden a Horacio González en una ceremonia íntima en la Biblioteca Nacional – June 23, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Despertar una institución y hacerla casa crítica de cultura – June 22, 2021 (Telam)
>>>>>>>>>Falleció Horacio González, uno de los referentes intelectuales más significativos de la Argentina – June 22, 2021 (Telam)
>>>>>>>>>Cristina Fernández expresó su «inmensa pena» por el fallecimiento de Horacio González – June 22, 2021 (EntretenimientoBit)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 0 100 NONE 12 Me: 1, me: 2, (tacit) yo: 9
2 nosotros/nosotras 135 75 NONE 12 (tacit) nosotros/nosotras: 11, nos: 1
3 Horacio González 0 42 PERSON 12 Lo (referent: González): 1, Horacio: 3, él (referent: Horacio): 1, González: 5, Horacio_González: 1, (tacit) él/ella (referent: Horacio): 1
4 Guillermo David 0 0 PERSON 4 él (referent: Guillermo_David): 1, lo (referent: Guillermo_David): 1, Guillermo_David (apposition: director de Cultura_de_la_Biblioteca_Nacional): 2
5 conversación 0 50 NONE 3 el diálogo imposible: 1, el diálogo actual: 1, la conversación: 1
6 0 40 NONE 3 te: 1, (tacit) tú: 2
7 Juan Sasturain 0 0 PERSON 3 Juan_Sasturain (apposition: actual director de la Biblioteca_Nacional): 1, Sasturain: 2
8 Télam 0 0 PERSON 3 Télam: 3
9 compañero 0 0 NONE 3 un compañero: 2, el compañero: 1
10 eso 0 0 NONE 3 Eso: 1, eso: 2