Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Li Keqiang, Chinese and foreign press conference

Cuando ayer el cielo de Pekín se ha oscurecido, quedaban pocos minutos para llegar a las 16.00 horas. Se ha hecho tan de noche como si fuera de madrugada. Después han llegado la lluvia y los truenos. En ese momento, en el Gran Palacio del Pueblo, al oeste de la Plaza de Tiananmen, empezaba la ceremonia de apertura del consejo consultivo, que suponía el preludio a la Asamblea Nacional Popular de este viernes, el mayor suceso político del año, la reunión anual del Parlamento de China.

La sesión empezó con un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus. En el auditorio estaban 2.057 delegados de toda la nación, todos con mascarilla. Pero en primera hilera, los líderes del Partido Comunista, el presidente Xi Jinping, el primer ministro Li Keqiang y el vicepresidente Wang Qishan, no la llevaban.

Li Keqiang es desde el 15 de marzo de 2013 Premier de China,[1]​ y secretario del Partido en el Consejo de Estado de China.

Como se conoce en China a estas dos sesiones legislativas, desde la Revolución Cultural de Mao Zedong, fue la primera vez que se ha postergado el lianghui. Concretamente, ha comenzado con 78 días de retaso por la pandemia. Este evento supone fijar las bases políticas, económicas y sociales del año. En teoría, los 3.000 diputados de toda la nación que se reúnen en la Asamblea, entre los que están los 250 miembros del Comité Central del Partido Comunista, tienen poder y voto para promulgar leyes y supervisar el trabajo del Gobierno. Aunque, en realidad, lo que hacen es sellar unas directrices ya acordadas de antemano por el Ejecutivo.

Pero este cónclave político de siete días a puerta cerrada tiene este año una especial relevancia por varias causas. Primero, por todos los frentes abiertos en el gigante asiático: el desempleo, la caída del PIB, la nueva guerra fría con Estados Unidos, el persistente reto de Taiwan y los reclamos de Hong Kong. Segundo, por el mensaje claro que se lanza al pueblo de China y al resto del mundo al juntar bajo el mismo techo a la clase dirigente de la nación. China retoma la normalidad tras dejar atrás al coronavirus.

A su vez, por qué alguna gente utiliza los antifaces mientras otros las rechazan no es solamente un asunto de lineamientos del gobierno o de recomendaciones médicas, también tiene que ver con la cultura y la historia, con el debate sobre las evidencias e, inclusive, con las libertades individuales..

Hace 17 días, Después de un breve tiempo de bajos números de casos, las nuevas infecciones incrementaron drásticamente, lo que causó una serie de limitaciones rigurosas adicionales, el martes 05 de mayo.

Hong Kong,[3]​ oficialmente Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China,[A]​ es una de los dos lugares administrativos especiales que existen en la República Popular China, junto con Macao.

Aunque tiene que matizar que se trata de una nueva normalidad en tiempos de pandemia. Todos los diputados que asistieron a la Asamblea, desde los miembros de los lugares autónomos Xinjiang y Tibet, hasta los 200 delegados de Hong Kong, han tenido que pasar por dos pruebas de ácido nucleico. Una, antes de partir a Pekín y la otra, en la Casa de Huéspedes Diaoyutai, el hotel donde estuvieron recluidos días antes de comenzar el evento. Los mismos procesos han debido pasar los diplomáticos extranjeros y periodistas que asistieron a la ceremonia de apertura de la Asamblea. Nada más comenzar, al igual que sucedió ayer en su órgano consultor, se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas de la pandemia.

Por otra parte, pero, como todo, también hay aspectos negativos. En algunos lugares como Japón, Indonesia y Tailandia hubo carencia y Corea de Sur ha tenido que racionar los antifaces quirúrgicos.

