Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Beopjusapagoda

Nota del editor: Jennifer Prah Ruger es profesora de Equidad, Economía y Política de Salud y fundadora y directora del Laboratorio de Política y Equidad Sanitaria de la Universidad de Pensilvania. Ha sido miembro del Subcomité Consultor de Ética del Director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. Se ha desempeñado como presidenta del Grupo Especial de Ética de la Asociación Estadounidense de Salud Pública. Los pareceres expresados en esta observación son propias de la autora. Más artículos de parecer en CNNe.com/opinion

— La Casa Blanca rechazó las normas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. para reabrir la economía.

Hace muchos años, he servido en el Subcomité Consultor de Ética del director de los CDC. A raíz del SARS, los ataques de ántrax y la gripe aviar, la orientación ética del subcomité para la preparación y contestación ante emergencias de salud pública ha sido relevante. Las directrices establecían que la ética debe “comunicar la planificación adelantada y la organización de la contestación de emergencia para minimizar el número de determinaciones trágicas que tienen que tomarse”.

Los especialistas en salud pública coinciden en que la contestación al coronavirus en Estados Unidos fue problemática. En vez de una planificación por anticipado, repetimos contestaciones de emergencia, y a menudo tomado medidas contradictorias. El número de determinaciones trágicas que tienen que tomarse está creciendo, no decreciendo.

¿Qué pasó con los CDC? Los CDC, que en Corea del Sur y Taiwán han ayudado a esas naciones a actuar con rapidez, determinación y éxito en contra del covid-19, son la agencia nacional encargada de cuidar a Estados Unidos de las amenazas a nuestra salud y seguridad. Los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwán han activado el Centro Central de Control de Epidemias y han impuesto cuarentenas, limitaciones fronterizas, un sistema de reparto de mascarillas y otras medidas preventivas. Los CDC en Taiwán y Corea del Sur han encabezado la detección estricta y el rastreo de contactos, la comunicación y el aislamiento. Su encuadre coordinado informa sus éxitos. El motivo: la memoria del SARS y MERS. “No podemos olvidar el suceso. Está grabado en nuestra mente”, mencionó Lee Sang-won de los CDC de Corea del Sur sobre el MERS.

Por otra parte, “Seguramente espero que algo sea incluido como esto”, mencionó Houlahan.“Es un espectro de alteraciones, por lo que, en algunos casos, va a hacer que la persona tenga afectación de la arteria coronaria. A veces no”, mencionó Ezike en una conferencia de prensa.

Hace 8 días, con casi todos los estados reabiertos parcialmente esta semana, la reacción violenta y las frustraciones crecían a medida que los de Estados Unidos peleaban con formas de pelear el mortal coronavirus, el viernes 08 de mayo.

Estados Unidos, por el contrario, padece de amnesia pandémica, una especie de miopía colectiva. La amnesia pandémica es una combinación tóxica de peligros subestimados, preparación insuficiente y protección inadecuada.

Con el SARS y el MERS grabados en la memoria, Taiwán y Corea del Sur consolidaron la capacidad de operación de sus respectivos CDC. Por el contrario, EE.UU. ha recortado los fondos básicos de preparación para emergencias de los CDC en más del 30%, por lo tanto 273 millones de dólares desde el año fiscal 2002 hasta el año fiscal 2017. La insuficiencia de fondos significó que los laboratorios de salud pública no hayan tenido suficiente personal o se hayan cerrado, un efecto muy serio bajo el covid-19.

Olvidamos que los CDC, un tesoro nacional, han eliminado con éxito la malaria en Estados Unidos y trabajaron heroicamente para controlar muchedumbre de enfermedades infecciosas conocidas por la humanidad.

La amnesia pandémica es una enfermedad: falta de concentración, de conciencia y dedicación, de motivo y resistencia. Estos son factores de riesgo para un malestar diferente, un gobierno inepto. Nada en la historia de la humanidad ha asesinado a más personas que las enfermedades infecciosas. Aun así, el impulso inicial, las inversiones y la resolución de dificultades -y nuestra memoria de los éxitos de los CDC- caducan rápidamente a medida que los brotes se desvanecen y desaparecen de la vista.

La amnesia pandémica amenaza nuestra salud y seguridad. Por suerte, tenemos una cura para eso. Las reformas sistémicas pueden salvar vidas y dinero. EE.UU. necesita reinvertir en los CDC para transformar la fragilidad sistémica en resiliencia. Lo que es más relevante, debemos reconocer el papel crítico de los CDC y debemos corregir los conceptos erróneos que evitan la preparación ante una pandemia.

El primer concepto erróneo es que los contagios son sucesos naturales que no podemos controlar. El primer concepto erróneo es un concepto erróneo de impotencia. Esta noción combina los virus naturales con las conductas humanas. Sí, un virus es natural. No obstante, una epidemia es un incremento en la incidencia de una enfermedad por encima del nivel esperado. Una pandemia es la propagación de una epidemia en varias naciones. Se producen a través de las conductas humanas que los difunden, si bien los patógenos son naturales, las epidemias y pandemias. Políticas, institutos y mandos débiles favorecen estas catástrofes. Las pandemias son prevenibles y controlables. Un CDC fuerte, como lo demostraron Taiwán y Corea del Sur, puede y va a desempeñar un papel vital en el control de un brote.

