Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Beirut old

«Era como un explosivo atómico». Makruhie Yerganian vive desde hace más de sesenta años frente al puerto la capital de Líbano. Makruhie Yerganian es profesor jubilado de Libano. L puerto es epicentro del estallido que ayer por la tarde ha sacudido Beirut. La onda expansiva ha llegado sentirse en la isla de Chipre, a casi 200 kilómetros de distancia. «He observado de todo , pero nunca observé nada semejante», ha declarado Yerganian a la AFP.

Beirut[2]​ es la capital, la mayor ciudad y el principal puerto marítimo del Líbano.

Hasta el momento las autoridades y la Cruz Roja libanesa registraron más de un centenar de muertes y miles de heridos por un estallido que transformó el distrito del puerto en un amasijo de escombros, inmuebles arrasados y coches volcados. Un estallido que transformó el distrito del puerto es la ‘área cero’.

La intensidad de la explosión lanzó a víctimas al océano y los equipos de rescate siguen tratando de recobrar los cuerpos de los desaparecidos. Se usan muchos de los fallecidos del puerto y de aduanas, además de personas que trabajaban en la área que la cruzaban en coche en plena hora punta . o que la cruzaban en coche en plena hora punta.

Un juzgado de la ONU va a emitir el viernes su sentencia en el proceso de cuatro sospechosos en el homicidio por coche explosivo de Hariri, que se atribuye al movimiento Hesbolá.

Mientras pedían socorro, momentos después de que la onda expansiva recorriera las calles de la capital y sus alrededores, personas ensangrentadas escapaban de la área del puerto , entre nubes de humo y polvo que cubrían unas calles cubiertas de los restos de inmuebles, coches y muebles. «El estallido me ha hecho volar a metros de distancia. Estaba atontado y todo cubierto de sangre», recuerda el diseñador Huda Baroudi, en declaraciones a Reuters. «Ha traído de vuelta la visión de otro estallido que he presenciado en contra de la embajada de EE.UU. en 1983».

«En el interior [del puerto] es una tragedia. Hay cuerpos en el piso. Las ambulancias se llevan los cuerpos», mencionó a la AFP un militar ubicado en las cercanías. Un hombre lloraba desconsolado estaba su hijo, que se encontraba en el puerto, mientras interrogaba a otro militar si sabía dónde.

Algunos bomberos, perplejos, buscaban a los colegas que estaban pretendiendo apagar un incendio desatado justo antes del estallido masivo, según uno de ellos. Varias horas después de la catástrofe, los helicópteros seguían vertiendo agua del océano para pretender apagar las llamas.

Cerca de ahí, unos guardianes de seguridad llevaban el cuerpo de un camarada. Uno de ellos se ha echado llorar. Asegura: «Aquí lo tienes, el día de su casamiento», mientras muestra una fotografía del difunto en su teléfono móvil.

Entre los heridos se encuentran miembros de Siriade Siria y egipcios de la tripulación de naves que han llegado el martes al puerto, incluido uno ucranio. «Hace seis meses que esperamos el momento de nuestro retorno a Siria. Somos 13 jóvenes. Siete de nosotros han resultado heridos», ha contado uno de ellos a AFP.

En una de los ingresos del puerto, una veinteañera corría vociferando el nombre de su hermano. , atontada. mencionaba: «Se llama Jad y tiene los ojos verdes». Las fuerzas de seguridad le han prohibido pasar. No era la única: durante más de tres horas, el trajín de las ambulancias no cesa en los alrededores. Ingresan en la área siniestrada y salen cargadas de víctimas.

Otras personas buscaban directamente a sus seres queridos en los desbordados hospitales. Rouba, un médico que ha contabilizado entre 200 y 300 personas aceptadas en el departamento de emergencias de su hospital ha asegurado: «Nunca he observado algo así, era horrible».

En todos los barrios de la capital, inclusive en los suburbios, se han observado destrozos ocasionados por los estallidos que han sacudido la ciudad y han desatado el miedo en las terrazas de las cafeterías. En los inmuebles, los habitantes inspeccionaban los daños. Los vidrios de las ventanas explotaron, las mostradoras de los comercios, también, difundiendo una alfombra de cristales en las veredas.

Fotografías publicadas en las redes sociales muestran daños en el interior de la terminal del aeropuerto de Beirut, ubicada a nueve kilómetros del lugar de los estallidos. «La onda expansiva les ha lanzado por los aires», aseguran Personas que grababan el estallido desde sus balcones a más de dos kilómetros de distancia del puerto.

«Observé una bola de fuego y humo sobre Beirut. La gente estaba vociferando y corriendo, sangrando. Algunos balcones fueron volados de los inmuebles. El vidrio de los inmuebles altos se rompió y ha caído a la calle», mencionó un testigo a Reuters.

Otro testigo, Hadi Nasrallah, menciona que observó el fuego pero no esperaba el estallido. «He perdido la audición durante unos segundos, sabía que algo andaba mal, y repentinamente el cristal se rompió por todo el coche, los coches que nos rodeaban, las tiendas, los inmuebles. Solamente cristal que caía desde todas partes», ha asegurado a la BBC.

