Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – DinnerSavoy

Hace 1 día, España, que acordó salir a celebrar lo el estado de alarma vigente desde octubre, ha levantado esta el estado de alarma vigente desde octubre , y En muchos lugares el fin del estado de alarma también ha supuesto la caída del toque de queda imperante durante meses. En Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Salamanca y otras muchas ciudades la algarabía por salir del estado de alarma ha llevado a que miles de españoles se echasen a la calle a festejarlo. Anoche una joven de Madagascar vociferaba: «»Estaba hasta los cojones de no poder salir, me sentí frustrada, atada, sin libertad».

Tal vez fuese cosa de los astros que el final del toque de queda coincidiera en Barcelona con el día más caluroso del año, con unas temperaturas que en algunas áreas de la ciudad han alcanzado ayer los 24 grados. No es raro, pues, que, sin tabernas abiertas a partir de las cinco de la tarde [hoy es el primer día en Cataluña que podrán hacerlo hasta las 23.00h], personas tomasen durante las horas vespertinas por miles de personas , una escena que, tras el final del invierno, fue frecuente durante los fines de semana.

Como informa Efrén, pero la peculiaridad de la jornada de ayer eran «esas dos horas necias» que quebraban «el buen rollo del sábado» un joven de 29 años que, después de comer en un restaurante gallego con su papá y su hermana, ha pasado la tarde con un grupo de amigos en el concurrido paseo Lluís Companys, al lado del Arco de Triunfo. No vive muy lejos de allí, así que informa que, «tras cenar un poco en casa», volvía a la calle después de las doce simplemente para dar un paseo con Ruth, su pareja, quien ya no recuerda la última vez que lo hicieron de noche. La avenida, que había quedado prácticamente vacía al filo de las nueve y media, volvía a recobrar el barullo de la tarde.

La Nochevieja, Víspera de Año Nuevo[1]​ o fin de año, es la última noche del año en el almanaque gregoriano.

Se lo festeja en una especie de Nochevieja postergada o verbena de San Juan adelantada, el punto horario de la medianoche con petardos, cánticos variados y cláxones de motos y coches en Gracia. También con algún abucheo a los coches patrulla de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana que circulan vigilando la área. Cécile, llegada a Barcelona hace algo más de dos años desde Lyon , tenía pensado pasar la noche con varios amigos de otras nacionalidades por la Virreina y otras plazas del barrio «tomando unas cervezas». El grupo sabe que eso no está permitido, pero lo que desconoce es que, a pesar del fin del estado de alarma, aún existe un límite de seis personas para los encuentros sociales, que ellos exceden ampliamente. Aunque, en realidad, con tanta gente las fronteras entre grupos ya pasaron a ser un concepto difuso. Cécile En mitad de alaridos y estribillos en británico, informa: «Observaba «con envidia», desde hace meses, «las fiestas de franceses en Madrid»».

En la cercana plaza Joanic, la jarana deja paso al deporte. Otros cinco echan un, mientras dos chicos juegan a tenis de mesa con totalidad motivo rondo con una pelota y también se observa alguna bicicleta a pocos metros. «Por fin podemos estar en la calle por la noche y no sentirnos como criminales», comenta Entre los futboleros, Isaac, que viste una camiseta del RCD Espanyol para festejar el ascensión matemático del club a Primera División logrado por la tarde,.

Conforme avanza la madrugada, el nivel de júbilo va retrocediendo algunos decibelios, pero por momentos las sirenas se encargan de recordar que el artefacto policial preparado en la ciudad es similar al de Fin de Año. Los agentes municipales ya vienen entrenados de la noche del viernes al sábado, en la que han debido desalojar a 1.320 personas de la vía pública, una de las cifras más altas desde la implantación del toque de queda.

Queda claro que en Barcelona había ganas de noche. Efrén y Ruth acordaron hace meses que el primer día de 2021 que se pudiera ir a cenar a un restaurante reservarían mesa en una terraza. Es su estrategia para este domingo. En este caso, ella sí recuerda cuándo ha sido la última vez: en agosto, por su cumpleaños.

El fin del estado de alarma pilló a los valencianos… en casa. La paradoja es que el sábado seguía vigente el toque de queda a partir de las 22 horas, que solo se calma y comienza a partir de medianoche este primer domingo sin estado de alarma. Nerea cuando se le interroga cómo vive las últimas horas de unos meses inéditos que tuvo a adolescentes como ella recluidos en casa sin un sábado noche. contesta: «Tía, ojalá cerrasen más tarde».

