Por: SentiLecto

El grupo terrorista supo consolidarse mientras la vista estaba puesta en Estado Islámico y sigue siendo una amenaza

MADRID, 1 May.

«Puedo comunicar al pueblo de Estados Unidos y al mundo que Estados Unidos ha llevado a cabo una operación en la que ha fallecido Usama bin Laden, el líder de Al Qaeda». Hace 10 años, con estas palabras Barack Obama desvelaba la muerte del que había sido el hombre más buscado a nivel mundial. Barack Obama es el presidente de Estados Unidos. Diez años después, la organización terrorista que ha creado y que ha cometido el peor atentado hasta la fecha sigue siendo una amenaza.

La desaparición de su líder no terminó con Al Qaeda que, bajo la batuta del egipcio Ayman al Zawahiri, su ‘número dos’, ha logrado sobrevivir en una decenio de cambios en la escena mundial y también en la yihadista, principalmente por la irrupción en 2014 de Estado Islámico y su califato, y mantener la amenaza, gracias a su presencia en varios continentes. La muerte de Bin Laden se ha producido en plena ‘Primavera Árabe’, un momento de revuelo en varias naciones musulmanas que Al Qaeda, que , al que siempre se reprochó su falta de carisma en comparación con Bin Laden, Al Qaeda no solo supo sobreponerse a la pérdida de su líder, sino que también sobrevivió a la escisión de Estado Islámico, cuyo origen ha sido la filial en Irak, ha sabido aprovechar, centrándose en la situación local en las distintas naciones y el malestar concreto hacia sus autoridades , pero sin perder nunca de vista su objetivo de una yihad global que permita, en último término, la instauración de un califato.

Al principio de la pasada decenio el grupo terrorista, cuyo núcleo central estaba en la zona de Afganistán/Pakistán, contaba con filiales reconocidas en el Magreb , en la península Arábiga , en Somalia y en Irak. Hoy en día, su presencia patrimonio es mantenida en estas naciones con mayor o menor, y se ha difundido a otras áreas, en particular hacia el Sahel, donde opera el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes . y posteriormente del Frente al Nusra, que ha pasado a ser la filial oficial en Siria tras el cisma con Abu Bakr al Baghdadi.

El veterano yihadista egipcio logró que todas las filiales le jurasen su lealtad e inclusive en 2014 ha lanzado una nueva franquicia, Al Qaeda en el Subcontinente Indio, y se convertía en el grupo terrorista estrella en la escena mundial, ha sabido impedir una sangría con un trasvase masivo de combatientes, aunque observó como Estado Islámico.

«No recibe el crédito suficiente por haber mantenido a la red cohesionada en unos momentos tan desafiantes», sintetiza Tore Hamming, especialista del International Centre for the Study of Radicalisation , en un reciente artículo en Lawfareblog.

| Mohammaed Mahdi, quien ha perdido su pie en el estallido de una mina, espera a un médico de la Cruz Roja en su casa de Kabul en agosto de 2004. Esta imagen la ha captado el fotógrafo de Associated Press Emilio Morenatti, quien cuando el vehículo blindado en el que se encontraba ha impactado un explosivo en la carretera, cinco años después ha perdido parte de su pierna. | Soldados de Estados Unidos toman posturas defensivas después de recibir fuego de posturas de los talibanes en el valle Korengal de Afganistán en mayo de 2009. El militar Zachary Boyd todavía estaba en sus bóxers de «I love NY» porque ha salido corriendo de su habitación para unirse a sus compañeros de pelotón.

Tampoco está claro si de haber seguido vivo Bin Laden el cisma no sería producido con Al Baghdadi, dado el distanciamiento que el grupo que lideraba había protagonizado con la doctrina y las prácticas de Al Qaeda, aunque la pérdida de la preeminencia en la yihad global pueda estimarse como una derrota de Al Zawahiri.

Y a la vez ha tenido una contrapartida beneficiosa para los de Al Zawahiri, ya que los esfuerzos antiterroristas a nivel mundial han puesto su foco principalmente sobre Estado Islámico, dejando a Al Qaeda vía libre para reorganizarse y para consolidarse, acelerando su «localización» y sus lazos con grupos locales, respaldando a la población de sus Sectores de representación e impidiendo alienarlas con sus actividades.

«Hoy en día, Al Qaeda tiene más combatientes activos en más naciones que nunca. Se ha robustecido sin hacer sonar las alarmas en las capitales occidentales, construyendo una base popular a través de su esfuerzo de ‘localización’ mientras que aún persigue su capacidad de llevar a cabo ataques terroristas transnacionales», sintetiza Katherine Zimmerman en un artículo para Hudson Institute. Katherine Zimmerman es experta de American Enterprise Institute.

En el lugar donde antiguamente se levantaba su complejo residencial, compuesto por una vivienda de tres plantas, rodeada por altos muros y no muy lejos de una base militar paquistaní, ahora solo queda un campo abierto y una gran losa de hormigón, único vestigio de su escondite.– Las Fuerzas Especiales de EE.UU. cruzan las paredes exteriores del complejo antes de abrirse paso a través de la planta baja del inmueble de tres pisos. La balacera luego pasa al segundo y tercer piso.

Según The Soufan Center, Al Qaeda contaría en la actualidad con entre 30.000 y 40.000 combatientes en todo el mundo. El grupo concentró sus acciones en varios escenarios concretos: Afganistán/Pakistán, el Subcontinente Indio, Siria, Yemen, África Oriental, el Magreb y el Sahel.