«Es como una área de guerra. No tengo palabras», mientras inspeccionaba los daños, se lamentó Jamal Itani. Jamal Itani es el alcalde de Beirut. «Esto es una tragedia para Beirut y Líbano.»

Un gran estallido ha golpeado la tarde de este martes Beirut antes de la sentencia en un proceso por el homicidio del ex primer ministro Rafik Hariri en 2005. Beirut es la capital de Libano. Los reportes mencionan que el estallido se ha producido cerca de las oficinas del diario Daily Star. «Según comunicó la Agencia Nacional de Noticias del Líbano, el fuego se ha originado en una despensa de explosivos del puerto de Beirut», aseguran ellos/ellas. Las autoridades aseguran que hay decenas de heridos.

Muchos de los afectados señalan directamente a las autoridades. «Ya tenemos una crisis económica y financiera, la gente tiene hambre y, estos bandidos y saqueadores, ¿recompensarán las pérdidas? ¿Quién va a recompensar a los que han perdido a sus seres queridos?», se interroga Bilal, un libanés de unos sesenta años.

Bilal Sayeed Oliver, más conocido simplemente como Bilal, es un cantante de neo soul de Estados Unidos.

«Es el golpe de gracia para Beirut, esto es una área catastrófica»,poca esperanza sobre el futuro muestra En declaraciones a Reuters,. Residente en el centro de la ciudad, Bilal ha pensado que se trataba de un terremoto porque todo su inmueble «se ha estremecido» con el estallido. «Sus sensores han registrado el estallido como un terremoto de 3,3 en la escala de Richter», aseguró Servicio Geológico de Estados Unidos.

El vídeo muestra una gran nube de hongo y un daño largo en toda la área. Un juzgado de la ONU va a emitir su sentencia en el proceso en ausencia de cuatro sospechosos por el homicidio con coche explosivo del ex primer ministro Hariri. El grupo de Hezbolá apoyado por Irán ha rechazado sistemáticamente cualquier papel en su muerte. La estallido quebró cristales en las ventanas de inmuebles ubicados a siete kilómetros del estallido.

Hassan Zaiter, de 32 años, es gerente del gravemente afectado Hotel Le Gray, en el centro de Beirut: «Este estallido sella el colapso del Líbano. Culpo a la clase dominante». Hace 1 día, para muchos residentes ha sido un terrible recordatorio de la guerra civil que ha desgarrado a la nación de 1975 que ha supuesto enormes deudas por la reconstrucción de áreas afectadas. a 1990 y que ha supuesto enormes deudas por la reconstrucción de áreas afectadas. «Con este estallido nos han llevado de vuelta a los años de guerra … Nuestros líderes están en coma», mencionó Ali Abdulwahed, de 46 años, gerente del Café de l’Etoile, un restaurante al lado del parlamento.

Las medidas tomadas por el coronavirus, como el teletrabajo y las clases en línea, han impedido que en algunos inmuebles de la ciudad tenga que lamentar mayores víctimas. Es el caso del Instituto Cervantes de Beirut, colocado en el centro de la capital, donde el estallido «ha impactado en contra del guardián de seguridad y un policía», ambos de nacionalidad de Libanode Libano, que se encontraban en el centro de enseñanza.

Otro ejemplo es la oficina de la agencia Associated Press en Beirut, donde el estallido ha arrancado de cuajo las ventanas y las ha empujado hacia el interior de la redacción, sobre lugares de trabajo que en cualquier otro momento habrían estado ocupados. En Twitter la periodista Dalal Mawad, al lado de una fotografía de la escena escribió: «El coronavirus nos ha salvado».

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

Countries: Ukraine, Syria, Cyprus

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Así se ha vivido el estallido masivo que ha hecho temblar Beirut: «Era como un explosivo atómico»
>>>>>Gran explosión en el puerto de Beirut durante el juicio sobre el asesinato del ex ministro Hariri – August 04, 2020 (El Mundo)
>>>>>Líbano: una fuerte explosión en el puerto de Beirut deja «daños generalizados» y hace temer por «centenares» de víctimas – August 04, 2020 (EntretenimientoBit)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 explosión 0 50 NONE 12 La explosión: 2, la explosión: 7, Una gran explosión: 1, Esta explosión: 1, esta explosión: 1
2 yo 0 20 NONE 10 me: 1, (tacit) yo: 9
3 Beirut 0 0 ORGANIZATION 9 Beirut: 8, Beirut 2: 1
4 personas 15 90 NONE 7 300 personas admitidas: 1, Personas: 2, personas ensangrentadas: 1, Otras personas: 1, personas: 2
5 nosotros 40 10 NONE 7 nosotros: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 3, nos: 3
6 zona 0 60 NONE 5 la zona siniestrada: 1, una zona catastrófica: 1, la zona: 2, toda la zona: 1
7 Oliver Bilal Sayeed 0 50 PERSON 5 (tacit) él/ella (referent: Bilal): 1, Bilal_Sayeed_Oliver: 1, Bilal: 3
8 Hadi Nasrallah 0 0 PERSON 5 (tacit) él/ella (referent: Hadi_Nasrallah): 4, Otro testigo Hadi_Nasrallah pero: 1
9 puerto 0 0 NONE 5 el puerto: 5
10 capital 0 0 NONE 4 la capital: 3, la capital libanesa: 1