La sesión legislativa ha empezado con la intervención del primer ministro, Li Keqiang. Y lo más enfatizado en su discurso fue que, por primera vez en la historia de esta Asamblea, un objetivo de alza económica específica no es establecido. Tiene que recordar que el PIB de la segunda potencia mundial se ha desplomado un 6,8% en el primer trimestre del año, la primera contracción desde 1976. «No establecemos el objetivo del PIB principalmente a causa de la pandemia mundial y a las grandes dudas sobre la economía y el comercio. China afronta factores impredecibles en su desarrollo», ha mencionado el primer ministro.

Pero este año había un tema que inquietaba especialmente a los políticos, más inclusive que la alza económica: el desempleo. Según un estudio de lal medio de Estados Unidos CNN Business, unos 80 millones de chinos perdieron su trabajo durante esta crisis vírica. Hace 1 mes, la tasa oficial de paro, que sólo rastrea las cifras en las áreas urbanas, ha sido del %6. El mismo porcentaje que se marcó el Gobierno este año según el reporte presupuestario presentado el viernes. Adicionalmente, la creación de nueve millones de puestos de trabajo es fijada , frente a los 11 millones de 2019.

Otro de los focos de esta Asamblea era el presupuesto que se iba a dedicar en el gasto militar. En China, algunos medios llevan semanas usando una tonalidad bélica en sus editoriales al mencionarse al enfrentamiento con Estados Unidos. Sobre todo tras los últimos movimientos militares de ambas potencias en el Mar de China Meridional. Era notorio que el Ejército Popular de Liberación había solicitado más dinero. Y hoy un incremento del %6,6 es comunicado en su gasto de defensa. Sin embargo, esto supone una desaceleración en su presupuesto militar, ya que el año pasado la subida ha sido de un 7,5%. «La alza continua en el presupuesto militar chino llega en un momento en que Estados Unidos se está volviendo cada vez más agresivo y ha llevado a cabo repetidas provocaciones militares en contra de China, que también realizó patrullas y ejercicios para salvaguardar su soberanía nacional e integridad territorial», en lugares como el Mar del Sur de China y el Estrecho de Taiwan», reza una nota del periódico estatal Global Times. «Ambos lugares se han convertido en puntos críticos, que según los observadores militares corren el peligro de transformarse en conflictos militares reales. Estados Unidos envió embarcaciones de guerra y aviones a las aguas y al espacio aéreo cerca de China con mayor frecuencia, y algunos han invadido lugares chinos.

Esta ha sido muy agresiva y ha tenido un extenso reflejo en los medios de comunicación de la época, aunque se ha olvidado muy pronto.

Durante la apertura legislativa, el primer ministro de China también abordó el acuerdo comercial de la etapa uno con Estados Unidos, dos semanas después de que el presidente Donald Trump amenazara con rescindir el acuerdo. Li Keqiang prometió que sigue en marcha a pesar del incremento de hostilidad entre ambos países. Según este último acuerdo firmado, China se comprometió a adquirir, durante dos años, al menos 200 mil millones de dólares más en bienes y servicios de Estados Unidos que en 2017, incluidos unos 40 mil millones en productos agrícolas.

Los vínculos entre las dos mayores potencias económicas del planeta ya estaban heladas antes del brote de coronavirus, a pesar de los brotes de acercamiento tras la firma de la primera etapa del acuerdo comercial. En cambio, ahora la diplomacia entre ambas naciones pasa por su peor momento en decenios. Las incertidumbres sobre el origen del coronavirus y las incesantes demandas desde Washington vuelan sobre el Gran Palacio del Pueblo de Pekín.

Hace unos días, el presidente Xi Jinping ha defendido la negociación de China durante la Asamblea Mundial de la Organización Mundial de la Salud y ha rechazado una investigación internacional sobre el origen del coronavirus hasta que se haya controlado la pandemia. China Durante el cónclave de hoy, su primer ministro van a arán de modo transparente y adecuado información relacionada con la epidemia e incrementarán la inversión en investigación de vacunas y pruebas rápidas». prometió: «China «robustecerá la cooperación con otras naciones» y que «van a reformar el sistema de precaución y control de enfermedades», así como «».difundirán de modo transparente y adecuado información relacionada con la epidemia e incrementarán la inversión en investigación de vacunas y pruebas rápidas».

