Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Bay Affleck Tyler at JFK Space Center Armageddon premiere (cropped)

El descredito de la ficción a día de hoy es tal que para que una historia compre el privilegio no de la verdad, que también, sino del simple interés debe estar basada en sucesos reales. Aunque los sucesos supuestamente ciertos sean, y eso es así , exactamente, la conversión de la realidad en mito, en pura fabulación. ‘El último duelo’, que no es más que el penúltimo film del octogenario imbatible Ridley Scott , es buen y mal ejemplo al mismo tiempo de todo lo anterior. El film adapta la novela de Eric Lager publicada en 2004 que hace pie en una célebre leyenda cultural francesa del siglo XIV. El primer rótulo de la cinta está consagrado a dejar constancia no del libro sino del fundamento real de lo que sigue.

Mencionemos que la determinación tanto de los libretistas Ben Affleck, Matt Damon y Nicole Holofcener como del realizador que se galardonó to the el viernes en la Mostra con el premio Glory Filmmaker de colocar el cartel allí de marras no es baladí. El film es -además de una impresionante producción de caballeros, espadas y torneos a la última sangre- una observación tan pretendidamente oportuna como decididamente oportunista, las dos cosas, a eso que se vino en llamar cultura de la violación. Se trata de probar con una narración «basado en la realidad» que el sometimiento de la mujer a los dictados de un mundo ordenado por una concepción de la virilidad depredadora viene con mucho. Viene, tal vez, de siempre.

Benjamin Géza Affleck-Boldt, conocido simplemente como Ben Affleck, es un actor, director, productor y libretista estadounidense.

Affleck ante la prensa tras declararse feminista comenta: «Es una historia que no ha sido solo una demanda determinada a una mujer, sino que ha puesto en evidencia un presupuesto cultural que comparte Europa con las naciones colonizadas por ella: durante siglos a las mujeres no se las ha observado como seres humanos». Y sigue: «Y, de hecho, muchos aspectos residuales de esa perspectiva permanecen». Damon por si quedaba alguna incertidumbre. agrega: «El film habla de un sistema y una época que viola sistemáticamente a las mujeres porque se estiman propiedades de los hombres y como tal son tratadas».

Esta causa volvió reunir a Damon y Affleck, más de veinte años después, tras el cumplimiento de El indomable Will Hunting, por la que lograron un Oscar al mejor guion original. Damon en rueda de prensa, «el modo en que escribíamos en los 90, cuando teníamos veintitantos años, era muy ineficiente, comprendíamos de personajes señaló: «El procedimiento fue totalmente distinto», pero no de estructura, y escribimos miles de páginas que nunca utilizamos». Y ha agregado: «Teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que invertimos éramos reacios a repetir, pero esta vez fue todo muy rápido, en seis semanas ha estado listo».

El film, efectivamente, cuenta la historia de una mujer mil veces violada. Primero por su propio conyuge , luego por el caballero que menciona estar enamorado de su inmarcesible belleza, y finalmente por todos y cada uno de los que dudan de su testimonio y la hacen así responsable de su maldición. Lo que ordena el film de comienzo a fin es el duelo entre el conyuge y el abusador, los dos ofendidos a pesar de su condición de agresores. Suele pasar. Tal y como asegura título, se trataría del último de los duelos , festejado como ordalía o proceso de Dios. El altísimo dejaría vivo al inocente. Si el que fallece es el conyuge, se lanza a la mujer eso sí , a la hoguera.

Hace 635 años, a su vez, ha sido el último proceso por pelea celebrada en París. Jean de Carrouges es un caballero experimentado y de una familia respetada que lucha por el poder y la postura; Jacques Le Gris , favorito de la corte acusado del delito, y Marguerite de Carrouges , una heroína anticipada a su tiempo.

Scott planea el relato como tiempo atrás y de forma inaugural hiciese Kurosawa en su legendaria ‘Rashomon’. Se cuenta la misma historia tres veces desde cada uno de los puntos del vista : conyuge, acosador y víctima. Eso sí, ante el miedo al relativismo en asunto tan delicado y crucial, el film hace esfuerzos por marcar distancias con el maestro japonés. Ahora no todas las versiones son verdad, no todas discuten entre sí. Algo ostentoso el director no en balde de Thlema, que es más, en la rueda de prensa él mismo ha invitado enojado a un periodista a volver a observar el film, & Louise para ahuyentar críticas y malos pensamientos. comenta: «Sólo la víctima tiene derecho a la verdad». Por dudar y por interrogar.

