el fiscal general Bill Barr y la portavoz de La Casa Blanca