Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Sviatlana Cichanowskaja Vitebsk 01

«Mi postura y el Estado nunca me van a permitir llegar a ser un dictador… pero gobernar con estilo totalitario es una característica mía y siempre lo he aceptado».

Hace 17 años, eso mencionó Alexander Lukashenko en una entrevista en la radio de Bielorrusia. «Está al frente del último régimen totalitario de Europa», estiman sus críticos No en vano,.

Lukashenko, de 65 años, lleva gobernando la nación desde 1994 y ahora se encamina hacia su sexto mandato tras ser declarado ganador en las elecciones del domingo.

El recuento oficial le da al mandatario más de un %80 de los votos mientras a Svetlana Tikhanovskaya poco más del %9. Svetlana Tikhanovskaya es su principal contrincante.

Svetlana Tijanóvskaya es candidata a las elecciones presidenciales de 2020 en Bielorrusia.

Pero el resultado de las elecciones desató los mayores reclamos en su en contra de en años y la oposición no reconoce su triunfo, argumentando que ha habido estafa.

Miles de manifestantes se han echado a las calles tras conocerse los primeros sondeos a pie de urna y han entonado cánticos en contra de Lukashenko y su gobierno.

La policía contestó con detenciones y explosivos aturdidores, balas de goma y cañones de agua en contra de los indignados. Para Tikhanovskaya, que lukashenko y su «estilo totalitario» lo llevó a gobernar controlando los principales medios de comunicación, marginado voces críticas, los reclamos ya son un triunfo en sí misma. Ha declarado: «Ganamos porque vencimos al terror, el tedio y la indiferencia». y persiguiendo y deteniendo a sus oponentes políticos.

Desde el principio de la campaña electoral, en mayo, más de 2.000 personas han sido detenidas, según el Centro de Derechos Humanos Viasna.

«Aunque no ha habido cifras oficiales hasta la noche de domingo, se ha arrestado a varias personas», señalan ellas Informes de medios.

El martes 28 de julio Tres mujeres se unieron para pelear en las elecciones presidenciales de Bielorrusia en contra de Alexander Lukashenko, el totalitario presidente que llevaba al frente de la nación desde 1994. Las causas por las que las tres pasaron a primera línea de la política informaban por sí solas por qué Bielorrusia era denominada como «la última dictadura de Europa». Dos de ellas eran esposas y la tercera era jefa de campaña de tres candidatos de la oposición a los que se ha evitado participar: Se los han detenido dos de cuando ha sabido, al comenzar la campaña y el tercero ha escapado a Moscú que iban a arrestarlo.

Después de que se detuviera al popular bloguero Sergei Tikhanovsky y por tanto vetado de postular, de hecho, Tikhanovskaya se ha presentado como candidata se. El popular bloguero Sergei Tikhanovsky es su conyuge.

Se han inhabilitado otros dos contrincantes de Lukashenko valery Tsepkalo y Viktor Babaryko, , también para presentar se a los comicios.

Ahora, bajo más presión social que nunca, Lukashenko se perfila a un nuevo mandato.

En BBC Mundo repasamos la consolidación en el poder del que muchos detractores llaman el «último gran dictador de Europa».

Lukashenko proviene de una familia humilde. Una madre soltera ha criado a él en un pueblo pobre del este de Bielorrusia.

Está casado con Galina Lukashenko, con quien tiene dos hijos adultos: Viktor y Dmitry.

En 2015, ha asegurado en una entrevista que no tenía propósito de divorciarse de Galina, a pesar de que llevan decenios sin vivir juntos.

Tiene Nikolai quien ha nacido en 2004 producto de su vínculo con su antigua doctora personal IrinaNikolai quien ha nacido en 2004 producto de su vínculo con su antigua doctora personal Irina Abelskaya. Nikolai es un tercer hijo. Nikolai es un tercer hijo.

Lukashenko, quien sigue siendo un nostálgico del desaparecido bloque de Sovetsk, era director de una granja estatal de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas .

Lukashenko ha sido de los que respaldó las corrientes más férreas del comunismo, cuando en 1991 se ha producido una tentativa fallida de golpe de Estado en contra de Mijaíl Gorbachov.

Hace 26 años, su primer triunfo presidencial se ha producido, después de liderar una campaña anticorrupción en el Parlamento bielorruso.

