Por: SentiLecto

«No hay intromisión, hay colaboración, coordinación». Así ha contestado este viernes Pedro Sánchez a las protestas de sus asociados de Ejecutivo por Nadia Calviño en la `derogación de la reforma laboral. Pedro Sánchez es el presidente del Gobierno. Nadia Calviño es la «injerencia» de la vicepresidenta primera. El presidente, que está en Bruselas, donde asistió los últimos dos días a un Consejo Europeo, buscó una lengua neutra, conciliadora, nada agresivo, pero su mensaje es claro: «Negocia el Gobierno, que está de acuerdo, «, no un ministerio solo. Los ánimos están caldeados en la alianza. Ione Belarra, en nombre de Unidas Podemos y de la vicepresidenta Yolanda Díaz, creen que la reforma laboral es su negociado y que Calviño tiene que tener un papel secundario, no el principal. El presidente, sin embargo, repitió hasta en cuatro oportunidades que se trata de un esfuerzo colectivo, no individual. y así lo hablamos con la Comisión Europea, que antes de final de año se va a aprobar la reforma laboral. Sobre contenidos, el Gobierno de alianza está de acuerdo en una reforma integral para eliminar definitivamente los muchos males del mercado, como la precariedad pero también la creación de empleo. Sobre el método, estamos hablando de reforma estructural, que afecta a muchos ministerios. Al menos a cinco, como Trabajo, Economía, Seguridad Social, Educación, Hacienda… son al menos cinco los afectados directamente por el debate sobre la reforma laboral. No hay intromisión, hay colaboración aportación por parte de todos los ministros para que salga una relevante reforma que necesita la economía», ha mencionado el presidente. Colaboración es coordinación.

Para agregar que si Pedro Sánchez «quiere girar a la moderación que mencione mañana mismo» que «quiebra» con Podemos y que «reniega» de los independentistas y Bildu. he interrogado se: «¿Por qué me debe recetar a mí moderación si no hay otro Gobierno más radical»?».En una entrevista en Onda Cero, que recogió Europa Press, Casado ha comunicado al Gobierno que «Se lo modera no derogar la reforma laboral o la Ley Mordaza Sánchez durante la pandemia. Es la hipocresía», según ha mencionado, él lo que no comprende «.

El martes 12 de octubre alaridos de «traidor» y de «dimisión» acompañaron su presencia en la parada militar festejada en el Paseo de la Castellana de Madrid, donde se han dado cita miles de personas

Pedro Sánchez Pérez-Castejón es un político de España, actual presidente del Gobierno de España.

Sánchez ha impedido en varias oportunidades mencionar si la negociadora principal es Calviño o Díaz La negociadora principal es la coordinadora. pero su silencio, tras las protestas de UP, es tan elocuente como una toma de postura en voz alta. Si hay cambio de funciones, matizaría el verbo», apuntó ante la incertidumbre de. «En la Ley de Vivienda trabajaron otros ministerios. En los PPGG del Estado están secretarios de Estados de UP porque había interés porque afecta a todos y cada uno de los ministerios. No es intervenir, es contribuir, es colaborar. Todos tienen que contribuir su visión para conseguir el mejor resultado. Estamos ante una gran ocasión», zanjó apoyando así el papel enfatizado de Calviño como voz principal, y en algunos casos inclusive última, del procedimiento. «Negocia el Gobierno porque es una de las reformas mas relevantes de la legislatura. El Gobierno es el Gobierno. Es más laborioso, pero es el método más eficiente», ha terminado.

Este mes los llamados jefes de misión han estado en Madrid para hablar con todos los interlocutores, desde Moncloa a Trabajo pasando por Economía y Seguridad los llamados jefes de misión han estado en Madrid para hablar con todos los interlocutores, desde Moncloa a Trabajo pasando por Economía y Seguridad Social o los agentes sociales y la patronal. Los llamados jefes de misión son los técnicos especializados de la Comisión Europea. Los llamados jefes de misión son los técnicos especializados de la Comisión Europea. España recibió ya un primer desembolso de 9.000 millones de euros del Plan de Recuperación de Comoras y espera un segundo, de 10.000 millones, a final de año. En teoría ese está garantizado, pues los hitos y reformas que se piden para cada pago están ya cumplidos. Pero hay un tercer pago, en primavera, que es más complicado, pues pide ya pasos profundos en substancia laboral. Y allí explota todo porque sin cumplir todo hay un peligro real de un desembolso parcial y la primera marca.