Hasta aquí, poco que objetar. La dificultad no es la idea, sino las pocas ideas que, en contra de todo pronóstico, contribuye el director en la puesta en escena. Scott se limita a repetir tres veces la violación con apenas unos cambios mínimos que no hacen más que subrayar el mensaje ya de por sí subrayado. Está claro que el guión escrito atesora la innegable e impecable propósito de dejar claro que lo que para unos es natural para la víctima no lo es tanto. Esta manera de ordenar el universo con semejante y cruel ‘naturalidad’ sería, efectivamente, una sanción más humana que divino. De hecho, el error no está tanto en el texto como en el ejercicio rutinario de dirección más pendiente de la espectacularidad que del sentido; más atento a no equivocar ni equivocarse que a retratar con la precisión y la desesperación debida la equivocación de todo lo que le ocupa que es también todo lo que nos ocupa. Aquí y ahora.

Se y prefiere desplazar la carga de la prueba a repetir el mensaje, a insistir, como parecen sugerir cada uno de los carteles que separan cada capítulo, en que ni la fabulación ni el mismo cine son suficientes. mencionaría: «El film no confía en las armas y claridad de un argumento bien expuesto». y prefiere desplazar la carga de la prueba a repetir el mensaje, a insistir, como parecen sugerir cada uno de los carteles que separan cada capítulo, en que ni la fabulación ni el mismo cine son suficientes. Al presentar el capítulo tres, en un ejercicio de pedagogía cerca simplemente de la torpeza , el título «La verdad de Marguerite» se desvanece hasta quedar sólo en pantalla «La verdad». Eso sí, el duelo que abre y cierra el film resulta sencillamente irresistible, muy cerca de, en su proverbial frivolidad, lo memorable.

Por lo demás, y llegados al final, la competición oficial se cerró con ‘Un autre monde’, de Stéphane Brizé. El director de Francia completa con esta cinta la trilogía accidental que comenzó a rodar en 2015 con ‘La ley del mercado’ y siguió en 2018 con ‘En guerra’ alrededor de los desequilibrios de la sociedad que nos hemos dado. Narraba pie de obra la disputa de los trabajadores de una fábrica por mantener su trabajo, ahora el héroe es, sorpresa, el empresario, si la primera seguía la aventura existencial de un parado en la cincuentena obligado a admitir cualquier trabajo y la segunda. El cine social desde, y por primera vez, el que manda.

Stéphane Brizé es un libretista, productor, actor y director de cine francés.

Leal a sí mismo, el director transforma la cámara en martillo percutor. Cada una de las vicisitudes de una firma de electrodomésticos obligada una se la relata y otra vez a reducir valores con la mirada siempre enfebrecida y siempre clara. Brizé hace que cada plano directamente respire por las infinitas lesiones de una catástrofe por fuerza rota. El planteamiento de la cinta es impecable y la introducción de la mano de un diálogo delante de los letrados que comprueban la derrota del casamiento acomodado que encabeza el periplo se antoja magistral.

Como sea, sea , siempre queda la certidumbre de una Mostra impecable y muy «basada en los sucesos reales» de los films de Campion, Almodóvar, Schrader, Sorrentino o Diwan. Mañana el palmarés.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Ridley Scott, Matt Damon y Ben Affleck, tres feministas en contra de la cultura de la violación
>>>>>Ben Affleck junto a Jennifer Lopez en Venecia: «Me considero feminista» – September 10, 2021 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 0 0 NONE 8 (tacit) nosotros/nosotras: 7, nos: 1
2 película 15 45 NONE 7 la película: 3, La película en_efecto: 1, La película: 3
3 Ben Affleck 0 30 PERSON 6 Ben_Affleck: 1, Affleck: 2, (tacit) él/ella (referent: Affleck): 3
4 Stéphane Brizé 15 0 PERSON 5 Stéphane_Brizé: 2, Brizé: 1, (tacit) él/ella (referent: Brizé): 2
5 vez 60 0 NONE 4 otra vez: 1, esta vez: 1, su vez: 1, primera vez: 1
6 historia 24 0 NONE 4 la misma historia: 1, una historia: 3
7 Damon 0 0 PERSON 4 Damon: 3, (tacit) él/ella (referent: Damon): 1
8 eso 0 0 NONE 4 eso: 3, Eso sí: 1
9 manera 5 120 NONE 3 la manera: 2, Este modo: 1
10 la equivocación de todo 0 60 NONE 3 la equivocación de todo: 3