El agua y el jabón son tus mejores defensas en contra de los virus, pero si no tienes acceso a ninguno de ellos, el desinfectante de manos es un buen sustituto. Simplemente pon una pequeña gota de desinfectante en una mano y frótala con la otra durante unos 20 segundos. Los desinfectantes para manos no eliminan la mugre, los productos químicos o algunos tipos de gérmenes, pero son mejores que nada.

Un segundo concepto erróneo es no concentrarse en las capacidades de preparación antes de que suceda una catástrofe. Un segundo concepto erróneo es un concepto erróneo reaccionario. Esto ignora la preparación operativa. La creencia de que cuando aparece, podemos lidiar con una enfermedad infecciosa es falsa. La creencia de que el peligro es bajo y que no es necesario prevenir a las personas es falsa; la conciencia del peligro es imprescindible. Y la creencia de que la área de la salud nos va a salvar es falsa. Necesitamos una área de salud pública fuerte y un CDC fuerte. Nuestros sistemas actuales son inadecuados. Centrarse en la precaución puede robustecer estos recursos.

Si brindamos a nuestros ciudadanos ocasiones para servir a sus comunidades, han escrito: “ y ayudar a nuestra nación a recobrarse de esta crisis, todo mientras desarrollamos destrezas y ganamos un sueldo en el sendero, sabemos que cientos de miles van a levantar la mano y se van a arremangar y se van a poner a trabajar “.

Las brechas de precaución son claras. Todavía nos falta una vacuna en contra del VIH/SIDA, decenios después de su aparición. La sensación antivacunas está ayudando a frustrar los esfuerzos de Estados Unidos para terminar inclusive con enfermedades prevenibles como el sarampión, las paperas y la rubéola.

El Dr. Paul A. Offit, coinventor de la vacuna en contra del rotavirus señala: “Las vacunas son víctimas de su propio éxito”. Añadió: “Eliminamos en gran medida la memoria de muchas enfermedades”.

Finalmente, un tercer concepto erróneo, llamémoslo el concepto erróneo de “es la economía, estúpido”, es el concepto de que la preparación para una pandemia no es una inquietud económica. Esto también es falso, como descubrimos desagradablemente demasiado tarde con covid-19. Una cifra sin antecedentes, unos 33 millones de de Estados Unidos, ha pedido subvención de desempleo en los últimos dos meses. Casi La tasa de desempleo es cuadruplicada , hasta el %14.7. La devastación social, económica y social generada por el covid-19 va a reverberar en los próximos años.

Estados Unidos se afronta a una elección riesgosa: la continua fragilidad sistémica en que basa sus repetidas contestaciones a la emergencia, con las consiguientes pérdidas de salud, sociales y económicas, o la resistencia sistémica, que incluye un CDC fuerte y totalmente financiado, para salvaguardar la salud y la seguridad. Con la opción de salvar innumerables vidas a una parte del valor, la determinación es obvia, ya sea que padezcamos de amnesia o no.

Fuente: CNN en español

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>OPINIÓN | Coronavirus: la “amnesia pandémica” amenaza nuestra salud, seguridad y vidas
>>>>>Presentarán un proyecto de ley bipartidista en la Cámara para crear un Cuerpo Nacional de Salud Pública – May 12, 2020 (CNN en español)
>>>>>Esta es la manera correcta de lavarte las manos para prevenir el coronavirus. Te lo mostramos en 5 pasos – May 14, 2020 (CNN en español)
>>>>>Los médicos advierten que habrá más casos de este síndrome extraño de coronavirus en niños – (CNN en español)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 160 75 NONE 17 (tacit) nosotros/nosotras: 15, nos: 2
2 CDC 150 0 ORGANIZATION 10 (tacit) ellos/ellas (referent: los CDC): 2, Los CDC: 3, un CDC fuerte: 1, los CDC: 2, (tacit) él/ella (referent: Un CDC fuerte y): 1, Un CDC fuerte y: 1
3 esto 0 0 NONE 6 esto: 2, (tacit) esto: 3, Esto: 1
4 amnesia 30 220 NONE 5 amnesia pandémica: 1, La amnesia pandémica: 3, amnesia: 1
5 Estados_Unidos 0 0 PLACE 5 (tacit) él/ella (referent: Estados_Unidos): 1, Estados_Unidos por_el_contrario: 1, Estados_Unidos: 3
6 creencia 0 0 NONE 5 La creencia: 2, La creencia de y: 2, la creencia: 1
7 concepto 0 100 NONE 3 el concepto: 1, el concepto erróneo: 1, un tercer concepto erróneo: 1
8 resistencia 0 45 NONE 3 la resistencia sistémica: 2, resistencia: 1
9 30 0 NONE 3 (tacit) tú: 3
10 comportamientos 0 0 NONE 3 los comportamientos humanos: 3