Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Corner of Downing St and Whitehall, London – May 2008

«Una pandemia les ha arrebatado las Navidades con sus seres queridos», van a recordar los ingleses para siempre el mes de diciembre de 2020 como el primer año de sus vidas en. Los extranjeros que vivían en el Reino Unido, muchos de ellos europeos, no van a olvidar la agonía de los días previos a la Nochebuena por pretender encontrar un vuelo que saliera antes del cierre de fronteras internacional que se ha producido. En Downing Street, sin embargo, va a quedar para siempre un recuerdo más dulce, o seco, según gustos, pues ha sido el momento en que se ha profesionalizado la tradición del ‘vinito de los viernes’.

Downing Street es una calle de Londres que aloja las residencias oficiales del primer ministro del Reino Unido y del Canciller de la Hacienda.

Puestos a saltarse las leyes que ellos mismos redactaban para el resto de la población, han debido pensar, mejor hacerlo con estilo. Hace 8 meses, pues se tiene constancia los trabajadores, cansados del vino templado, acordaron adquirir una vinoteca apreciada en casi 250 euros que han colocado en la sala de prensa, tras meses de fiestas secretas en las dependencias del primer ministro de al menos 16 de ellas desde mayo. Ahí almacenaban cuidadosa y precisamente a 5ºC las 34 botellas que previamente, a la carrera y con poca caricia, habían traído desde el hipermercado más cercano ocultas en un equipaje con ruedas.

En The Times uno de los miembros del personal de Downing Street asegura: «Era una estrategia recurrente que se prolongaba hasta las 3 de la mañana». «A la gente le gustaba dormir la mona en los sillones, se despertaban ahí de resaca, con tazas de alcohol tirados por la mesa que debían recoger el personal de aseo… Una cultura de la borrachera era instalada «.

Unas 40 personas han participado en la reunión, en la que se han comido aperitivos de picnic y alcohol fue consumido, de acuerdo con ITV News. En aquel momento, las normas del confinamiento permitían únicamente reunirse al aire libre con una sola persona no conviviente y respetando una distancia de dos metros.

El lunes 20 de diciembre el Gobierno inglés restó relevancia a la última foto en la que se observaba al primer ministro, Boris Johnson, sentado al lado de su mujer y otros miembros del personal de Downing Street en pleno primer confinamiento, alegando que » era una reunión de trabajo» y no una de las múltiples fiestas que generaron toda una tormenta política en Reino Unido.

De todas las fiestas que salieron a la luz hasta el momento, las más dolorosas para el público fueron las que se festejaron la noche previa al funeral del duque de Edimburgo en abril de 2021. Hace 14 días, dos eventos de adiós fueron planeados para el jefe de Comunicaciones del primer ministro que se marchó como subdirector al periódico The Sun que se marchó como subdirector al periódico The Sun, ese viernes, uno más de tantos que se marchó como subdirector al periódico The Sun, y una de las fotógrafas personales de Johnson. Se danzó, se tomó mucho alcohol y la juerga se ha descontrolado hasta tal punto que ambos grupos se han juntado en el jardín del número 10 de Downing Street donde uno de los asistentes, ciego por la bebida, quebró uno de los juguetes del hijo del premier al pretender subirse encima.

A Sue Gray, la persona encargada de llevar a cabo la investigación independiente del llamado Partygate, se le amontona, por tanto, el trabajo. La persistente aparición de nuevas informaciones podría postergar un poco más el documento al que Boris Johnson no pierde la esperanza de poder tomarse, pese a que se esperaba que publicara las conclusiones de su reporte a finales de la semana que viene. Si no es demasiado duro con él y con sus trabajadores, y le adquiere la versión de que todas estas fiestas no eran más que reuniones de trabajo, el líder conservador puede tener una ocasión de no observarse forzado a renunciar.

Alexander Boris de Pfeffel Johnson,[1]​ conocido como Boris Johnson, es un político y periodista inglés.