«Se encontraría Al Zawahiri»,Zimmerman, los principales líderes de Al Qaeda, su núcleo central, estaban concentrados en el primer lugar, donde Zimmerman Antiguamente, , los principales líderes de Al Qaeda, su núcleo central, estaban concentrados en el primer lugar, donde se cree subraya subraya Antiguamente,. pero hoy en día «están dispersos en las filiales así como en Irán y siguen brindando las líneas estratégicas a los líderes de las filiales». «Las propias filiales siguen siendo fuertes, en muchos casos más fuertes que sus homólogas de Estado Islámico», incide lo especialista.

No obstante, el suceso de que Al Qaeda no haya perpetrado atentados de gran importancia en los últimos años generó una cierta percepción de que el grupo ya no es la amenaza que era en otra época, algo que los especialistas en yihadismo se afanan por rechazar, sobre todo en un momento en que Estados Unidos y sus aliados prevén retirarse de Afganistán, donde los líderes del grupo terrorista siguen teniendo un asilo seguro a pesar del acuerdo entre Washington y los talibán.

Esta semana The Soufan Center, el centro de estudios que dirige Ali Soufan, un antiguo agente del FBI y que ha sido de los primeros en investigar al grupo terrorista y su líder. escribía: «Una decenio después de la muerte de Usama bin Laden, Al Qaeda sigue siendo una amenaza, una que podría transformarse en metástasis tras la retirada de Estados Unidos».

Por su parte Zimmerman, que «el grupo está esperando pacientemente para reivindicar el triunfo tras la retirada estadounidense de Afganistán». previene: «La fatiga de Occidente con la llamada ‘guerra inacabable’ y la necesidad de apartar recursos de la pelea antiterrorista hacia otras prioridades de seguridad nacional va a aliviar la presión sobre Al Qaeda».

La organización que creó a finales de los años 1980 Bin Laden supo posicionarse para volver a estar al frente del yihadismo salafista en los próximos años, advierte, incidiendo en que «la tarea de separar a Al Qaeda de las comunidades en las que se consolidó no es fácil», ya que este plan de localización les brinda «acceso al terreno, recursos y potenciales reclutas» y en muchos contextos disfruta inclusive del beneplácito de la población local.

Pero el grupo terrorista enfrenta también un momento dudoso con respecto a su mando. En los dos últimos años encadenó la pérdida de varios de sus líderes -entre ellos Hamza bin Laden, hijo de su fundador, o Abú Muhamad al Masri, su ‘número dos’- a lo que se han agregado en los últimos meses los chismes sobre que el propio Al Zawahiri habría fallecido o estaría muy enfermo.

Al Qaeda ha publicado hace unas semanas un mensaje de Al Zawahiri con el que a priori buscaba brindar una prueba de vida pero que no terminó con las especulaciones, ya que sus observaciones sobre la persecución de la minoría mahometana rohigya en Birmania eran atemporales. De confirmarse la muerte del egipcio, el siguiente en la línea sucesoria sería Saif al Adel, ‘número tres’ en el escalafón hasta hace solo unos meses.

Hamming comenta: «Irán tendría un influjo significativo sobre el emir de Al Qaeda y probablemente le impondría limitaciones». «Esto no solo limitaría su control sobre el grupo sino que volvería a Al Qaeda vulnerable a las críticas de yihadistas adversarios, que desacreditarían al grupo» puesto que Irán es una nación de mayoría chií y el grupo terrorista es preeminentemente suní.

Fuente: EuropaPress

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: United States, Syria, Spain, Somalia, Iraq, Iran

Cities: Madrid

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Diez años después de la muerte de Bin Laden, Al Qaeda está más fuerte que nunca
>>>>>EXCLUSIVA | Al Qaeda promete ‘guerra en todos los frentes’ contra Estados Unidos mientras Biden se retira de Afganistán – (CNN en español)
>>>>>Así fue la operación comando que acabó con la vida de Osama bin Laden | Euronews – April 30, 2021 (Euronews)
>>>>>A 10 años de la muerte de Osama bin Laden: así fue el operativo contra el líder de Al Qaeda y lo que pasó antes y después – April 30, 2021 (CNN en español)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 grupo 55 304 NONE 10 el grupo: 5, el grupo terrorista: 3, El grupo terrorista: 1, El grupo: 1
2 el A Zawahiri 40 50 PERSON 10 A_el_Zawahiri: 2, el propio A_el_Zawahiri: 1, A_el_Baghdadi: 1, A_el_Qaeda: 5, A_el_Qaeda vulnerable: 1
3 la organización 33 113 NONE 8 (tacit) él/ella (referent: La organización): 8
4 Qaeda 0 0 ORGANIZATION 7 (tacit) él/ella (referent: el Qaeda): 1, el Qaeda: 6
5 amenaza 0 225 NONE 5 una amenaza: 3, la amenaza: 2
6 Zachary Boyd 20 0 PERSON 5 (tacit) él/ella (referent: El militar Zachary_Boyd): 4, El militar Zachary_Boyd: 1
7 Primavera_Árabe 0 0 OTHER 5 Primavera_Árabe: 1, (tacit) él/ella (referent: Primavera_Árabe): 4
8 Irán 1 77 PLACE 4 Irán: 3, (tacit) él/ella (referent: Irán): 1
9 Islámico 0 0 PERSON 4 Estado_Islámico: 4
10 Katherine Zimmerman 0 0 PERSON 4 Zimmerman: 1, Katherine_Zimmerman (apposition: experta de American_Enterprise_Institute): 1, su parte Zimmerman: 1, (tacit) él/ella (referent: Zimmerman): 1