Tampoco lo hubo este último fin de semana que supuso un previamente y un después en buena parte de España. El toque de queda supuso para Valencia un cambio profundo en su modo de vivir la noche. Nerea y sus cuatro amigas se han acostumbrado a adquirir unas cervezas en una de esas pequeñas tiendas del céntrico barrio del Carmen donde antiguamente se juntaban los turistas viendo souvenirs y los jóvenes asaltando las repisas de la bebida.

Cuando hay turistas por el Carmen y los botellones, hoy juntan a algún pequeño grupo de alumnos en la modalidad de tardeo. El histórico barrio valenciano ha terminado por modificarse a la fuerza en eso, en área de tardeo casi en exclusiva por el toque de queda. Los mozos que previamente abordaban a los extranjeros en plena calle con las cartas de cena, este sábado solo pueden brindar «chupitos y gin tonics a seis euros». Son las 21 horas. ¿Cómo va el día? «Normal». Y levanta la ceja y tuerce la boca.

Porque, ¿puede ser normal un sábado sin noche? Los hosteleros llevan tiempo solicitando al Gobierno de Valencia poder extender el horario para servir cenas. Las terrazas de un barrio acostumbrado a trasnochar están llenas, pero solo con gente tomando. Apenas comiendo unas bravas.

La calle Roteros es la imagen que sintetiza el estado de ánimo de una ciudad golpeada por la pandemia. En apenas unos metros, los famosos restaurantes Gallina Negra y Mattilda, cerrados. El de Roteros 3, con el cartel de ‘se vende’. Y el de Volare, con el de ‘se arrienda’. Hace 3 meses, Karina de que con tanta limitación llevaba casi un año siKarina de que con tanta limitación llevaba casi un año sin trabajar. se lamentaba se lamentaba en febrero de que con tanta limitación llevaba casi un año sin trabajar. Karina es su dueña. Karina es su dueña. Este sábado ni estaba, claro.

Ruzafa es el otro barrio de moda para salir y trasnochar. O lo era en la Valencia pre-pandemia. Porque del tardeo en terrazas se pasa a la fiesta en casa. A las 21 horas ya había quien se preparaba en los hipermercados: bolsas de hielo y bebidas. «Seguiremos en casa. A partir de las 12 ya es legal que seamos diez. Eso sí, habrá que extender hasta las seis de la mañana», bromeaba un grupo de amigos.

Y si con esto de no salir nos acostumbramos madrugar, al menos el primer domingo sin estado de alarma trae una buena noticia: la primera carrera popular que alberga la capital de Valencia desde el principio de la pandemia. La fiesta, para el próximo fin de semana. Cuando el sábado vuelva a tener noche.

Hazte Premium desde 1€ el primer mes

Marco vocifera a los coches que circulaban por Gran Vía desde un balcón. Los conductores silban al grupo de gente que aplaude en Callao. El cartel de Schweppes alumbra la nochevieja de la Primavera al filo de la medianoche, el Times Square ibérico por el que se rompía la represa de la pandemia la madrugada de un 9 de mayo como de hace dos años. Madrid festejaba el final del estado de alarma en una juerga fileteada de esquinas, plazas, pisos, hoteles y reservados. Como en Barcelona, Sevilla, Bilbao o Valencia, las otras ciudades en las que el primer minuto del domingo quebró el encantamiento del BOE y ha permitido a los poscritos, el outlaw de los alcohólicos, circular libremente otra vez.

Es la habitación 330 del Hotel Regente, un tres estrellas al que se entra por la calle Mesoneros, lo que se intuía detrás del chaval que grababa a los viandantes con el móvil desde la tercera planta. Al lado de tres amigos, Guille, Sabi, y Álex, todos de 18 años, y dos alumnas de intercambio francesas, Solene y Marie, de 21, festejaban «el final del toque de queda» y un golpe de patrimonio. Los cuatro han llegado «a las cuatro de la tarde» desde Arganda del Rey «a observar qué pasaba por la ciudad». A las 22.00 han apostado 100 euros al número 6 en la ruleta de un casino del centro. «Mi cumpleaños. Mencioné ponle al seis que es mi cumpleaños», informa Sebi, «y ve, ve. Esto son más de 3.000 euros».