Tras su contundente triunfo en las elecciones de Taiwan en enero, la presidenta Tsai Ing-wen comenzó su segundo mandato el pasado miércoles con un mensaje contundente a Pekín: no se va a someter al control de China ni a la fórmula «Una nación, dos sistemas» que fracasó en Hong Kong.

La isla, que ha sido elogiada internacionalmente por su rápida y eficiente negociación de la pandemia , protagonizó estas semanas una confrontación directa también con la Organización Mundial de la Salud por no incluirla en la Asamblea de Ginebra tras el veto de China. Hace 4 meses, el país escogió en las urnas seguir el sendero de la democracia apartada de los tentáculos de Pekín, el pasado 11 de enero.

Ahora, con el voto de confianza de Estados Unidos y después de que el mundo aplaudiese la negociación en contra de la Covid-19, el Gobierno de Tsai se siente más fuerte que nunca para plantar rostro a China. No va a haber espacio para la independencia tailandesa ni para actividades separatistas», aunque desde la oficina de Asuntos Exteriores de Pekín contestaron rápido en un comunicado: «.

EnLi Keqiang también ha consagrado unas palabras a Taiwan, rechazando «las actividades separatistas» e instando a una «reunificación pacifica». Li Keqiang es el primer ministro. Li Keqiang es el primer ministro. Pekín, adicionalmente, deja claro que no dimitirá al empleo de la fuerza para hacer valer sus protestas de soberanía.

Hace 1 día, la noticia ha caído por la tarde con fuerza e indignación sobre Hong Kong. Lo anticipó el diario South China Morning Post: «China planifica impulsar leyes de seguridad nacional para Hong Kong en su reunión anual del parlamento». Por la noche, Pekín lo ha confirmado. Por lo tanto, que los reclamos que bañaron a la ex colonia inglesa desde el pasado junio podrán ser castigadas por secesionismo, subversión y terrorismo. Adicionalmente se terminaría con el sistema de libertades de la ex colonia bajo la fórmula ‘Una nación del que no disfrutan en China Continental. Una nación es dos sistema’.

Durante la apertura de la Asamblea Nacional Popular , el primer ministro Li Keqiang ha mencionado que el Gobierno central implementaría «con rigor la fórmula de ‘Una nación, dos sistemas’ en Hong Kong». Li Keqiang También mencionó: «Se tendría que establecer un «sistema legal sólido y un engranaje de realización para salvaguardar la seguridad nacional en el lugar administrativo especial»».

En Pekín una resolución es presentada hoy para permitir que el Comité Permanente de la APN apruebe una nueva ley de seguridad nacional hecha a medida para Hong Kong. Aunque el artículo 23 de la Ley Básica de Hong Kong menciona que tiene que ser el propio lugar el que promulgue por sí mismo este tipo de leyes, de esta forma, esta nueva normativa no pasaría en ningún momento por el Parlamento local de la ex colonia para «prohibir la traición, secesión, sedición y subversión» en contra del Gobierno central de China. Por consiguiente, desde la Asamblea de Pekín van pasar por alto a los legisladores electos de Hong Kong e imponer autoritariamente los cambios. Luo Huining Hace un mes, ya solicitó: «Las leyes fueran aprobadas con urgenci para pelear violencia radical, la interferencia extranjera y las fuerzas independentistas»». Luo Huining es el jefe de la oficina de relación de China en Hong Kong.

Hasta el viernes 8 de mayo, el coronavirus había disipado los reclamos en Hong Kong. Una tregua vírica que se rompió durante una pelea de empujones en el Parlamento por una discusión para deliberar quién tenía que presidir el Comité de la Cámara, los diputados del bando prodemócrata o los parlamentarios progubernamentales. El ambiente se comenzó a caldear y ese fin de semana han vuelto los reclamos en una decena de centros comerciales. La jornada terminó con 250 presos tras las confrontaciónes ingresa manifestantes y antidisturbios.