Diez años más tarde, en 2004, planeó una votación para suprimir el límite de dos tiempos presidenciales, asegurándose la posibilidad de ser reelegido para gobernar Bielorrusia de forma indefinida.

Hace 10 años, se los han arrestado, ganadas otra vez por Lukashenko, siete de los nueve candidatos presidenciales.

Cinco años después, en 2015, ha asumido su quinto mandato con el 83% de los votos, en medio de protestas y numerosas demandas.

Ese año, la escritora de Bielorrusia Svetlana Alexievich previno que su nación es una «dictadura blanda». Svetlana Alexievich es ganadora del Premio Nobel de Literatura. Lo ha vinculado a la era de Sovetsk y mencionó que no era de fiar.

Por más de dos decenios, Lukashenko ha tratado de persuadir a los 9,5 millones de habitantes de Bielorrusia de que él es la mejor garantía de estabilidad y protección nacionalista.

Este mensaje sigue calando en muchos bielorrusos de mayor edad.

La nación había quedado devastado por el avance nazi en la Segunda Guerra Mundial y ha perdido a casi un tercio de su población.

De allí que el discurso antiextranjero y orgulloso de las fuerzas de seguridad nacional haya funcionado tan bien en muchos votantes.

Hace 15 años, entonces George W. Bush ha calificado a Bielorrusia como » la última dictadura que quedaba en el corazón de Europa «, en 2005 el gobierno del. George W. Bush es presidente de Estados Unidos.

Lukashenko no elude de esas críticas.

«Se trataría cualquiera que participase en un reclamo opositor como un » terrorista «», previno Lukashenko De hecho, en una oportunidad.

Agregó: «Les vamos a torcer el pescuezo de la misma forma que a un pato».

Bielorrusia es la única nación de Europa donde la pena de muerte sigue vigente.

En los últimos años, no obstante, la crítica a los métodos de Lukashenko se ha prolongado hacia otros gobiernos.

Desde occidente se denunció las acciones de Vladimir Putin en Rusia y de Viktor Orban en Hungría por perseguir oponentes y buscar prolongar su poder de Estado.

La crisis del coronavirus ha nutrido la tensión política en Bielorrusia por la forma en que Lukashenko la ha enfrentado.

«Su postura temeraria es un síntoma de que está ajeno de la realidad», estiman Sus oponentes.

Pero Minsk no ha sido la única ciudad donde las fuerzas antidisturbios pretendieron difundir a grupos que protestan en contra del hombre que está en el poder desde 1994. Reclamos similares se han producido en las ciudades de Brest y Zhodino.

Hace 3 meses, a finales Lukashenko ha defendido no haber impuesto cuarentenas en su nación.

«Vean cómo está occidente, con el desempleo fuera de control. Las personas planean caceroladas porque quieren comer. Gracias a Dios no cerramos la nación e impedimos esto», ha expresado.

Hace 5 meses, cuando muchas naciones europeas imponían confinamientos para pelear el coronavirus por el virus, lukashenko de que padecerían más de miedo mencionó estar » persuadido que «, en marzo.

Adicionalmente, aseguró que la epidemia se peleaba con «trabajo duro, sauna y vodka».

Cuando toda Europa ha cancelado los eventos deportivos, de hecho la liga de Bielorrusia de fútbol seguía disputándose.

En medio de la campaña electoral, los jefes de seguridad de Lukashenko acusaron a fuerzas anónimas de Rusia de ayudar a sus oponentes y favorecer el revuelo social.

Rusia y Bielorrusia fueron aliados durante años. Ambos han llevado a cabo acciones militares coordinadas y la débil economía bielorrusa depende del comercio con su poderoso vecino.

Sin embargo, desde que Moscú pusiese fin a las subvenciones de gas y petróleo, en años recientes, los vínculos se enfriaron.

La pasada semana, las autoridades de Bielorrusia han arrestado a 33 rusos cerca de Minsk, la capital. Los capturados han asegurado pertenecer a Wagner, un enigmático grupo mercenario ruso activo en Ucrania, África y Oriente Medio.

Rusia rechazó las alegaciones de Bielorrusia sobre que los presos planeaban actos de terrorismo, insistiendo en que solo se encontraban de paso y que su destino era Estambul, en Turquía.

Lukashenko no se tapa ante los que lo llaman dictador y totalitario.