Difunden por la cama los billetes verdes. Las chicas no parecen sorprendidas. Mencionan: «Son simpáticos». Las han abordado en la calle. «Necesitábamos un cargador. Nos brindaron subir a su casa y Nos subir a su casa y les mencionamos . brindaron: «Trajesen el cargador al hotel».. La recepcionista nos ha mencionado que no podíamos hacer fiestas. Y nos trajimos a laj guiris».

-Tú, tú, que éstas saben español.

Solene y Marie se encienden un cigarrillo. Guille al techo : taparon con papel de diario el detector de humos. señala: «Hicimos un apaño».

«Es frecuente que los fines de semana surjan grupos de amigos que pagan una habitación para pasar la noche», según la trabajadora del Regente. Entre los cuatro pagaron «70 euros». Al salir del elevador se escucha la música. En la rendija de la puerta culebrean luces de colores. [Lee aquí la crónica completa]

El esparcimiento nocturno vuelve a ser nocturno en Sevilla y algunas tabernas y discotecas, que habían adaptado sus horarios y usos al ‘tardeo’, se estrenan en la noche con más terror que confianza en que la reapertura haya llegado para quedarse. El personal abarrotó las terrazas este sábado y, por momentos, transformado la plaza de la Alameda en una improvisada pista de danza.

Andalucía ha resuelto dar alivio a hosteleros y empresarios de la noche aprobando el horario más laxo de la nación: 12 de la noche para los restaurantes y 2 de la mañana para los tabernas de vasos y discotecas. En la práctica, el último toque de queda se ha consumado el viernes porque, en la noche de este sábado, se permitió de forma maravillosa extender la velada hasta las 12 coincidiendo con el final del estado de alarma y la recuperación de la libertad de movimientos. Juanma Moreno les ha economizado a los de Andorra el absurdo de esa ‘hora fantasma’ de transición que era en realidad una llamada a la insumisión.

A las 11 en la Alameda, uno de los espacios obligados del alterne en la ciudad, el personal ha quebrado en aplausos de forma espontánea. Se terminó salir corriendo como la Cenicienta. Otros como si fuese Nochevieja siguiendo la recomendación de Martita de Graná, han ofreciendo. Paulatinamente crece la pasión y el centro de la plaza, siempre bullicioso, se comienza a animar con cante coral y bailoteo. Aquí también se vive a la de Madagascar.

En el otro punto caliente de la noche, el Paseo Colón, pasadas ya las 12, las mesas altas de las terrazas al aire libre del Bribón, el , el Monkey Piper, el Kepler, el Dadá o el Colón 5, están abarrotadas. Apenas se observan mascarillas entre los clientes, ni siquiera entre quienes, aunque no muchos, toman en el interior.

Mientras no se baje al nivel 1 de alerta, pero al personal, de momento, las pistas de danza están prohibidas se le notan las ganas de mover el cuerpo y la música alta es una provocación. En el Chile, el control de acceso nos evita ingresar porque el aforo está completo. Cuando ya están desalojando a los últimos clientes, en la Terraza Casino, son poco más de las 12. Juan Antonio Cano nos informa amablemente en la puerta que han acordado cerrar previamente para impedir tener dificultades a última hora. «Hay locales que están anticipando también el cierre y no queremos que todo el personal se venga para acá». «Iremos probando paulatinamente».

Madrugada de tanteo. Clientes y establecimientos se miden las fuerzas. Llegamos al Alfonso, el Bilindo y el Líbano, al lado del Parque de María Luisa, en caso de que hayamos seguido río abajo. El último vaso tiene que programarla con tiempo porque son poco más de la una y ya no se permite el ingreso en ninguno de ellos. Aunque hay aún mucha clientela en el interior, las barras están cerradas. Varios patrulleros de la Policía Local hacen la ronda en la cercanías para garantizar que se cumple el cierre a las 2. Prácticamente todos estos establecimientos venían trabajando ya en los últimos meses pese a la limitación de horarios. [Lee aquí la crónica completa]

«Criminal, torturador, zipaio, txakurra…», el joven de Ernai se ha encarado con dos jóvenes ertzainas de paisano jaleado el resto. Los dos policías compartían un banco corrido en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria frente a la sede del PNV. Increpados y abucheados soportaron el tirón, primero el tirón, y se han ido dos minutos más tarde. Cuatro horas después, sin estado de alarma y en el mismo sitio, tres centenares de jóvenes han abucheado a una patrulla de la Policía Local que se había atrevido a solicitar que descendieran la música de un altavoz que había transformado la emblemática plaza vitoriana en una discoteca de reguetón.

