Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Majestic Liberty Large

Después de Centauros del desierto han venido tantas reescrituras del western como tentativas de refundar miradas. Incluido Brokeback Mountain, de Ang Lee. Y después de El hombre que asesinó a Liberty Valance, la conquista del Oeste pidió inclusive la certidumbre de que fuese una mujer la que dictase la ley en, por ejemplo, Meek’s Cutoff, de Kelly Reichardt. Ni machista ni homófobo, por fin, allí se encontraba la nueva frontera y el nuevo desafío de un género que básicamente no es más una refutación de cualquier límite exterior o interior. Libertad, de Enrique Urbizu, es un film consciente del pasado que la asiste y por ello, y se arroja con fervor a la meticulosa reelaboración de las normas más evidentes que configuran el género, sea el thriller sea, como ahora mismo, el propio western, como es regla en la filmografía del director.

La libertad ?[1]​ en sentido extenso es la capacidad humana de actuar por voluntad propia.

Enrique Urbizu Jáuregui es un libretista y director de cine español.

Desde hace una vida entera, el cine de España anda a la búsqueda de su propia narración de frontera, de su propio western. El otro lado del Río Grande bien podría ser nuestro sur de Sierra Morena. La conquista del Oeste configura la geografía sagrada en la que todas las mitologías confluyen. La aventura no consiste en otra cosa que en un ejercicio de comprensión. Lo salvaje, lo que no tiene reglas, se rinde ante el imperio de la ley. Así, los indios caen ante el Séptimo de Caballería, la frontera compra la medida icónica del horizonte, un caballo de hierro traza senderos donde previamente sólo había una pampa infinita y, por qué no, Luis Candelas rinde cuentas ante el gobernador. Mencionemos que en las cuatro categorías que planeó Borges para encerrar todas las historias probables de la humanidad en su narración ‘Los cuatro ciclos’, estaríamos en la tercera de ellas, la que trata de una búsqueda; la que hace familiares próximos a los argonautas y a los colonos; a los buscadores del santo Grial y a los infectados por la fiebre del oro; al capitán Ahab y los ladrones, todos héroes penalizados al infierno.

También tienen su relevancia Jasón Fernández, el joven que interpreta al hijo de La Llanera; Ginés García Millán como un solitario que se atraviesa en el sendero de la protagonista, y Xabier Deive, como Lagartijo, el papá de Juan. A pesar de que La Llanera sólo busca que la dejen en paz a ella y a su hijo, unos y otros le van a hacer la vida imposible.

Este es el espacio de Libertad, el mismo que en nuestra tradición han ocupado films como Amanecer en puerta oscura , de José María Forqué, o la serie completa de Curro Jiménez para televisión capitaneado por Joaquín Romero Marchent a finales de los setenta. Urbizu insiste en recorrer ese mismo paisaje. Urbizu es buen conocedor del espacio legendario que transita. Y lo hace con la violencia debida dejando que sus personajes se cambien previamente en arquetipos wagnerianos o shakespearianos que en simples criaturas terrenales. Lo interesante ahora, y allí el descubrimiento, es la localización de la frontera.

Los personajes de Bebe o Isak Férriz no luchan solamente en contra de una ley injusta y un gobernador cruel también lo hacen en contra de la propia realidad de pedernal que no reconoce ni a las mujeres por débiles ni a los homosexuales por apartados. Que plantea Libertad a cielo abierto entre las sierras inhóspitas Toda la disputa es copiada precisamente con la misma virulencia y encono en el espacio recóndito de lo secreto, lo inmutable. La aventura en su radicalidad también es sacrilegio.

A su vez, la tonalidad sombría de la foto, muchedumbre de escenas rodadas al aire libre y un reparto que cumple bien con su papel son detalles a favor de una producción en la que la historia de La Llanera es el pretexto para mostrar una época llena de injusticias. Libertad es más, ya que reivindica la relevancia de las mujeres en un tiempo en el que estaban arrinconadas a los trabajos de la casa y la crianza. Y también habla de la gran ventaja que tenían los ejemplificados frente a los analfabetos.

Como sea, sea , queda la claridad libre de fronteras ni hacia fuera ni hacia el interior; queda el western efectivamente, creó al cine. El western es el género que.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: India, Brazil

Cities: Rio Grande, Morena

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Libertad, de Urbizu, un febril ‘neowestern’ feminista y gay como metáfora y lesión interior
>>>>>Libertad, la serie de Bebe con bandoleros sin miedo a morir – March 27, 2021 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Libertad 140 0 PERSON 7 Libertad de Enrique_Urbizu: 1, Libertad: 3, (tacit) él/ella (referent: Libertad de Enrique_Urbizu): 3
2 Enrique Urbizu Jáuregui 90 90 PERSON 6 Enrique_Urbizu_Jáuregui: 1, (tacit) él/ella (referent: Urbizu): 3, Urbizu (apposition: buen conocedor de el espacio mítico): 1, lo (referent: Urbizu): 1
3 multitud de escenas rodadas 60 0 NONE 5 (tacit) él/ella (referent: multitud de escenas rodadas): 5
4 Isak Férriz 0 50 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Isak_Férriz): 1, Isak_Férriz: 1, lo (referent: Isak_Férriz): 1
5 western 0 0 NONE 3 su propio western: 1, el propio western: 1, el western: 1
6 Ginés García Millán 0 60 PERSON 2 Ginés_García_Millán como un solitario: 2
7 gobernador 0 55 NONE 2 el gobernador: 1, un gobernador cruel: 1
8 vida 0 50 NONE 2 una vida entera: 1, la vida imposible: 1
9 ley 20 35 NONE 2 una ley injusta: 1, la ley: 1
10 pelea 0 30 NONE 2 Toda la pelea: 2