Hace 17 años, en una entrevista ha reconocido que el autoritarismo era su estilo de gobierno que necesitaba y » controlar la nación «.

Hace 8 años, Años más tarde la Unión Europea ha amenazado con castigos por presuntas violaciones de derechos humanos.

Está burbuja del siglo XX sólo fue probable con el respaldo del ‘hermano mayor’. Pero Moscú comienza a emitir señales de cansancio respecto a esta simbiosis. En parte por el proyecto errático de Lukashenko, de 65 años, cuyo último tropezón ha sido rechazar el coronavirus para enfermar a los pocos meses. Lo mismo que Donald Trump, su carácter voluble se ha convertido en una especie de amuleto respecto a los embates de la hosca realidad. Si las vacas estaban bien, el año pasado ha visitado una granja para observar cuidadas. Insatisfecho con el pésimo pacto de los animales, ha despedido al ministro de Agricultura y a varios funcionarios. Así que aunque ONU Así que aunque ese mismo año las «violaciones sistemáticas de los derechos humanos» en la nación, los bielorrusos han quedado persuadidos del compromiso de su líder con la dignidad de los rumiantes. ha señalado: «Seguían». las «violaciones sistemáticas de los derechos humanos» en la nación, los bielorrusos han quedado persuadidos del compromiso de su líder con la dignidad de los rumiantes.

Una de las voces más críticas era la del entonces ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, abiertamente homosexual.

Lukashenko, en lo que se estimó una referencia a Westerwelle, aseguró que era «mejor ser dictador que homosexual».

El mandatario Recientemente, mencionó: «Los bielorrusos «no estaban listos para elegir por una mujer» y que la «constitución no está hecha para las mujeres»».

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Fuente: BBC

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

Countries: Ukraine, Turkey, Hungary

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Alexander Lukashenko, el líder que no tapa su «estilo totalitario» y cuya reelección en Bielorrusia ha desatado unos inéditos reclamos
>>>>>Miles protestan en las calles de Bielorrusia después del anuncio de una nueva victoria electoral de Alexander Lukashenko – August 10, 2020 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Alexander Lukashenko se impone por sexta vez en Bielorrusia con un 79% de los votos, según el sondeo oficial – August 09, 2020 (El Mundo)
>>>>>>>>>Alexander Lukashenko: ‘rehén’ de su pequeña Unión Soviética – August 10, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Alexander Lukashenko 357 160 PERSON 38 Lukashenko de 65 años y: 1, Galina_Lukashenko: 2, (tacit) él/ella (referent: Alexander_Lukashenko): 1, lo (referent: Lukashenko): 1, Alexander_Lukashenko: 1, él (referent: Lukashenko): 1, Lukashenko: 16, (tacit) él (referent: Lukashenko): 1, (tacit) él/ella (referent: Lukashenko de 65 años y): 3, (tacit) él/ella (referent: Lukashenko en): 1, Lukashenko en: 2, (tacit) él/ella (referent: Lukashenko): 8
2 Svetlana Alexievich 0 0 PERSON 9 Svetlana_Tikhanovskaya (apposition: su principal contendiente): 1, (tacit) él/ella (referent: Svetlana_Tijanóvskaya): 3, Svetlana_Tijanóvskaya: 1, (tacit) él/ella (referent: Svetlana_Alexievich): 3, Svetlana_Alexievich (apposition: ganadora de el Premio_Nobel_de_Literatura): 1
3 Bielorrusia 0 0 PERSON 7 Bielorrusia: 6, (tacit) ella (referent: Bielorrusia): 1
4 país 0 100 NONE 6 su país: 1, El país: 1, el país: 4
5 nosotros/nosotras 70 0 NONE 6 (tacit) nosotros/nosotras: 6
6 protestas 20 185 NONE 4 las protestas: 1, las mayores protestas: 1, Protestas similares: 1, reclamos: 1
7 Moscú 0 30 ORGANIZATION 4 Moscú: 3, lo (referent: Moscú): 1
8 Tikhanovskaya 0 0 PERSON 4 (tacit) él/ella (referent: Tikhanovskaya): 2, Tikhanovskaya: 2
9 entrevista 0 0 NONE 4 una entrevista: 4
10 Donald Trump 40 150 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Donald_Trump): 2, Donald_Trump: 1