La dificultad es que parece que Gray, que lleva por bandera el orgullo de conocer los secretos de todos los que pasaron por Downing Street durante la última decenio por ser la encargada de velar por la ética dentro del Gabinete, parece sentirse dolida personalmente. No solo es que lograran taparle lo sucedido durante esos meses, sino que sospecha, según la prensa inglesa, que a los que entrevistó últimamente los trabajadores son puestos de acuerdo en una versión para distorsionar la verdad de los sucesos.

«El evento sería realizado con» distancia social»»,publicó el que se especifica ITV La cadena de televisión inglesa el correo electrónico de invitación a la reunión, en. El confinamiento en Reino Unido estaba en vigor el 20 de mayo y no ha sido hasta doce días después, el 1 de junio, que las autoridades inglesas calmaron las limitaciones para permitir a grupos de hasta seis personas reunirse en exteriores.

El público, sin embargo, no parece dispuesto a pasar por el aro, pues ahora mismo, y según una reciente encuesta de The Times, un 63% de los ingleses estima que Boris Johnson debería renunciar, y solo el 24% estima lo opuesto. El resto no lo tiene claro todavía. Eso sí, en lo que parece que hay bastante unanimidad , es en que el primer ministro no fue sincero a la hora de hablar de las fiestas festejadas en Downing Street durante el confinamiento, y el mismo porcentaje piensa, adicionalmente, que esos eventos no han sido en ninguna manera aceptables.

Todavía más rabia han despertado las imágenes del equipo de prensa de Johnson bromeando sobre cómo tapar al público una supuesta fiesta navideña que había tenido lugar en la sede del gobierno el 19 de diciembre de 2020.No es la primera vez que el Gobierno de Johnson recibe críticas por la celebración de fiestas en los momentos más duros de la pandemia. Hace 2 años, cuando regía otro confinamiento en Reino Unido, una fiesta fue festejada a la que han asistido » decenas » de personas, el 18 de diciembre de 2020. La doctrina oficial pasaba entonces por prohibir las reuniones en interiores salvo para miembros de una misma burbuja familiar y limitar al máximo los contactos.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: United Kingdom

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>La ‘cultura de la borrachera’ en Downing Street: una vinoteca, sillones para pasar la resaca…
>>>>>»Trae tu propia botella»: Boris Johnson organizó otra fiesta multitudinaria en Downing Street durante el confinamiento – January 11, 2022 (El Mundo)
>>>>>Johnson, de nuevo en el punto de mira por una fiesta en Downing Street durante el primer confinamiento – January 11, 2022 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Boris Johnson baraja reducir a cinco días el confinamiento para positivos asintomáticos – January 10, 2022 (EuropaPress)
>>>>>Johnson admite que asistió a la fiesta en Downing Street durante el primer confinamiento y pide perdón – (EuropaPress)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Downing Street 0 0 PERSON 6 Downing_Street: 5, (tacit) él/ella (referent: Downing_Street): 1
2 Alexander Boris de Pfeffel Johnson 10 0 PERSON 5 Alexander_Boris_de_Pfeffel_Johnson 1: 1, Boris_Johnson: 4
3 primer_ministro 0 42 NONE 4 el primer_ministro: 4
4 su mujer y otros miembros de el personal de Downing_Street 0 25 PERSON 4 su mujer y otros miembros de el personal de Downing_Street: 1, (tacit) ellos/ellas (referent: su mujer y otros miembros de el personal de Downing_Street): 3
5 Gray Sue 0 0 PERSON 4 Sue_Gray: 1, (tacit) él/ella (referent: Gray): 1, Gray: 2
6 Reino_Unido 0 0 PLACE 4 el Reino_Unido: 1, Reino_Unido: 3
7 empleados 0 0 NONE 4 sus empleados: 1, los empleados: 3
8 fiesta 110 0 NONE 3 una fiesta: 2, una supuesta fiesta navideña: 1
9 ITV 0 0 ORGANIZATION 3 ITV: 1, (tacit) él/ella (referent: ITV): 2
10 confinamiento 0 0 NONE 3 El confinamiento: 1, otro confinamiento: 1, pleno primer confinamiento: 1