Calviño es la interlocutora principal con Bruselas, por Sánchez y para eso eligió a ella. Ex directora general de la Comisión, conoce a la perfección y es amiga de la mayoría de los altos funcionarios y comisarios que supervisan la estrategia de España. Suya es la responsabilidad de limar asperezas, de generar confianza. Hasta el momento la gestión fue lenta, escrupulosa, pero amable. Cuando se entrena de lleno en los temas que más escuecen en la alianza de Gobierno, lo difícil llega, y la reforma laboral es el eje sobre el que orbita todo. Bruselas recibió este mes el boceto presupuestario español para 2021, lo están estudiando, pero el suceso de que en el cuadro macroeconómico Moncloa mantenga unas altas precauciones de alza pese al impacto de la subida de la luz y de la revisión atroz a la baja que el INE hizo de la alza del PIB en el segundo trimestre genera muchas incertidumbres. Lo mismo pasa con una reforma fiscal pendiente del reporte de una comisión de especialistas, que se espera para febrero como pronto. Por eso la vicepresidenta primera ha tenido que redoblar esfuerzos y compromisos estas semanas.

La comisión es la cantidad que se cobra por realizar transacciones comerciales que corresponden a un porcentaje sobre el valor de la operación.

Su pedido es tener unas cuentas saneadas en los plazos acordados, pero la forma de conseguirlas es discrecional, siempre que sea realista y no exceda los umbrales legales. La reforma laboral, al lado de la de las jubilaciones, son las dos grandes reformas estructurales puestas en marcha por España en la última decenio, las únicas de un calado realmente admirable, según la Comisión, y por eso les molesta que se toque sin una garantía clara de que las consecuencias están estimadas, controladas y se las recompensarán de alguna forma. Y, por el momento, no la hay, de allí la presión de Calviño para frenar cada paso dado por Trabajo.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Spain

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Sánchez a sus asociados de Podemos tras las protestas por «injerencia» en la reforma laboral: «No hay intromisión, hay coordinación»
>>>>>Casado critica que la agenda de Sánchez sea derogar la reforma laboral y la ‘Ley Mordaza’: «No es más socialdemócrata» – (EuropaPress)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 reforma 120 20 NONE 10 la reforma laboral: 4, una importante reforma: 2, La reforma laboral: 1, una reforma fiscal: 1, reforma estructural: 2
2 Gobierno 40 0 PERSON 8 otro Gobierno más radical: 1, él (referent: el Gobierno): 2, el Gobierno: 5
3 Pedro Sánchez Pérez-Castejón 30 0 PERSON 5 Pedro_Sánchez_Pérez-Castejón: 1, Pedro_Sánchez: 1, Pedro_Sánchez (apposition: el presidente de el Gobierno): 1, Sánchez: 2
4 Casado 0 0 PERSON 5 (tacit) él/ella (referent: Casado): 3, (tacit) él (referent: Casado): 1, Casado: 1
5 presidente 0 70 NONE 4 El presidente: 3, el presidente: 1
6 la de las pensiones 0 70 NONE 3 la (referent: la de las pensiones): 1, (tacit) él/ella (referent: la de las pensiones): 2
7 Comisión 30 0 ORGANIZATION 3 (tacit) él/ella (referent: la Comisión): 2, la Comisión: 1
8 ocasiones 20 0 NONE 3 cuatro ocasiones: 1, varias ocasiones: 1, una gran oportunidad: 1
9 Bruselas 0 0 PLACE 3 Bruselas: 3
10 eso 0 0 NONE 3 eso: 3