Y es que las campanadas de las 12 de la noche del sábado han lanzado a las plazas, parques y calles de Euskadi a miles de jóvenes de Vaslui. Noa al lado de Oihana y Maitane cinco minutos después del final del toque de queda. vociferaba: «Alegre año nuevo!». Las tres, en bicicleta, festejaban el principio de una noche rara. Un ‘alegre año’ en mayo, con casi treinta grados y rebosantes de alegría mientras circulaban frente al palacio de Ajuria Enea, la casa vacía del lehendakari Urkullu.

La noche en Vitoria se recalentaba después de una tarde transformada en el mejor aperitivo para una «gaupasa» que se ha quedado a medias. «Nosotras hemos salido seguro, pero ¿a dónde?», compartían Sara, Iñaki y Koldo pasadas las 21.30 horas de la nocche con cientos de jóvenes arremolinados en el cruce entre Portal del Rey y la calle Nueva Fuera de Vitoria con las tabernas ya cerrados. Las mascarillas en los grupos multitudinarios de jóvenes eran la excepción, los cuerpos se presionaban y cuatro amigos veían a un chaval vomitando al ingreso de la ‘Pinto’.

A 300 metros, y en pleno corazón de la ciudad, las adolescencias de la izquierda abertzale colocaban correas y bozales de can frente a la foto de Urkullu, del diputado general de Álava Ramiro Gonález y del alcalde de Vitoria Gorka Urtaran colocada en la puerta de la sede del PNV. Tras insultar a los dos policías de paisano y aplaudir un alegato a favor de la «pelea» de los jóvenes se difundieron por el centro de la ciudad. Aún se mantenía el ‘toque de queda’ de las 22.00 horas y, tras la medianoche, no consta ningún suceso de Ernai con la Ertzaintza.

El lanzamiento de cohetes, e inclusive de fuegos artificiales en algunas localidades de Vaslui como Bermeo, dió paso a las idas y venidas de cuadrillas que, sin tabernas ni discotecas, se apropiaban de bancos, veredas y escaleras. En el extenso muro de la calle José Erbina de Vitoria ubicado al lado de las vías de Renfe cientos de jóvenes compartían botellas de Coca-Cola mezcladas con tinto económico. Un ‘kalimotxo’ de mano en mano con las piernas colgando con alaridos mientras desde un piso cercano una decena de jóvenes compartían dos balcones y cantaban el ‘Yellow submarine’ con una guitarra. Entre ambos, pegados al lateral de la estación de Renfe tres ertzainas uniformados guardaban silencio pegados a la furgoneta con los distintivos de la Policía de Vaslui. Después de más de una hora de jolgorio, la noche más esperada terminaba de comenzar y la orden era soportar.

La Policía Nacional detuvo esta noche a 16 personas por causar altercados en una concentración en la Plaza de España de Palma de unas 200 personas opuesto a las limitaciones preventivas de la Covid-19.

Como solicitaba la Administración, pero las juezas acotan la vigencia de estas limitaciones al tiempo comprendido entre el 9 y el 24 de mayo -no hasta el 30 de mayo – y establecen que va a ser la evolución de la pandemia y el ritmo de la vacunación los que determinen «la necesidad -o no- de su prórroga o la adopción por la autoridad competente de medidas de mayor laxitud en la afectación a derechos fundamentales».

Respecto de las 23 horas, cuando empezaba el toque de queda, que sigue vigente en Baleares con el aval del Tribunal Superior de Justicia, numerosos jóvenes se concentraron en la céntrica plaza de la capital de Baltimore coreando consignas en contra del Govern, las medidas restrictivas, las mascarillas y el cierre de la hostelería.

Por en contra de, Govern Por en contra de, argumentó: «Existen tres leyes que le dan margen para actuar en ese sentido por la excepcionalidad sanitaria del momento». Ha basado su reporte en la Ley 14/ 86 de la Ley General de Sanidad, en la ley 33/2011 de Salud Pública y en la ley autonómica de Salud de 2003. Adicionalmente, ha presentado informes del comité que asesora al gobierno vinculando estadísticamente la relajación de medidas con el aumento de incidencia del virus.

