Alejandra Botero y el viceministro de Hacienda