Por: SentiLecto

Cabo Verde es escenario hoy de un nuevo capítulo de la guerra fría contemporánea. Cabo Verde es archipiélago a las puertas de África. Por un lado, Estados Unidos porfiando para redondear su golpe maestro en contra del chavismo y extraditar al empresario colombiano Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro y operador internacional clave de la revolución. Por el otro, Venezuela y sus aliados rusos y cubanos apretando para rescatar al multimillonario que regalaba llaveros antes de ingresar en el círculo de la ex senadora izquierdista Piedad Córdoba y de la revolución bolivariana.

Su avión privado Bombardier Global hacía escala en Cabo Verde, recién llegado de Caracas y con destino a Moscú y Teherán, con la misión de encanalar una nueva transfusión de combustible desde Irá Bombardier Global es un jet de lujo.

Hace 1 mes, Venezuela necesitaba ayuda humanitaria urgente para pelear en contra del coronavirus a pesar de los persistentes mensajes de triunfalismo que lanzaba la administración revolucionaria que aseguraba tener la pandemia bajo control,, el martes 26 de mayo. Esta era la conclusión fundamental de la investigación realizada por Human Rights Watch y la Universidad de Estados Unidos Johns Hopkins, que se presentaba martes y que aireaba la situación desastrosa de los hospitales públicos y el pésimo servicio de agua.

Alex Nain Saab Morán [1]​ es un empresario colombiano de ascendencia libanesa[2]​ con nacionalidad venezolana,[3]​ involucrado en la filtración de Panama Papers, que ha sido dicho por las autoridades de Colombia y Estados Unidos y en investigaciones periodísticas por realizar inciertos negocios con diferentes empresas calculando el lavado de dinero de unos 135 millones de dólares[4]​ con el gobierno venezolano,[5]​ en diferentes operaciones de importación como el suministro para casas prefabricadas de la misión vivienda por un monto de 685 millones de dólares, otras facturas de 340 millones de dólares en las ventas de cajas CLAP al gobierno de Táchira y 425 millones millones de dólares en ventas al sistema Clap con su empresa Group Grand Limited de Hong Kong[6]​, la empresa Asasi food FZC registrado en Emiratos Árabes Unidos tiene varios contratos por un total de 548.78 millones de euros, [7]​[8]​ y otras operaciones de importación ficticias, a diferencia de otros empresarios colombianos que tuvieron que dejar de exportar a Venezuela, por incertidumbre frente a los pagos y controles en el cambio de divisas.

Nicolás Maduro Moros es un político, diplomático y dirigente sindical venezolano que ejerció como ministro de vínculos exteriores entre 2006 y 2012, como vicepresidente de la nación desde 2012 al 2013 y presidente de Venezuela durante el tiempo 2013-2019[2]​ y actualmente para el tiempo presidencial 2019-2025,[3]​[4]​ este último tiempo con reconocimiento parcial de su mandato.

El procedimiento se puede «retrasar algún tiempo», anticiparon fuentes gubernamentales a la Agencia Efe tras la captura del negociante barranquillero, fugitivo en su nación y en EEUU, a quien una demanda por lavado de dinero causó la notificación roja de la Interpol nada más aterrizar el viernes en el aeropuerto africano.

Un equipo de letrados del régimen bolivariano ya defiende a Saab, que se juega su futuro en los tribunales caboverdianos en las próximas horas tras recibir el voto de confianza incondicional de su gran amigo, Nicolás Maduro. Tan relevante es Saab para el «presidente pueblo» que el comunicado hecho público en la noche del sábado por la Cancillería chavista es una confesión pública: el torpedo de Estados Unidos explotó en el medio de su línea de flotación.

En el documento, el gobierno reconoce al fugitivo Alex Saab como un «agente» bolivariano, a quien se nacionalizó por vía exprés a pesar del pedido de captura internacional. Y con «inmunidad diplomática», aceptada a un empresario corrupto que amasó miles de millones por sus negocios con los jerarcas chavistas.

A su vez, sus tentáculos, empresas y negocios también se han prolongado para facilitar las últimas operaciones revolucionarias que buscan evadir los castigos de EEUU, desde el contrabando de oro hasta el negocio del combustible con Irán.