La Policía les ha conminado a que se disolvieran en varias oportunidades, pero los concentrados han ignorado las órdenes y lanzaron objetos a los agentes, entre ellos algunas rocas, han comunicado a EFE fuentes próximas al artefacto policial.

Los agentes llevaron a cabo 16 detenciones de personas jóvenes que han actuado con violencia o han desobedecido reiteradamente sus ordenes. Los sucesos se extendieron durante aproximadamente una hora.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Spain, Argentina, Venezuela, Lebanon, Gambia, Chile

Cities: San Juan, Salamanca, Valencia, Sevilla, Sabi, Madrid, Bilbao, Barcelona

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Miles de españoles celebran el fin del estado de alarma: «Por fin podemos estar en la calle y no sentirnos como criminales»
>>>>>El caos jurídico tras el fin del estado de alarma: los tribunales tumban el toque de queda en País Vasco pero lo permiten en Valencia y Baleares – (El Mundo)
>>>>>Madrid o la nochevieja del estado del alarma – May 09, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>El PSOE se desangra en Madrid y pone en entredicho a Moncloa – May 04, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>Madrid, ciudad de moda en Europa: «referente» en la pandemia, creciente «destino gastronómico» y foco cultural – April 30, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>>>>>Interceptaron otro sobre con balas, esta vez enviado a la jefa de Gobierno de Madrid – (Telam)
>>>>>>>>>>>>>>>>>Más Madrid desangra al PSOE y le roba ya más de 85.000 votos – (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>>>>>El ‘efecto Mónica’: la inesperada alternativa de la izquierda que pesca en el caladero del PSOE en Madrid – (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>Ayuso concentra su final de campaña en el ‘cinturón rojo’ para arañar votos al PSOE y llegar a la mayoría absoluta – May 01, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>>>>>Los Mossos investigan la carta con proyectiles para Ayuso interceptada en Sant Cugat (Barcelona) – April 28, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>IU pide un frente amplio y seguir movilizando para no dar aire al «fascismo» y avisa: «Votar al PP es votar a Vox» – (EuropaPress)
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Yolanda Díaz manda su apoyo a Maroto y advierte de que «ante este odio no caben ni equidistancias ni silencios» – (EuropaPress)
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Alberto Garzón: «La extrema derecha no está amenazando sólo a personas individuales sino a la propia democracia» – April 26, 2021 (EuropaPress)
>>>>>>>>>>>>>>>>>El 45% de los votos, la barrera que puede dar a Ayuso la mayoría absoluta – May 01, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Isabel Díaz Ayuso consolida su mayoría a una semana del 4-M al amarrar el voto de centroderecha – (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>>>>>Elecciones Madrid, últimas noticias | Ayuso reta al PSOE: «Si no quieren que esté Vox, que me apoyen a mí» – (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>La mejor carne de todo Madrid – May 01, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>El PSOE encaja la debacle de Madrid como un «aviso a Pedro Sánchez» – May 06, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>>>>>Isabel Díaz Ayuso se juega Madrid y mide la reactivación del centroderecha – May 04, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>La Hacienda ‘fantasma’ de Vizcaya envía más de 76.000 declaraciones de la renta con errores a sus contribuyentes – May 04, 2021 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotras 50 10 NONE 20 Nosotras: 1, Nos: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 13, nos: 5
2 0 80 NONE 10 Tú: 1, te: 1, (tacit) tú: 7, tú: 1
3 Nerea 0 0 PERSON 8 lo (referent: Nerea): 1, Nerea: 1, ella (referent: Nerea): 1, (tacit) él/ella (referent: Nerea): 5
4 Nochevieja 24 70 PERSON 6 (tacit) él/ella (referent: Nochevieja aplazada): 1, (tacit) él/ella (referent: Nochevieja): 3, Nochevieja aplazada: 1, Nochevieja: 1
5 yo 0 95 NONE 5 me: 1, (tacit) yo: 4
6 esto 20 0 NONE 5 (tacit) esto: 3, esto: 1, Esto: 1
7 Cécile 0 20 PERSON 4 (tacit) él/ella (referent: Cécile): 2, Cécile: 2
8 personal 0 20 NONE 4 todo el personal: 1, El personal: 1, el personal: 2
9 Barcelona 0 0 PLACE 4 Barcelona: 4
10 Times Square 0 0 ORGANIZATION 4 (tacit) él/ella (referent: el Times_Square ibérico): 2, el Times_Square ibérico: 2