El Cac 40 de París y el Dax de Fráncfort