Ahora, con la nueva ley de seguridad nacional, todo apunta a que los reclamos irán cogiendo cada vez más fuerza en un lugar con la pandemia ya controlada que ha dejado 1.064 contagiados y cuatro muertos. «Este es el fin de Hong Kong. Pekín incumplió completamente su compromiso al pueblo», ha mencionado el legislador prodemocrático Dennis Kwok.

«Esta medida socava severamente el marco legal de Hong Kong, establecido bajo los términos de la entrega de la antigua colonia inglesa al control de China en 1997», aseguran varios críticos En declaraciones recogidas por The Guardian,. El que ha sido el último gobernador inglés de Hong Kong, Chris Patten, lo calificó como un «robo integral a la autonomía de la ciudad».

Al , final fue lograda que Carrie Lam derribara la ley. Carrie Lam es la jefa del Ejecutivo. Pero no era suficiente porque los manifestantes ya habían abrazado otras cuatro demandas que no iban a soltar: retirar el epíteto «revuelta» a los reclamos del 12 de junio, lo que conlleva penas de 10 años de cárcel a los presos en las marchas de aquel día; investigar los abusos policiales durante las reclamos, libertad para los presos y conseguir un completo sufragio universal para que el pueblo pudiera escoger también al jefe del Ejecutivo. A medida que las confrontaciónes entre los manifestantes y la policía se han hecho más habituales, los reclamos empezaron a prolongarse por toda la ciudad.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: China, Taiwan

Cities: Beijing

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>China no se fija por primera vez una alza económica por el coronavirus
>>>>>Prevención del coronavirus: por qué en algunos países la gente usa mascarillas en público y en otros no – (BBC)
>>>>>Coronavirus | La gripe olvidada que mató a más de 1 millón de personas hace medio siglo – (BBC)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Li Keqiang 75 0 PERSON 9 Li_Keqiang: 4, el primer_ministro Li_Keqiang: 1, (tacit) él/ella (referent: Li_Keqiang): 1, Li_Keqiang (apposition: el primer_ministro): 1, (tacit) él/ella (referent: el primer_ministro Li_Keqiang): 2
2 Hong Kong 40 0 PERSON 9 Hong_Kong 3 oficialmente Región_Administrativa_Especial_de_Hong_Kong_de_la_República_Popular_China A: 1, (tacit) él/ella (referent: Hong_Kong 3 oficialmente Región_Administrativa_Especial_de_Hong_Kong_de_la_República_Popular_China A): 1, Hong_Kong: 6, Lo (referent: Hong_Kong): 1
3 China 30 40 PERSON 8 China: 7, (tacit) él/ella (referent: China): 1
4 protestas 0 245 NONE 7 las protestas: 7
5 Estados Unidos 40 0 ORGANIZATION 7 (tacit) él/ella (referent: Estados_Unidos): 2, Estados_Unidos: 5
6 vez 0 35 NONE 6 primera vez: 1, cada vez: 1, su vez: 1, la primera vez: 2, cada vez más agresivo: 1
7 Pekín 20 30 ORGANIZATION 6 Pekín: 4, Pekín además: 1, Una antes_de partir a Pekín y la otra en la Casa_de_Huéspedes_Diaoyutai el hotel: 1
8 Tsai Ing-wen 140 50 PERSON 5 la presidenta Tsai_Ing-wen: 1, (tacit) ella (referent: la presidenta Tsai_Ing-wen): 1, (tacit) él/ella (referent: la presidenta Tsai_Ing-wen): 3
9 regiones 80 0 NONE 5 regiones: 1, las zonas urbanas: 1, las dos regiones administrativas especiales: 2, Ambas regiones: 1
10 Asamblea 0 0 ORGANIZATION 5 esta Asamblea: 1, la Asamblea: 3, (tacit) él/ella (referent: esta Asamblea): 1