Estatalización sospechosas sin cumplir los pedidos que marca la ley, designaciones diplomáticas sin publicar en Gaceta y la ratificación pública, después de siete años de negativas, de que Saab es «uno de los nuestros» revolucionarios.

«Venezuela emprendió todas las negociaciones correspondientes por la vía diplomática y legal para garantizar los derechos humanos de Alex Saab y hace un llamado al estado caboverdiano a dejar en libertad al ciudadano, facilitando su retorno y cuidando sus derechos fundamentales», remacha la nota firmada por el canciller Jorge Arreaza. Puertas de retorno abiertas para el aliado cuando en la frontera con Colombia miles y miles de ciudadanos venezolanos, se desesperan ante el cierre parcial ordenado por Caracas para evitar su retorno a la nación.

Se ha habilitado una autopista de vuelta a La Parada, donde para que esperen y duerman los cientos de venezolanos que quieren volver, Yofran Bracho, un albañil de 34 años, se queja de estar » padeciendo de todo «.

«Señor Arreaza, gracias por ayudarnos a demostrar la vinculación de Saab con su régimen y con Maduro. Es la prueba que los vincula a ustedes con la droga, el lavado de dinero y la corrupción. Es la evidencia más clara de cómo actúa el crimen organizado», contestó Carlos Vecchio, embajador en EEUU de la presidencia encargada.

La detención se produce sólo tres días después de que las autoridades de Colombia embargaran parte de las propiedades del empresario, quien figura en la ‘lista negra’ del Departamento del Tesoro y está sancionado por el Gobierno de Washington. La larga lista de demandas que recaen en contra de él comprenden enriquecimiento ilícito, lavado de activos, exportación o importación ficticia y fraude, además de ser señalado como cabeza del esquema de corrupción en Venezuela. «Se ha apoderado de recursos millonarios dedicados a la adquisición de comidas y mercados que han llegado a valores superiores y descompuestos», sintetizó la Fiscalía de Colombia la semana pasada.

El amigo de la senadora izquierdista Piedad Córdoba no podía faltar a la cumbre, superados los «vientos de guerra» entre ambas naciones. Su meteórica carrera a los cielos de la revolución terminaba de empezar.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: United States, Colombia, Venezuela

Cities: Caracas

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Nueva guerra fría entre Venezuela y EEUU por el testaferro de Maduro capturado en Cabo Verde
>>>>>Estados Unidos captura en África a Alex Saab, el principal testaferro de Nicolás Maduro – June 13, 2020 (El Mundo)
>>>>>Coronavirus en Colombia y Venezuela | «Crucé todo un país a pie para nada»: los venezolanos que se devolvieron a su país y cuyo gobierno ahora les restringe la entrada – June 10, 2020 (BBC)
>>>>>Alex Saab, el escurridizo empresario colombiano al servicio de Nicolás Maduro – June 14, 2020 (EntretenimientoBit)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Alex Saab 90 0 PERSON 5 Saab: 4, el prófugo Alex_Saab: 1
2 Nicolás Maduro 55 0 PERSON 3 Maduro: 1, (tacit) él/ella (referent: Nicolás_Maduro): 1, Nicolás_Maduro_Moros: 1
3 Bombardier Global 0 0 PERSON 3 Bombardier_Global (apposition: un jet de lujo): 1, (tacit) él/ella (referent: Bombardier_Global): 2
4 Johns Hopkins 0 0 PERSON 3 Johns_Hopkins: 3
5 Washington de 0 0 PERSON 3 el Gobierno_de_Washington: 1, (tacit) él/ella (referent: el Gobierno_de_Washington): 1, él (referent: el Gobierno_de_Washington): 1
6 empresario 0 60 NONE 2 un empresario corrupto: 2
7 la larga lista de acusaciones 0 50 NONE 2 La larga lista de acusaciones: 2
8 prueba 0 40 NONE 2 la prueba: 2
9 venezolano 30 0 NONE 2 un político diplomático y dirigente sindical venezolano: 2
10 vía 15 0 NONE 2 la vía diplomática: 1, vía: 1